Inicio / Predicas Cristianas / Prosperidad, lo que Dios quiere para mi

Prosperidad, lo que Dios quiere para mi

Predicas cristianas – Predicaciones cristianas

En el plan divino en que Dios creó al hombre está plasmado para que sea señor sobre toda la creación y se sirva de ella, Él se preocupó de proveer todo para el sostenimiento del hombre.

Génesis 1:26-30Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. 29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 30 Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así.”

Ahora bien, así fue hasta que el hombre pecó y se salió de la voluntad de Dios, al separarse de la voluntad de Dios el castigo fue que con el sudor de tu frente comerás el pan, esto le trajo al hombre otra manera de ver las cosas, ahora si no siembra no come, esto creó un proceso de siembra y cosecha.

Este principio se estandarizo para todo en la vida del hombre y se hizo una ley por lo cual si quieres algo siembra en ello y cosecharas lo que esperas, quieres amor siembra amor. Para alcanzar la prosperidad tiene que conocer que Dios quiere que seas prospero, pero ahora de otra forma diferente a la del principio, que era, el te proveería de alimento y ahora el te dará semilla para sembrar.

2 Corintios 9:10-11 versión Dios habla hoy “10 Dios, que da la semilla que se siembra y el alimento que se come, les dará a ustedes todo lo necesario para su siembra, y la hará crecer, y hará que la generosidad de ustedes produzca una gran cosecha. 11 Así tendrán ustedes toda clases de riquezas y podrán dar generosamente. Y la colecta que ustedes envíen por medio de nosotros, será motivo de que los hermanos den gracias a Dios

Como el mandato de él fue que nosotros deberíamos de sembrar y cosechar para tener alimento, pues el es el que te dará la semilla para que tu siembres, este es el problema que la humanidad tiene, quieren que la persona que tiene semilla que fue dada por Dios te la venda y por eso es que ya no buscan al dador de la semilla si no a los que saben desprender esa semilla del creador, lo mas fácil. Si Dios da la semilla es para que sea sembrada para que después de la cosecha saque la parte de él y la que sembraras después y luego la que te comerás, este es el orden de Dios. Alguien que si supo como hacer las cosas fue Jacob.

Génesis 28:18-2218 Y se levantó Jacob de mañana, y tomó la piedra que había puesto de cabecera, y la alzó por señal, y derramó aceite encima de ella. 19 Y llamó el nombre de aquel lugar Bet-el, aunque Luz era el nombre de la ciudad primero. 20 E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21 y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.”

Este hombre no sabía lo que era diezmar, pues en ese entonces no se había instituido el diezmo a Dios, pero él vio esta forma para hacer una sociedad con Dios, él le proveería de lo necesario y él trabajaría para hacer producir lo que le diera y de todo lo que le diere de cosecha le daría la décima parte. Jacob sabía que la forma de mantener la bendición de Dios, y es siendo agradecido con Él y no porque Él lo necesite, sino porque es la forma de agradarle a Él y decirle que nosotros dependemos de Él.

Vaya si a Jacob le fue bien después de hacer este pacto con Dios, después de salir huyendo sin nada en sus manos regreso prosperado y bendecido tanto que trajo una ofrenda a su hermano y no necesitó la herencia de su padre para prosperar, pues él descubrió al que prosperó a su padre y eso era más importante.

Dios busca un compromiso con su pueblo y eso solo se logra con un cambio de pensar, por medio de la renovación de nuestra mente, ¿por qué?

Porque todo lo analizamos en base a lo que nosotros somos, mira si tu hijo te pide un juguete muy caro que esta fuera del alcance de tus posibilidades le dices que no se lo puedes comprar verdad, si le pides a Dios una casa comienzas a ver lo que ganas y te desanimas pues tu quieres comprar esa casa con lo que tienes en las manos correcto.

Esto no es lo que Dios quiere, Dios quiere que le pidas una semilla para tu negocio y Él te la dará luego que la siembres, Él cuidara tu cosecha y prosperará tu negocio para que de ese negocio puedas comprar tu casa. Pero si te pones a razonar cómo Dios te dará las cosas no lo recibirás.

Los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos, hasta que tengas una mente renovada y comiences a darte cuenta de que el tiene todo lo que nosotros necesitamos y sepas que el principio es sembrar para cosechar comenzaras a vivir en la prosperidad que Dios desea que tengamos.

Él no desea tener hijos pobres si el es un rey rico y dueño de todo lo que existe, Él desea que tu seas prosperado y lo primero que debes saber es que eres hijo, después que estás seguro que eres hijo debes pensar si tu le das todo lo mejor a tus hijos el como padre también quiere lo mejor para sus hijos, si tu le das lo que puedes a tus hijos el te dará todo porque todo lo puede.

Job 1:8-108 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? 9 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10 No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.”

Dios bendice el trabajo de sus hijos y pone cerca alrededor de Él, Dios nunca pierde la oportunidad de bendecir a sus hijos lo que pasa es que sus hijos se olvidan a dónde tienen que ir, por eso recurren a los juegos de azar, loto, chica, lotería, ect. Ahora para mantener tu bendición debes de dar, pues esto permite que tu bendición no se acabe, recuerda a la viuda y el profeta Eliseo, el aceite no cesó hasta que se lleno la última tinaja y si hubieran mas tinajas vacías el aceite hubiera seguido fluyendo.

Lucas 6:38 versión Dios habla hoy “38 Den a otros, y Dios les dará a ustedes. Les dará en su bolsa una medida buena, apretada, sacudida y repleta. Con la misma medida con que ustedes den a otros, Dios les devolverá a ustedes.”

Ahora es claro el principio de Siembra y cosecha, da a otros y el Señor te devolverá mucho más a ti, como leímos en el pasaje de la segunda carta a los Corintios que lo que nosotros demos haremos que nuestros hermanos den gracias a Dios. Para esto quiere que nosotros seamos prosperados para que ayudemos a otros y luego les enseñemos cómo prosperar a ellos para que ellos luego comiencen el ciclo y así preocupándose unos por otros Dios será exaltado. La mejor Tierra en la que puedes sembrar es en el reino de Dios.

© Edwyn Cordon

Acerca Edwyn Cordon

Revise también

Predicas Cristianas... Tú Tienes Algo Que Es Mío

Tú Tienes Algo Que Es Mío

Predicaciones Cristianas... ¿Cuantos han hecho oraciones con Fe a Dios? No es cierto que muchas veces por más que oremos como que algunas veces no recibimos de Dios respuesta..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *