Inicio / Predicas Cristianas / Tierra de prosperidad

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas

No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad porque no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio, pues dice el Señor:

Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundanciaJuan 10:9-10

Y eso también incluye el área material, siempre sin olvidar que las riquezas y la gloria vienen de Dios, y Él es quien tiene el poder para hacer que crezcas, te desarrolles, y prosperes en tu vida.

Anuncios

Necesitamos volver a la verdadera fuente de provisión, y buscar en ella la verdadera bendición, sabiendo que es el lugar correcto en donde buscarla, y esto hará que puedas experimentar la grandeza del Señor en tu forma de vivir, logrando grandes cosas para Su Gloria y tu crecimiento, reconociendo que las riquezas y la gloria vienen, y son de Dios, por lo que debemos dejar de buscarlas en otro lado.

Leamos la palabra de Dios

Deuteronomio 6:1-12Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que te daría, en ciudades grandes y buenas que tú no edificaste, y casas llenas de todo bien, que tú no llenaste, y cisternas cavadas que tú no cavaste, viñas y olivares que no plantaste, y luego que comas y te sacies, cuídate de no olvidarte de Jehová, que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre”.

Para hablar de una tierra donde fluye leche y miel, es decir, para hablar de las bendiciones del evangelio, lo primero que se necesita es crecer con la alimentación espiritual que simboliza la leche. Se necesita alimentarse bien con lo básico del evangelio para combatir las enfermedades espirituales.

Se necesita crecer con la leche espiritual para vencer al pecado, se necesita leche para estar sólidos en los fundamentos y no caer en los engaños del mundo. Se necesita aprender a adorar a Dios, a como acercarse a Él, y las demandas que Dios tiene para sus hijos cosa que sin una buena alimentación es difícil cumplir.

Anuncios

Al llegar a Cristo fuimos librados de la esclavitud del mundo que nos tenía en sus manos, caminábamos bajo los principios dictados desde la caída de adán, esclavizados en lo físico y espiritual.

Nada hacíamos bien y nos alejamos de Dios formando nuestro propio gobierno, al dejar al mundo por el poder de Dios, nos alejamos de todo esto pero necesitamos ser limpiados y enseñados para no mezclar lo santo con lo profano, es decir necesitamos beber la leche espiritual no adulterada y en el mundo no se encuentra.

La tierra de la bendición que el Señor te entrega es buena y deseable

Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dadoDeuteronomio 8:7-10

Podemos ver que los cananeos ya tenían esta bendición, vivían en esa tierra, pero se olvidaron de Dios, no lo buscaron sino que se entregaron a sus abominaciones, y nadie está libre del castigo de Dios si se olvidan de Él.

si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis. Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la voz de Jehová vuestro DiosDeuteronomio 8:19-20.

Anuncios

Los cananeos vivían bien, tenían todo, sus tierras producían buenos frutos, y también se gozaban en el pecado, pero todo esto no les aseguraba la eternidad, en nuestro caso, de que nos sirve disfrutar del mundo y perder el alma.

Las bendiciones que tenían y podían disfrutar los hizo olvidarse de Dios, no habían crecido en conocerle y por eso no podían defenderse. Por eso es necesario que tomemos buenos alimentos espirituales, crezcamos en el Señor para que las bendiciones no nos alejen de Dios, por eso:

cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu DiosDeuteronomio 8:11-14.

El hecho de que en la tierra que Dios te ha dado fluyan bendiciones no significa que sí o sí te vaya a ir bien, pues es el obedecer al Señor en todo lo que Él manda, lo que hará que seas bendecido en todo tiempo; un gran problema de muchos cristianos es que en tiempos prósperos muchas veces empiezan a ser sabios en nuestra propia opinión, y descuidan lo que Dios manda obedecer, y es por eso la Palabra dice: Cuando entres a la tierra que fluye leche y miel, cuida de ponerlos por obra, es decir, no te creas que la prosperidad viene por tu habilidad, y mantente fiel a mí.

Por eso es que hay personas que, a pesar de haber estado en la tierra que fluyen bendiciones, no les ha ido bien, es porque han descuidado la obediencia en todo a Dios durante ese tiempo, ya que lo que hace que nos vaya bien en tiempos prósperos es la aplicación de los principios de la Palabra de Dios también en esos tiempos, es decir que cuando las cosas nos van bien es cuando más fieles y obedientes debemos ser.

La tierra de la bendición primero nos va a alimentar, pues debemos crecer en el conocimiento de Dios para no desviarnos ya que el mundo tratará de desviarnos de los planes de Dios, y en la medida que crecemos necesitamos un alimento diferente, ya no debe haber distracciones ni quien te distraiga cuando asumes un servicio para Dios, cuando tomas un ministerio, o comienzas a desarrollar un don o talento, solo debes crecer; te comienzas a alimentar con lo básico pero después sigues con el alimento fuerte, deberíamos prepararnos para digerir el alimento que nos va a fortalecer, “hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como mielEzequiel 3:3, y la miel es la palabra de Dios.

También necesitamos comprender que el hecho de que nos vaya bien no significa que la bendición vaya a multiplicarse, porque debemos recordar que cuando Dios nos bendice no es solo para que nos vaya bien, sino que es también para que la multipliques, o sea, vivir bien pero también crecer económicamente, y eso tiene que ver con las decisiones que tomas cada día para administrar la economía como el Señor manda, alejando la soberbia y la autosuficiencia.

Todo lo que hemos visto es lo que podemos llamar: La prosperidad del evangelio, y es lo que te hace prosperar en todo tiempo, como Daniel, quien “prosperó durante el reinado de Darío y durante el reinado de Ciro el persaDaniel 6:28, pues cuando aplicas las enseñanzas que hemos visto a tu vida, cuando creces espiritualmente a consecuencia de haber bebido la leche espiritual no adulterada, vas a lograr prosperar y progresar a pesar de las circunstancias que te rodeen.

Cuando obedeces la palabra de Dios prosperarás en todo, porque la prosperidad del evangelio no es solo para lo material sino que sirve para progresar en todo tiempo, en toda circunstancia y en toda tarea.

Pero debemos notar que Daniel no solo fue escogido por Dios, sino que también él escogió obedecer y poner por obra lo que el Señor manda, ya que no es suficiente con conocer o hablar de la Palabra, sino que hay que ponerla por obra para poder desarrollarnos y lograr las mejoras que traerán la prosperidad a nuestra vida.

© Ricardo Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Predicas Cristianas... El pecado de mis padres

El pecado de mis padres y mi muerte

Predicas Cristianas... ¿El pecado de mis padres puede traerme muerte eterna a mi? Nuestros padres pecaron y a nosotros nos toca el castigo"; fueron las palabras de Jeremías al lamentarse de la calamidad del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *