Los cristianos

Predicas Cristianas

Sabemos por los estudios bíblicos y los muchos sermones que hemos escuchado o leído, que los hombres son seres individuales, Dios no hizo una fábrica de hombres para llenar la tierra sino que para esta tarea solo creo a un hombre y una mujer, fue así que:

creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla” Génesis 1:27-28.

Es así que cada uno tiene su propia personalidad, pensamientos y criterios; unos aman a Dios mientras que otros solamente dicen amar a Dios pero siguen involucrados en las cosas del mundo y sucios por su egoísmo, resentimiento y rencores, olvidando que somos nosotros quienes primero debemos perdonar si queremos ser perdonados, por lo tanto, “No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir” Lucas 6:37-38, y como es con ese corazón con el que pretenden guiar a otros en el evangelio, es que Jesús “les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo” vs. 39.

Anuncios

Leamos la palabra de Dios

3 Juan 1:11 “Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios”.

Lo cierto es que esas distintas personalidades se presentan en la iglesia y trae algunos problemas que llegan a afectarla en gran manera, para ver un poco de esto es que hoy consideraremos tres personajes bíblicos: Gayo, Diótrefes y Demetrio; estos tres hombres son como tres clases diferentes de cristianos que se encuentran en la iglesia del Señor en cualquier época.

Para comenzar, tenemos a un hombre llamado Gayo, era un nombre muy común, y conforme a lo que leemos en Los estudios bíblicos, podemos decir que Gayo era un hombre amable y generoso, era un hombre que tenía un alma fuerte y eso es lo que hizo que Juan dijese: Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” 3 Juan 2.

Y estas debería ser nuestra oración por cada uno de los hermanos: “Ojalá que seas igualmente fuerte en cuerpo como lo eres en el espíritu”; ahora pensemos por un momento, si su aspecto físico fuese un reflejo de su condición espiritual, ¿Cómo sería?……., ¿Sería usted una persona robusta y fuerte? ¿O sería un debilucho que apenas si se puede mover?.

Anuncios

La vida de Gayo era un testimonio de la verdad, no por el hecho de que conociese la verdad, sino porque la seguía y la vivía, es decir, no era un oidor olvidadizo sino que era un hacedor de la Palabra, y como tal testimoniaba con su vida lo que predicaba; tenía una vida espiritual sólida porque no predicaba una cosa y luego hacía otra, sino que andaba en la verdad y era generoso en su manera de vivir: Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos,los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios” 3 Juan 5-6.

Una persona que ha sido realmente tocada por Dios da con generosidad, con buena actitud y con gozo, tal como le gusta a Dios, “porque Dios ama al dador alegre” 2 Corintios 9:7; un cristiano, cuando es fiel, da y se entrega de manera continua y sistemática……, y no solo cuando se deja llevar por sus emociones o cumple con el Señor como si fuese una ordenanza y no con gozo.

Gayo, a quien Juan aconseja que no haga una división en la iglesia, sino que dice: “Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios” 3 Juan 1:11; le estaba diciendo que no siga a esos hombres, que también están en las iglesias, pero que lo único que anhelan es la preeminencia, el sobresalir a los demás hermanos, y si te encuentran con alguien que está siempre sembrando dudas, intrigas, y murmuraciones para ocupar un puesto en la congregación, deseando estar siempre a la vista de los demás y es éste el motivo por el cual trabaja en la obra del Señor, no le sigas, porque está siguiendo su propio camino y no el de Dios, y te arrastrará tras él hacia la perdición.

Veamos ahora quién era este hombre llamado Diótrefes: Al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe. Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, ….. Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios” 3 Juan 9-11.

Acerca Ricardo Hernandez

Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Predicas Cristianas.. Siembra y cosecha

Siembra y cosecha

Hay dos formas de ver la vida, en pecado o en el Espíritu de Dios. El mundo siembra corrupción, siembra pecado, no piensan que eso que siembran cosechan...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.