Inicio / Predicas Cristianas / Saliendo de Egipto

Saliendo de Egipto

Predicas Cristianas | Sermones Cristianos

De esta manera hablo Moisés a los hijos de Israel; pero ellos no escuchaban a Moisés a causa de la congoja de espíritu, y de la dura servidumbre.” Éxodo 6:9

Introducción:

Hay veces que la congoja de nuestro espíritu, y la dureza de las adversidades que confrontamos, no nos permiten escuchar la voz liberadora. Hay veces que estamos tan sumidos en nuestras preocupaciones, en nuestras incertidumbres y en los problemas que nos aquejan que no podemos distinguir entre las voces que nos hablan.

¿Es la voz de Dios o es otra voz la que nos interpela? La palabra que hoy nos ocupa, se da en el contexto de la salida del pueblo de Israel de Egipto. Después de vivir por 430 años, en el que en ese momento era el imperio más grande y poderoso de mundo, el pueblo de Israel es sacado de Egipto por la mano de Jehová. Los egipcios se habían tornado temerosos de los hebreos porque éstos “fructificaron y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se llenó de ellos la tierra” (Ex. 1:7).

Dice la palabra que a causa de ese temor los egipcios sometieron a los hebreos a impuestos y tributos onerosos, a la servidumbre y a la esclavitud. Pero cuanto más eran oprimidos, más crecían y se multiplicaban los hijos de Israel. Y como consecuencia, mayor era el temor de los egipcios.

El poder de Egipto sobre el pueblo de Israel era tal que Faraón mismo dio instrucciones a las parteras que asistían a las mujeres hebreas para que cuando éstas parieran una criatura, si era varón lo matasen. Sólo a las niñas se les permitía vivir. De en medio de esas condiciones los sacó Dios. Dice la palabra que “los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el Clamor de ellos… Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto… y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios” (Ex. 2:23-25).

Elementos en la liberación:

Hay dos elementos o cosas importantes que hacen posible la liberación de Egipto: el clamor por pare de los hijos de Israel y el reconocimiento por parte de Dios. Dice la palabra que en medio del dolor, del sufrimiento y la esclavitud los hijos de Israel clamaron a Dios y su clamor subió a Dios.

El diccionario de la Lengua Española (Real Academia Española, 1970) define clamor como “grito, o voz que se profiere con vigor y esfuerzo. Voz lastimosa que indica aflicción o pasión de ánimo. Clamar significa “quejarse, dar voces lastimosas, pidiendo favor o ayuda”. Es decir, que no se trata de meramente de orar a Dios, sino de gritar solicitando ser favorecidos por El, de quejarse a grandes voces mostrando nuestra aflicción y lo que nos acontece.

En muchas ocasiones nuestras reacciones ante la aflicción y la prueba pueden variar desde la negación, hasta la resistencia, la arrogancia, el endurecimiento de corazón y el uso de estratagemas diversas para llegar a Dios. A veces nos negamos a identificar nuestro Egipto, o pretendemos resistir y combatir la opresión con nuestras propias fuerzas, o endurecemos nuestro corazón, nos revelamos contra Dios, o hacemos promesas que no podemos cumplir o que luego olvidamos pretendiendo llevar a Dios a un intercambio de favores por sacrificios.

El segundo elemento importante en la liberación es el reconocimiento por parte de Dios. Dice la palabra que Dios miró a los hijos de Israel y los reconoció. No se trata de que Dios los viese solamente, sino que los miró y se acordó de ellos, los distinguió de las demás personas. Reconocer quiere decir “examinar con cuidado a una persona o cosa para enterarse de su identidad, naturaleza y circunstancias”. Significa registrar, mirar por todos los lados o aspectos una cosa para comprenderla o para rectificar el juicio que nos hemos formado sobre ella.

Se trata de registrar algo para enterarse bien de su contenido como se hace en las aduanas, o de diferenciar a una persona cuya fisonomía, por larga ausencia o por otras causas, se tenía ya olvidada o confundida. En el mundo de la medicina, se refiere a examinar a una persona para averiguar el estado de su salud o para diagnosticar una presunta enfermedad.

Es decir, que cuando Dios te reconoce, se enfoca de tal manera en ti, te examina con tal cuidado que puede comprenderte, conocer tu identidad, tu naturaleza y tus circunstancias en tal detalle que te puede diferenciar de entre los millones de personas que habitan la tierra. Cuando Dios te reconoce, te examina de tal manera que puede llamarte por tu propio nombre, el quiere averiguar tu estado completo de salud física, tu estado de salud emocional, tu estado de salud espiritual, y aun tu estado de salud financiera y económica.

Identificando nuestros egiptos:

Cada uno de nosotros tiene su propio Egipto. Para algunos su Egipto es la escasez económica, para otros su Egipto son sus relaciones con sus hijos o con sus parejas, para otros es la soledad o la falta de amor, para otros su Egipto son cargas pesadas que vienen arrastrando a veces desde su niñez, para otros son las adicciones y hábitos indeseables de lo que no se pueden liberar; otros, experimentan su Egipto en forma de un gran vacío en su vida que no alcanzan llenar con nada, para otros su Egipto se manifiesta en forma de una condición o enfermedad en su cuerpo o en el cuerpo de uno de sus seres queridos, para otros su Egipto es un pasado del cual no pueden deshacerse y dejar atrás. Y aun para otros, su Egipto es la ignorancia porque viven embrutecidos y no parece que puedan tomar decisiones acertadas en sus vidas.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *