Inicio / Predicas Cristianas / La Iglesia y el Espíritu Santo – Fuerza en Movimiento

La Iglesia y el Espíritu Santo – Fuerza en Movimiento

Predicas Cristianas

Cuando hablamos de movimiento, se nos viene a la mente la sensación de desplazamiento, de ir de un lugar a otro, nos imaginamos una pelota rodando o saltando de un lugar a otro.

Ese movimiento es provocado por un efecto invisible que actúa sobre un objeto y que se llama fuerza.
Conforme las leyes de la física, todo lo que sea físico va a actuar o responder de la misma manera y aunque lo espiritual no necesariamente se rige en un marco de lo físico, de una u otra forma sucede algo similar.

Jesús demando a la iglesia a estar en movimiento constante cuando dijo en el libro de Mateo 28, versículo 18: “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 POR TANTO, ID, (Denota Movimiento) Y HACED (Acción) DISCÍPULOS a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas.”

Quiero hablarle desde la óptica de la física para lo cual tuve que investigar y recurrir a una fuente muy interesante llamada profesor en linea quien me ha aportado el conocimiento autorizándome para poder explicar más a fondo esta palabra. Cuantos vieron física en el colegio, “que materia tan difícil”, en mi caso particular, la física pasó por mí.

Pero deseo poderle compartir algunos principios de la fuerza y el movimiento, de manera que nos sea revelada la intensión de esta palabra rectora para marchar durante el año 2019, realizando nuestra tarea de extender el Reino de Dios sobre la tierra que no es otra “que Ir” , marchar, movernos en torno a un objetivo el cual es “predicar el evangelio” con un efecto positivo que es “haciendo discípulos y bautizándoles”.

Fuerza y movimiento son dos eventos físicos que están ligados, entrelazados. Pero, aunque la fuerza puede manifestarse sola, el movimiento no es posible sin el concurso de una fuerza.

En la vida espiritual en este caso, el movimiento lo hace la iglesia cuando día a día alcanza sus metas, pero ese movimiento requiere de una fuerza. La fuerza la ejerce el Espíritu Santo a través de las personas.  Zacarías 4:6Así que el ángel me dijo: «Ésta es la palabra del Señor para Zorobabel:» “No será por la fuerza ni por ningún poder, sino por mi Espíritu —dice el Señor Todopoderoso—.”

Como la fuerza es invisible, alguno de los efectos producidos por esta, también son invisibles.

Entonces, definamos ¿Qué es una fuerza?:  Dice el profesor en linea, que la fuerza se relaciona con la acción que ejerce un cuerpo sobre otro. Los objetos son los que poseen la capacidad de ejercer fuerzas a causa de algún tipo de interacción.

Según esto, los creyentes, Ud. y Yo, tenemos la capacidad de interactuar sobre los no creyentes con el fin de hacer mover la iglesia de Cristo.

Durante toda la historia del ser humano y su relación con Dios, éste siempre ha estado en movimiento. En el huerto, se movía a diario buscando la presencia de Dios. En el desierto, se movía en búsqueda de una tierra prometida. Durante el ministerio de Jesús en la tierra, se movía en búsqueda de el pan de vida; y en la iglesia de hoy podríamos decir que nos movemos en dos esferas: Una, terrenal donde buscamos día a día alcanzar la estatura del varón perfecto y otra, profética o esperanzadora, que es la vida eterna.

Teniendo claro para dónde va la iglesia, y que el destino ya está asegurado por Dios, la meta la tenemos clara. Ahora, es necesario dedicarnos a estudiar sobre la fuerza y algunos de sus principios que se aplican a la iglesia universal, a la par que responderemos algunas preguntas.

Para comenzar, definamos que una ley es algo constante que permanece, no es inconstante, hoy si mañana no.

Cuando nos enseñaron de física en el colegio nos hablaron de las leyes de Newton que hoy quiero recordádselas.

1. LEY DE NEWTON. TODO CUERPO EN REPOSO QUE RECIBA UNA FUERZA EXPERIMENTA UN CAMBIO. O También llamada la ley de la inercia.

Un cuerpo que se encuentra en reposo o con movimiento rectilíneo uniforme, tiende a mantener ese estado siempre que no sea afectado por algún tipo de fuerzas.

Esto me lleva a la palabra al libro de Hechos 1:8Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”.

La iglesia se Jesucristo estaba estática, temerosa, en incertidumbre, quizás con duda porque habían pasado 50 días y no se cumplía esta promesa. Pero dice Hechos 2:2-4: “Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Y hubo los mayores milagros y prodigio

IGLESIA,   LA ÚNICA FUERZA QUE MUEVE LA IGLESIA SE LLAMA ESPÍRITU SANTO.

No podemos pretender predicar el evangelio con la manipulación, predicándole a las emociones, Es el Espíritu Santo quien mueve a las personas al arrepentimiento y a la convicción de pecados.

Cuanto tiempo llevas tratando que un hijo tienda la cama antes de ir al colegio, que el esposo no deje los zapatos atravesados a la entrada del cuarto, que la esposa no deje el bolso botado en la mitad de la sala; o con los niños que dejan las medias en la mesa del comedor o sus zapatos…

No es posible con nuestras fuerzas, solo lo hace el Espíritu Santo.

Una vez la persona (papa, mama, hermano, hijo) reciba el toque del Espíritu Santo, no el suyo, esta persona no volverá atrás. Una vez reciba el toque del Espíritu, algo se accionará en ella y cambiará su curso, crecerá, será transformada.

2. LEY DE NEWTON. TODOS LOS OBJETOS QUE EN MOVIMIENTO ESTÁN VARIANDO CONTINUAMENTE SU VELOCIDAD, ADQUIEREN ACELERACIÓN.

El cambio de velocidad (aceleración o deceleración) de un cuerpo es producido por un desequilibrio entre las fuerzas que actúan sobre él. Esta aceleración o deceleración del objeto es directamente proporcional a la fuerza neta que actúa sobre él. En otras palabras si la fuerza no está equilibrada, el cuerpo no avanza constantemente, se estanca, se detiene, llega tarde.

Y esto me lleva a la palabra al texto de Eclesiastés 4:12Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!

Equilibrio de fuerzas: Sobre los cuerpos, siempre está actuando alguna fuerza. Pero su presencia no siempre es evidente. En ocasiones las fuerzas que interactúan sobre un cuerpo se contrarrestan entre sí, lo cual puede describirse como que “las fuerzas se anulan mutuamente y el cuerpo se encuentra en equilibrio”.

Acerca Alejandra Maria Borda Leon

Pastor Afiliado al Centro Familiar de Adoración, ministerio Centro Cristiano Internacional Cúcuta. Graduada en Técnico en Teología y Ciencias Bíblicas IBS. Graduada en Teología Bíblica y Ministerial Instituto Bíblico Asambleas de Dios. Licenciatura en Psicología Familiar Cristiana UNPI. Diplomado en Maximización de Potencial de Recurso Humano. Feliz mente casa, madre de tres jóvenes y servidora del Señor.

Revise también

Predicas Cristianas - Conformados o transformados

Un corazón transformado

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que un corazón transformado por la Palabra de Dios tiene gran poder para sanar y restaurar por medio..

Un comentario

  1. Hermana Dios te bendiga ,excelente sermon El señor te siga usando saludos desde Calabozo Edo Guarico ,Venezuela Iglesia Del Nazareno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *