Desentierra tus sueños

Predicas Cristianas

«Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamadosRomanos 8:28 (RVR1960)

Introducción

Si les preguntara cuántos de ustedes han atravesado o atraviesan momentos difíciles, traiciones, decepciones, pérdidas de seres queridos, enfermedades de larga duración, seguramente la respuesta sería afirmativa y mayoritaria.

Imagínese cuando estos problemas o momentos difíciles han durado muchos años, como es el ejemplo de una enfermedad crónica: cáncer, hipertensión, diabetes, asma bronquial, entre otras. Las personas entran en un estado de depresión, angustia y desesperación al ver que sus vidas van de “desgracia en desgracia” y al parecer, no ven la mano de Dios moverse a su lado para poner fin a sus penurias.

Anuncios

Malas situaciones

Es posible que te encuentres en una situación como éstas y hayas decidido no seguir más, darte por vencido, enterrar tus sueños porque ves que no será posible el poder realizarlos. Tu horizonte parece estar cerrado y no vez una luz de esperanza. ¡Te digo que Dios quiere que vayas desenterrando esos sueños porque Él no ha dejado de estar contigo y los hará realidad pronto!

Quisiera ponerte dos ejemplos bíblicos, el primero está relacionado con la vida de José, hijo de Jacob. Te daré primero algunos de los elementos que podrás relacionar tu estado actual con todo lo que aconteció en la vida de este hombre.

1. José no era bien tratado por sus hermanos a consecuencia del afecto especial de su padre. (Génesis 37:4)
2. José fue echado en una cisterna en el desierto (vers. 24)
3. José fue vendido por sus hermanos por 20 piezas de platas a los ismaelitas (vers. 28)
4. José fue vendido como esclavo a Potifar (oficial de Faraón), capitán de la guardia (Génesis 39.1)
5. José fue encarcelado injustamente (vers. 20)
6. José estando en la cárcel interpreta los sueños de dos prisioneros: el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos de Faraón. El copero quien logra vivir, se olvidó de José, a pesar que este le pidió que no lo hiciera. (Génesis 40. 23)

Esta historia puede tener mucha similitud contigo hoy, puede que te hayas sentido tan miserable que tu “miseria” te haya hecho ver que estás en una cisterna, mucho más abajo del suelo y no sólo eso, sino que te sientas esclavo y que muchos años pasan sin que nadie se acuerde de ti, hasta has incluido a Dios en la lista de los que te olvidan.

Anuncios

Pero Dios quiere decirte tres cosas importantes en este día:

1. Lo que sucede sirve para hacerte más sabio, para que aprendas más y llegues a hacer mucho mejor.

En el caso de José, fue nombrado gobernador de Egipto, solamente Faraón era mayor que él, pues todos estarían por debajo de sus órdenes. Le dio: anillo, ropas de lino finísimo, un collar de oro y un carro (el segundo carro de Faraón). (Génesis 41. 40-43).

Cada etapa de José fue una enseñanza que lo hizo fuerte y más cercano a Dios, él había oído de su padre la grandeza de Dios, su fidelidad. Probablemente José quería vivir por sí mismo las experiencias de su padre con Dios. Jacob lo entrenó para eso: vivir una vida de confianza en Dios a pesar de las adversidades.

2. Dios vuelve toda maldición y tragedia en bendición.

Recuerda que Dios puede hacer grandes cosas en tu vida, con tu tristeza. Solamente tienes que cambiar la perspectiva de las cosas y ver que Dios tiene un propósito con todo y que al final la bendición llegará.

Probablemente el propio José no vio, como tú tampoco estás viendo, que en el futuro sería instrumento para bendecir a su familia y evitar la muerte de ella por hambre (Génesis 45:5). Le dijo a sus hermanos: “Ahora pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros”. Les digo más, José preservó la vida de sus hermanos que más tarde fundarían las doce tribus de Israel. ¡Gloria a Dios!

Anuncios

El nacimiento de una nación dependía de este suceso que Dios había preparado mucho antes. Solamente había que ver desde otra perspectiva. A veces tienes la vista fija en un punto y Dios quiere que muevas un poco tu vista a otro lado para que veas las cosas de una manera diferente. Las tragedias y maldiciones vividas por José fueron para bendición de su familia.

3. Dios está involucrado en todo lo que te sucede.

El relato de la vida de José, sobre todo lo concerniente a sus “desgracias” nos dice que en cada momento malo y difícil “Jehová estaba con José” (Génesis 39:2, 21) ¿No prometió Dios estar todos los días con nosotros? (Mateo 28.20). Por lo tanto, Él es fiel y cumple sus promesas.

Acerca Enrique Pérez

También Revise

Predicas Cristianas.. El camino del emigrante

El camino del emigrante

¿Sabias que toda la humanidad lleva sangre de emigrantes?  El tema de la migración está a la orden del día. Los que vivíamos en países cuyos ciudadanos..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.