Inicio / Predicas Cristianas / Cinco desiertos, una corona. Parte 1

Cinco desiertos, una corona. Parte 1

Cuando los hombres de David vieron entrar a Saúl en la cueva, creyeron erróneamente que este era una señal de Dios para actuar. David tenía un gran respeto por Saúl, a pesar de que este trataba de matarlo. Aun cuando el estado de Saúl era de pecado y rebelión contra Dios, David seguía respetando la posición que tenía como rey ungido de Dios.

David sabía que algún día sería rey y sabía además que no era bueno derribar al hombre que Dios había colocado en el trono. Si asesinaba a Saúl, hubiera sentado un precedente para que sus propios adversarios hicieran lo mismo con él algún día.

Anuncios

Romanos 13:1-7 nos enseña que Dios ha colocado al gobierno y a sus líderes en el poder. Como David, quizás no sepamos la razón, sin embargo, tenemos que respetar los puestos y cargos de quienes Dios les ha dado autoridad. Aunque existe una excepción. Debido a que Dios es nuestra máxima autoridad, no debemos permitir que un líder nos obligue a violar la ley de Dios.

Dios estaba haciendo de David un rey diferente por eso Dios lo lleva a este desierto que significa la fuente del niño, por esto David se ganó un título ante el trono de la gracia y la opinión de Dios sobre David en el postrer tiempo fue la siguiente:

«Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.» (Hechos 13:22 RVR1960)

David se ganó este título porque en este desierto aprendió hacer como un niño porque es que para que un rey o un siervo sea diferente tiene que ser como un niño además de eso es el mismo Jesús expresó lo siguiente:

Anuncios

«De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.» (Marcos 10:15 RVR1960)

«Saúl buscaba a David para matarlo, pero al salir Saúl de la cueva David salió dando voces a Saúl e inclinó su rostro en tierra en señal de respeto y reverencia ante el ungido de Dios» Vers. 8.

Ya Dios tenía a un David lleno de brillo y gracia, lo había llevado a un lugar de pasado donde lo protegió e hizo de David que esta fuera su morada, ahora ya David estaba en la fuente de niño donde Dios pulió su corazón y lo hizo un hombre perdonador, lleno de amor y de perdón, de temor hacia él y sobre todo con reverencias hacia las personas que Dios había elegido ministerialmente.

En Dios no hay casualidad, David estaba en medio de un desierto donde Dios quería enseñarle a que fluyera como niño, ¿pero porque como niños?, miremos a luz de la palabra que pensamiento tenía Dios sobre los niños.

  • «Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños.» (Éxodo 1:17 RVR1960)
  • «Pero a vuestros niños, de los cuales dijisteis que serían por presa, yo los introduciré, y ellos conocerán la tierra que vosotros despreciasteis.» (Números 14:31 RVR1960)

Dios nos lleva a este desierto para enseñarnos a perdonar a aquellos que nos persiguen, nos lleva para que nuestro corazón sea lleno de misericordia, por eso David se conmovió se sintió muy mal y solo corto un pedazo del borde del manto de Saúl y cuando aprendamos esta lección quienes nos persiguen tendrán que reconocer lo que Saúl tuvo que admitir cuando estuvo expuesto ante el hombre que el buscaba para matarlo.

Anuncios

«Tú has mostrado hoy que has hecho conmigo bien; pues no me has dado muerte, habiéndome entregado Jehová en tu mano. Porque ¿quién hallará a su enemigo, y lo dejará ir sano y salvo? Jehová te pague con bien por lo que en este día has hecho conmigo. Y ahora, como yo entiendo que tú has de reinar, y que el reino de Israel ha de ser en tu mano firme y estable, júrame, pues, ahora por Jehová, que no destruirás mi descendencia después de mí, ni borrarás mi nombre de la casa de mi padre.» (1 Samuel 24:18-21 RVR1960)

Alabado sea Dios he aquí que Saúl tuvo que reconocer que David era el que en realidad debía ser rey porque era un hombre diferente a él.

© Melvin Salomon. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Melvin Salomon

También Revise

Predicas Cristianas.. Tenemos que sacrificarnos

Tenemos que sacrificarnos

Predicas Cristianas.. Nuestro sacrificio vivo deberá ser la manera diaria de vivir como espíritu, alma, y cuerpo, es decir, en la totalidad de nuestro ser...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *