El don espiritual

Predicas Cristianas

Predicas cristianas predica de hoy: El don espiritual

Predicas cristianas lectura bíblica de hoy: 1 Corintios 12

Introducción 

En otras predicas y estudios bíblicos les he hablado acerca de la armadura de Dios, y hemos hablado acerca de la espada que es la palabra de Dios. Pero hoy quiero hablarles de otro regalo que se nos ha dado cual quizás hemos ignorado, o no sabemos que tenemos. Así que la predicación de hoy será acerca del don espiritual.

Todos tenemos este regalo de Dios, y como cristianos fieles y responsables, es hora de que comencemos a usarlo. Cuando buscamos en la palabra de Dios 1 Corintios capitulo 12, nos damos cuenta de algo que estaba sucediendo. Pablo les escribió esta carta a ellos porque en lugar de unificar y edificar la iglesia en Corintio, los dones espirituales la estaban dividiendo. Se estaban convirtiendo en símbolos de poder espiritual, originando rivalidades.

Algunos pensaban que eran más espirituales que otros debido a sus dones, y esta es una forma muy equivocada de usar los dones o pensar.

El don espiritual

El propósito de los dones es de ayudar para que la iglesia crezca y marche mejor.

Si los usamos de otra manera podemos ser divisivos y destructivos a la obra de Dios. Pasemos ahora a la palabra de Dios para desarrollar el estudio bíblico de hoy.

Romanos 12:4-8Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. 6 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7 o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.

Dios le ha entregado dones a los cristianos a fin de que podamos edificar su iglesia. Para usarlos con eficacia primero debemos saber que todos los dones y habilidades vienen de Dios. Es indispensable comprender que no todos tenemos el mismo don y conocer quienes somos y qué podemos hacer. Segundo y más importante de todo, tenemos que dedicar nuestro don al servicio de Dios y no a nuestro éxito personal. Ponerlos al servicio de Dios con generosidad sin exclusión.

1 Corintio 12:12Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.

Aquí Pablo compara el cuerpo de Cristo al cuerpo humano. Cada parte tiene una función especial que es necesaria. Aunque todas las partes son diferentes, todas tienen un propósito y a pesar de sus diferencias, tienen que laborar juntas. Los cristianos somos el cuerpo de Cristo y tenemos que hacer igual.

Errores comunes del don espiritual

Tenemos laborar juntos y evitar dos errores comunes. El primero es sentirse orgulloso de su habilidad. Y el segundo es pensar que no tienen nada que ofrecer al cuerpo de Cristo. La manera más fácil de evitar estos errores es no compararnos con otros, sino debemos usar nuestros dones en conjunto con otros. Esto es con el fin de llevar las buenas nuevas a otros, y dejar que Dios se glorifique a través de todos.

La iglesia es compuesta de muchas personas con gran variedad de dones y habilidades. Más allá de las diferencias tenemos algo en común, fe en Cristo. Hermanos y la fe en si es un don de Dios. En esta verdad es que allá la iglesia su unidad.

1 Corintios 12:13Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

Cuando leemos este versículo, nos damos cuenta que estamos llamados a estar unidos. “y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu” significa que el mismo Espíritu Santo nos llena completamente.

El don espiritual, la importancia de cada miembro

1 Corintios 12:14-24Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 15 Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 16 Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? 18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. 19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. 21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. 22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 23 y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro. 24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba.

Usando la analogía del cuerpo, Pablo nos demuestra la importancia de cada miembro. No existe ninguna parte más importante ni menos importante que otra. Si una parte considerada sin importancia es puesta aparte, el resto del cuerpo sufre.

Así que pensar que nuestro don es más importante que el de otro es orgullo espiritual, y el cuerpo de Cristo sufre. No podemos menospreciar aquellos que aparentan ser menos importantes, ni ponernos celosos con aquellos que manifiestan dones más impresionantes. Debemos usar los dones que se nos han dado y animar a otros a usar los suyos. Si no lo hacemos el cuerpo de Cristo sufre.

1 Corintios 12:25-26para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. 26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

¿Cómo reacciona usted cuando otra persona es honrada? ¿Cual es su respuesta cuando una persona está sufriendo? Miren lo que dice la palabra de Dios.

Romanos 12:15Gozaos con los que gozan; llorad con los que lloran

Se nos pide regocijarnos con los que gozan y llorar con los que lloran. Lamentablemente, con frecuencia nos ponemos celosos de los que gozan, y nos apartamos de los que lloran. Nosotros no podemos estar satisfechos sólo con nuestra relación con Dios, tenemos que involucrarnos en las vidas de los demás.

Para concluir.

En este tema, aprendemos que los dones más importantes son aquellos que dan mayores beneficios al cuerpo de Cristo. Pablo dejo esto muy claro, no existe ningún don más poderoso que otro. Al contrario el urgió al los creyentes para que descubran cómo pueden servir mejor al cuerpo de Cristo.

Los dones que Dios nos ha dado no son para nuestro beneficio, son para que los usemos con los demás creyentes. Son para buscar el desarrollo espiritual de los hermanos. Aunque las personas tengan dones diferentes el amor de Cristo está disponible a todos.

© José R. Hernandez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández
José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Más fruto

Más fruto

Predicas Cristianas .. Nuestra misión es dar más fruto. El Señor no te llamó para ser un árbol o una rama seca y sin fruto; Él te eligió para llevar..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *