Dios es esencialmente amor

Predicas Cristianas | Estudios Bíblicos

Texto Bíblico: «…Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor…» 1 Juan 4:7-8

Dios es amor – La palabra Amor viene del griego «Ágape” » Ágape y agapao se usan en el NT: (a) para describir la actitud de Dios hacia su Hijo (Juan 17:26); hacia la raza humana, en general (Juan 3:16; Romanos anos 5:8); y hacia aquellos que creen en el Señor Jesucristo, en particular (Juan 14:21); (b) para expresar su voluntad a sus hijos con respecto a la actitud que tienen que mostrarse mutuamente (Juan 13:34), y hacia todos los hombres (1 Timoteo 3:12; 1 Corintios 16:14; 2 Pedro 1:7); (c) para expresar la naturaleza esencial de Dios. No podemos decir “el amor es Dios.” Dios es fundamental y esencialmente AMOR; no meramente amante, pues en tal caso el argumento de Juan no quedaría en pie; pues la conclusión de tales premisas sería la siguiente: Este hombre no es amante: Dios es amante: por tanto él no conoce a Dios, EN CUANTO DIOS ES AMANTE; sin embargo podría conocerle por sus otros atributos. Pero cuando tomamos el amor como la esencia de Dios, el argumento es firme: Este hombre no ama y por tanto no conoce el amor: Dios es esencialmente amor; por tanto él no conoce a Dios.

Ahora bien, en cuanto al amor de Dios, se sabe que no se basa en sentimientos, como lo es en el caso de nosotros los humanos. Es evidente que no se trata de un amor basado en la complacencia, ni afecto, esto es, no fue causado por ninguna excelencia en sus objetos (Romanos 5:8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros). Se trató de un ejercicio de la voluntad divina en una elección deliberada, hecha sin otra causa que aquella que proviene de la naturaleza del mismo Dios. »El amor tuvo su perfecta expresión entre los hombres en el Señor Jesucristo (Efesios 2:4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó).

Aquí podemos entender que Dios es amor, porque para demostrarlo usó una expresión exagerada que es la muerte de Su Hijo, Él nos demostró el verdadero significado del amor, es por esto que Él dice en 1 Juan que Él que no ama a su hermano no conoce a Dios y ¿sabe por qué? Vayamos a Juan 15:13 porque aquí está la respuesta; dice “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. Podemos apreciar que si es posible amar al prójimo, si Jesús lo dice es porque Él lo sabe, además estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, y si Él es amor por tanto nosotros igual podemos serlo.

Quiero llevarlos a 1 Corintios 13:4-8 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

Entonces hace un momento estábamos diciendo que Dios es Amor, entonces, ¿A quién se estará refiriendo este pasaje Bíblico?, se está refiriendo a ¡Dios!, debemos saber que este amor está basado en el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo.

Entonces leamos nuevamente éste pasaje, pero ahora la palabra “amor”, cambiémosla por “Dios” 1 Corintios 13:4-8 Dios es sufrido, es benigno; Dios no tiene envidia, Dios no es jactancioso, no se envanece no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Dios nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

Primer término Dios es sufrido, es benigno:

Oseas 3:1 “Me dijo otra vez Jehová: Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adultera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran dioses ajenos, y aman tortas de pasas” (lea la historia de Oseas). Esto es lo que pensaba el pueblo del amor: Porque ellos subieron a Asiria, como asno montés para sí solo; Efraín con salario alquiló amantes. (Oseas 8:9). El amor que el pueblo de Israel compraba, Dios gratuitamente se los daba. Lo que Dios quería enseñarle al pueblo sobre su amor: Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo (Oseas 11:1). El Señor quería recordar a su pueblo de donde un día los sacó. Dios quería guiar su pueblo con amor y disciplina: Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor; y fui para ellos como los que alzan el yugo de sobre su cerviz, y puse delante de ellos la comida. (Oseas 11:4). Y el capítulo 14 de Oseas lleva por título Súplica a Israel para que vuelva a Jehová. Vuelve, oh Israel, a Jehová tú Dios; porque por tu pecado has caído.

Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios, y en el versículo 5 dice Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos. A caso hermanos, Dios no sufre por su pueblo, claramente lo vemos en este libro como Dios con sufrimiento le pide a Israel que se vuelva a Él, no sólo en éste libro, si vamos al antiguo testamento, en Jueces, Dios levanto una mil veces a Libertadores para Israel, porque los amaba y aun los ama, y en otras secciones de la Biblia donde Dios le pide a su pueblo que se vuelva a Él. Bueno, en conclusión el Libro de Oseas nos asegura el amor incondicional de Dios por Su pueblo. Pero también es un cuadro de cómo Dios es deshonrado y provocado a ira por las acciones de Sus hijos. ¿Cómo puede un hijo, a quien se le ha dado abundancia de amor, misericordia, y gracia, tratar a un Padre con tanta falta de respeto? Aun así, nosotros hemos hecho exactamente lo mismo por siglos. Mientras consideramos cómo los israelitas le dieron la espalda a Dios, necesitamos observar no más allá del espejo frente a nosotros, para ver el reflejo de esos mismos israelitas.

Segundo concepto, “Dios no es jactancioso, no se envanece no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad”:

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

El cristiano y la guerra espiritual.. Predicas Cristianas

El cristiano y la guerra espiritual

Predicas Cristianas. Existe una guerra espiritual entre el bien y el mal, entre los hijos de Dios y el enemigo de nuestra fe. ¿Estamos preparados para pelear?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *