Los diez leprosos

Todo esto nos enseña que debemos levantar nuestra vista hacia el cielo y relacionarnos con las cosas de Dios, vivir una vida consagrada espiritualmente y acudir a Jesús que es el único en quien hay salvación y sanidad divina.

4. Los diez leprosos acudieron al sacerdote en el templo  

En Lucas 5:14, Jesús le había dicho a un leproso diferente: “Ve, y muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu limpieza, según Moisés ordenó, para testimonio a ellos.” (Lucas 5:14). Ningún leproso podía simplemente volver a su hogar o iglesia o derechos de pacto. Había ciertas cosas que él tenía que hacer. 

Primero, tenía que ser declarado limpio por un sacerdote – y eso llevaba consigo una ceremonia muy elaborada, detallada que tomaba ocho días. Tenía que ser afeitado completamente, bañado y examinado.

Después venían los sacrificios, rociaduras de sangre y aceite, ungimientos, ofrendas. Y después de todo esto, tenía que esperar ocho días más antes que pudiera ser restaurado a su familia y a sus derechos. En total, ¡el proceso tomaba dieciséis días de increíble actividad religiosa!

5. Los diez leprosos – Reconocimiento y adoración

“Es uno de esos diez leprosos del pueblo.” Y cuando se acercó, le oyeron gritando: “¡Gloria – gloria a Jesús! ¡Te alabo!” ¡Era el Samaritano! Cuando llegó a Jesús, se postró a sus pies – ¡y rompió en alabanzas y acción de gracias!

Jesús inclinó el rostro a él y dijo: “¿No fueron diez los limpiados? pero ¿dónde están los nueve?” (Lucas 17:17). Él estaba preguntando: “¿Por qué sólo tú? ¿Dónde están tus amigos, los otros que sané?”

LOS NUEVA LEPROSOS SE RESTAURARON EN TODO MENOS ANTE JESÚS

Cuántas personas solo buscar el favor de Dios, una sanidad, una bendición económica, salir de un problema, pero no quieren responsabilidades ni renunciar a la vieja y pasada manera de vivir conforme al mundo y el pecado.

Ahora, estos nueve leprosos estaban ansiosos por proseguir con sus vidas. Ellos dijeron: “Tengo que volver a mi esposa y familia.

Conclusión

La historia no muestra que de los diez leprosos, solo uno regreso a Jesús para agradecerle y adorarlo, acción que agradó a Jesús. Lo extraordinario es que quien volvió a Jesús era Samaritano pueblo despreciado por los Judíos y considerado inmundos. Jesús inclinó el rostro a él y dijo: “¿No fueron diez los limpiados? pero ¿dónde están los nueve?” (Lucas 17:17).

Él estaba preguntando: “¿Por qué sólo tú? ¿Dónde están tus amigos, los otros que sané?” encontramos que muchos buscan a Jesús solo por los Milagros y otros le siguen por la comida. Tu se un adorador conságrate para su servicio.

© Aaron Álvarez Rios. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Aaron Álvarez Rios

Aaron Álvarez Rios
Presidente Internacional del concilio "ICI" Iglesia Cristiana Internacional. graduado como Doctor en divinidades por la Latin University of Teology en el Estado de California. mas informacion visita nuestro sitio web www.ici-world.org

También Revise

El Dios que adoramos

El Dios que adoramos

Predicas Cristianas .. En el Salmo 100 encontramos al menos siete razones por las cuales el creyente debe adorar y vivir agradecido del Dios en quien ha..

8 Comentarios

  1. Muy lindo esta reflexión que Dios siga bendiciendo sus vidas

  2. Muy interesante explicación para reflexionar. Muchas bendiciones.

  3. ¡Gloria a Cristo Jesús, sin el estaríamos muertos delitos y pecados, gracias Jesús amarnos!

  4. me encanto la palabra hay que ser agradecido con Dios por que el es el rey de las naciones él es el señor él es el que sana liberta a los endemoniado él es DIOS.

  5. Me hizo reflexionar sobre la actitud de aquellos que recibimos bendiciones de Dios. Nos lleva a un actuar. Gracias Dios por tu bondad.

  6. Excelente prédica, me sirvió para complementar un tema para predicar, bendiciones hnos

  7. Walter Estrada

    Que mensaje muy especial me servirá para darlo en la iglesia gracias por ese aporte Dios el eterno les bendiga a ud y familia amen

  8. Raymundo Carrera

    Maravillosa reflexión, como no regresar a dar gracias a Jesús, solo uno fue salvo y los otros 9 solo fueron sanados, pero el Señor con su gran misericordia los miró con su compasión ilimitada

Leave a Reply

Your email address will not be published.