Inicio / Predicas Cristianas / Grande y poderoso es Dios

Grande y poderoso es Dios

Predicas Cristianas

Si nos preguntáramos, o alguien nos preguntara: ¿Cuán grande y poderoso es Dios?, qué diríamos; yo diría casi con seguridad que muchos se quedarían pensando y tratando de hallar una medida para compararlo, mientras que nuestra respuesta automática debería ser: Es tan grande que no cabe en nuestra mente, y tan poderoso que no puede hallarse algo que le pueda resistir.

Para ver su grandeza nos basta con mirar las maravillas que ha creado para nosotros, “los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduríaSalmos 19:1-2.

Por otra parte no podemos hablar sólo de un Dios de amor y misericordia, pues es también un Dios de justicia y venganza, por eso Hebreos 10:31 nos advierte que “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”, de manera que la gracia sin ley, la fe sin arrepentimiento, la misericordia de Dios sin ira, o del Cielo sin Infierno es una desviación de la verdad de Dios, de un Dios terrible, un Dios temible, un Dios de ira contra el pecado, un Dios que debe ser temido.

Anuncios

Leamos ahora la palabra de Dios

Juan 3:12-17Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él”.

Muchas veces no escuchamos hablar claramente sobre el Dios grande y temible del que habla la Biblia porque muchos tienen miedo de decir la verdad acerca de Dios, y esto es porque los no convertidos de las iglesias no quieren oír hablar de un Dios temible “por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a DiosRomanos 8:7-8, pero la verdad es que es necesario proclamar el juicio de Dios a los no convertidos.

El evangelio no es sólo para solucionar los problemas de la gente

Debemos saber que el evangelio no es sólo para solucionar los problemas de la gente, y lo que distingue el evangelio de otras enseñanzas es que lo prioritario es la proclamación de Dios y la relación que debemos mantener con Dios; lo importante no son nuestros problemas particulares, sino problema que ha llegado a todos nosotros que somos pecadores, y que fuimos condenados por un Dios santo, que fijó una ley santa.

Pero si no hablamos la verdad sobre este Dios, los pecadores no se sentirán perdidos hasta que sean enfrentados cara a cara con el Dios grande y temible de la Biblia; solamente cuando se sientan condenados ante Dios pueden llegar a ser convencidos de que necesitan a Cristo, y esto asusta u ofende a mucha gente de la iglesia de hoy.

Anuncios

El temor de Dios

En la Biblia, el temor de Dios se presenta como una de las más grandes virtudes, siendo el fundamento del cristianismo y la santidad, y lo que hace necesario un arrepentimiento genuino y la verdadera conversión, ya que “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientosSalmos 111:10.

Además, “el temor de Jehová aumentará los días; Mas los años de los impíos serán acortadosProverbios 10:27, y sabemos que “mejor es lo poco con el temor de Jehová, Que el gran tesoro donde hay turbación. Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, Que de buey engordado donde hay odioProverbios 15:16-17.

Es por esto que Salomón dijo: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea malaEclesiastés 12:13-14.

Los pecadores perdidos no temen a Dios

Pero los pecadores perdidos no temen a Dios, “no hay temor de Dios delante de sus ojos. Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecadoRomanos 3:18-20.

El hombre piensa en la justicia como la aplicación imparcial de la ley, pero en el caso de Dios implica más que el simple cumplimiento de las reglas por fidelidad o la obligación, pues cuando las Escrituras dicen que Dios es justo, indica que hace lo que es correcto, y que actúa así siempre, sin parcialidad:

Anuncios

porque ha dicho: De nada servirá al hombre El conformar su voluntad a Dios. Por tanto, varones de inteligencia, oídme: Lejos esté de Dios la impiedad, Y del Omnipotente la iniquidad. Porque él pagará al hombre según su obra, Y le retribuirá conforme a su camino. Sí, por cierto, Dios no hará injusticia, Y el Omnipotente no pervertirá el derechoJob 34:9-12.

Es imposible que Dios obre injustamente

Es imposible que Dios obre injustamente primero, porque Dios es santo, puro y recto, lo que le impide actuar de modo injusto, y segundo, porque el amor lo lleva a tratar a todos con rectitud, “porque Jehová es justo, y ama la justicia; El hombre recto mirará su rostroSalmos 11:7.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Predicas Cristianas.. Predicas Cristianas.. Extendiéndome a lo que está delante

Extendiéndome a lo que está delante

Predicas Cristianas Escritas.. Para Dios el estancamiento (paralización) no es una opción. Su voluntad él la revela de forma progresiva. Así el desea que sus hijos avancen progresivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *