Excusas, Excusas

Todos hemos tenido momentos de desánimo, y el desánimo, la tristeza es algo que a todos nos afecta de una manera u otra.

La mayoría de las veces ponemos nuestra mirada en el hombre y eso nos lastimara tarde oh temprano, Dios nos dice el gran yo soy (Éxodo 3:13) En nuestra humanidad siempre fallaremos, y si nosotros tenemos nuestros ojos puestos es los líderes y no en Dios tendremos problemas.

Anoche estando en una célula de mi iglesia analizábamos cómo el humano dice ser cristiano pero es insensible ante las necesidades que nos rodean.

En estos últimos tiempos mis hermanos se hará tan difícil ayudar a nuestros semejantes por las siguientes razones.

1. La comodidad nos dice ve congrega te pero no hagas nada.
2. Nuestros afanes diarios ponen vendas en nuestros ojos a la necesidad que nos rodea.
3. Nuestros ojos en líderes y no en Dios desmotiva, trunca nuestro caminar en Cristo

Es fácil decir es que aquel hermano(a) no hace esto o aquello, el Pastor no visita a su congregación, en mi Iglesia no hay donde trabajar mis dones. El líder de ese ministerio me cae mal, y así no se puede; son tantas las cosas mis hermanos que pueden desanimarnos que podría llenar este escrito de razones por las cuales el cristiano no trabaja en lo que Dios nos mandó:

«…Id por las naciones y predicar el evangelio…» (Mateo 28:19)

Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios, todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios, porque Dios es amor (1 de Juan 4;7-8).  No nos fijemos mis hermanos en que hace el hermano o deja de hacer , la pregunta hoy es:

¿Que estoy haciendo yo?

1. Por predicar el evangelio
2. Por ayudar a mis hermanos en necesidad.

Deja de aventarle la volita al vecino y toma la batuta de tu vida, y empieza a trabajar hoy para Dios.

El ministerio empieza de dentro hacia fuera mis hermanos, el primer paso lo doy yo, para que los demás me sigan, ese fue el liderazgo de Cristo. Si no podemos hacer nada por el hermano en necesidad está bien, pero no llenemos de excusas nuestras bocas.

La salvación no es ganada por obras eso está claro, pero por nuestras obras sabrán que somos hijos de un Dios lleno de amor que desea que nadie se pierda, mas tenga vida eterna.

Deja el desánimo y las excusas a un lado, deja de mirar al hermano que está a tu lado y pon la mirada en Cristo, y comienza a hacer el cambio hoy.

El sabio edifica, el necio solo critica y destruye. (Prov 14)

Bendiciones

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Predica de Hoy: El Pastor y Su Oveja Perdida

Oveja perdida

Predicas Cristianas. ¿Estás tú rindiéndote a su amor que te busca, o estás alejándote más y más de él? Él ha venido a buscarte; no lo dejes buscar en vano..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.