No Nos Metas en Tentacion

Predicas Cristianas | Estudios Biblicos

Mateo 6:13; Santiago 1:13-15

INTRODUCCIÓN:

Llegamos a la última petición del Padre nuestro. La forma cómo Jesús nos ha enseñado a orar no pudo ser mejor. Me imagino el rostro de satisfacción de los discípulos, quienes después de haberle pedido a su Maestro que les enseñara a orar, les presentó esta joya de Escritura jamás nunca pronunciada. Y usted, ¿cómo llega a esta parte? ¿Tiene sentido en su vida el Padre nuestro? ¿Ha aprendido a orar después de oír cada una de estas peticiones del Señor? ¿Tiene más claro en su vida el concepto de la oración no usando vanas repeticiones y usando el nombre de Dios correctamente? Esta última petición se ha prestado a mucha confusión.

La verdad es que resulta muy extraño pedirle a Dios que no nos meta en tentación. A primera vista pareciera que Dios, en efecto, es quien nos mete en una tentación y por lo tanto tengo que pedirle que no lo haga. Qué bueno es recordarnos que palabra de Dios tiene su propia interpretación. Cuando un texto nos parece oscuro en su interpretación hay que acudir a la Biblia misma para que ella nos aclare nuestras dudas. A este respecto, Santiago nos dice que cuando somos tentados, no podemos culpar a Dios de hacerlo, pues él no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta a sus hijos. En todo caso, Santiago nos dice que la tentación ocurre cuando desde nuestro interior somos atraídos y seducidos (Stg. 1:13-15). Santiago usa la palabra tentación y prueba al mismo tiempo. Perasmos, es la palabra griega para tentación y se usa también para prueba.

Algunos la ponen como tentación/prueba. Entonces, yo necesito saber cuándo se está usando de un modo negativo, lo cual lo hace Satanás, y cuándo es usada por Dios con algún propósito positivo. De esta manera podemos ver que Dios orquesta una tentación/ prueba para saber de qué tamaño es mi fe al momento cuando soy sometido a ella. Esta petición nos dice que la tentación es real la cual debe ser enfrentada. ¿Por qué el Señor dejó esta petición para el final? ¿Cuál es el fin de cada tentación? ¿Cómo salir victoriosos de ellas? De esto hablaremos hoy.

I. AL SER USADA POR SATANÁS TIENE COMO META LA CAÍDA

1. Algo agradable a la vista (Gn. 3:6).

La estrategia de Satanás en la tentación no ha cambiado. Mire la forma cómo engañó a Eva. Se vistió como una serpiente astuta. La Biblia nos dice que entre todos los animales, ésta era la criatura más astuta. La palabra “astuta” se puede usar también como hermosa. No escogió otro animal feo y repugnante para presentárselo a la debilidad de Eva. Luego le ofreció la mejor de todas las frutas, tanto así que el texto dice que a Eva le pareció el fruto como agradable a la vista. Debe saberse que nadie comerá algo si primero no agrada a la vista. De allí se dice que muchos comen por la vista. Pero lo más fuerte que vino a través de los ojos fue que el árbol era bueno “para alcanzar sabiduría”. La tentación fue presentada con todas las probabilidades para sentirse bien, más allá de vivir en el paraíso donde no había falta de nada. ¿No es esto lo que hace la tentación? Es un ofrecimiento para sentirte mejor y para experimentar algo nuevo que se ha prohibido. Este es el fin de toda tentación. Satanás sabe que nuestra naturaleza pecadora le encanta la tentación. Y aunque él no es omnisciente, conoce exactamente nuestra debilidad y allí ataca. Eso es lo que más conoce de ti.

2. Si eres Hijo de Dios di… (Mt. 4:3).

El tentador le ganó la primera batalla al primer Adán. Los argumentos de la mujer fueron muy débiles frente a una tentación tan grande. Desde entonces la puerta ha quedado abierta para que él regrese y haga las mismas ofertas. Su intención será siempre la caída. Pero si el primer Adán perdió la batalla, el segundo Adán (Cristo), las ganaría todas. La tentación en el desierto fue el primer round de una intensa batalla. Cuando el Señor dijo: “No nos metas en tentación”, él sabía lo que era lidiar con ellas después de cuarenta días que pasó en el desierto. Jesús sabe que las tentaciones que Satanás presenta serán siempre para ceder a ellas y caer. Vea lo que pasó con él mismo. Se nos dice que después de cuarenta días de ayuno y oración, “Jesús tuvo hambre”. ¿Por qué esta mención? Porque fue exactamente ese día cuando vino el tentador para ofrecerle una salida a su deseo. La tentación tiene esta naturaleza. Tiene la promesa de llenarte, aunque el costo será muy grande. Satanás aprovechó la necesidad de Jesús para ofrecerle una salida. Pero a diferencia del primer Adán, Jesús usó la palabra de Dios para que siguiéramos su ejemplo (1 Pe. 2:21). ¿Cómo enfrentamos la tentación.

3. Aunque tenga que morir por ti… (Mt.26:35).

Otra vez, cuando Jesús estableció los elementos principales de la oración modelo, esta parte tuvo que ser una de las que más rápido aprendió el apóstol Pedro, pues él fue sometido a una tremenda prueba que le llevará hasta negar a Cristo. Hubo dos discípulos que conocieron muy bien a Satanás. Judas, el discípulo traidor, fue el que más le conoció. De él se nos dice que Satanás lo tentó con el asunto del dinero y al final cedió a sus intenciones, pues Satanás entró en su corazón, hasta el punto de entregar a Jesús. El otro discípulo tentado y zarandeado fue Pedro. Este había afirmado rotundamente que no negaría a su Señor (v. 35), pero al final Satanás le hizo caer. Pedro manifestó una autosuficiencia. Se consideró con más fuerzas que los demás. Se confió en la carne, pero no estuvo dispuesto a orar una hora en el Getsemaní. El Señor se acercó varias veces y le dijo, especialmente a él, “velad y orad para que no entréis en tentación”. Satanás conoce la vulnerabilidad de los creyentes y es allí donde concentra todo su ataque. De esta manera vemos cómo esta última petición es extremadamente importante. ¿Es su actitud como la de Pedro al momento de ser tentado?

II. AL SER USADA POR DIOS TIENE COMO META SALIR FORTALECIDO

1. No estamos solos en esta batalla (Lc. 22:32).

Cuando el texto afirma “no nos metas en tentación”, está dando por sentado que las tentaciones son reales, que están por todas partes, y que nadie está exento de caer en ellas. Alguien, hablando de esa realidad, ha dicho: “La tentación no es un pecado; es un llamado a la batalla”. ¿Por qué es una batalla la tentación? Porque el pecado es un poder muy grande que se mueve en nuestros miembros. Es una fuerza depravada que nos lleva hacer lo que no queremos. Hay dos seres que están con nosotros en esta batalla. Uno es Satanás que nos acosa como “León rugiente” para devorarnos; pero el otro es Dios, quien nos da la promesa de estar con nosotros, como lo estuvo con Pedro, cuando el enemigo le pidió zarandearlo.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Predica de Hoy: El Pastor y Su Oveja Perdida

Oveja perdida

Predicas Cristianas. ¿Estás tú rindiéndote a su amor que te busca, o estás alejándote más y más de él? Él ha venido a buscarte; no lo dejes buscar en vano..

Un comentario

  1. Hno pastor Julio el señor le bendiga a ud y su familia es una bendición este mensaje de la palabra de Dios para mi vida gracias hermano Bendiciones. Mi nombre es cosme casillas de midland tx

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.