La mejor forma de invertir el tiempo

Predicas Cristianas | Estudios Biblicos

Lucas 10:38-42

Introducción:

¿Qué hace usted en un día común? Nuestra vida en la tierra es una y muy corta, nuestros días están contados y declinan con cada segundo que pasa. Los segundos, los minutos, las horas, los días, los meses y los años pasan tan rápido que a veces ni nos damos cuenta que hemos perdido tiempo valioso en nuestra vida, que nunca podremos recuperar. Cada día que pasa el tiempo nos alcanza menos para cumplir con todas nuestras ocupaciones y decimos ¿Si pudiera añadir una hora más al día o un día más a la semana? ¿Qué hago para invertir mejor el tiempo?

Anuncios

Proposición: La mejor forma de invertir el tiempo es en el Reino de Dios.

F/T: Quiero compartir con ustedes a la luz de la Biblia la mejor forma de invertir el tiempo.

I. SEA UN CREYENTE ESPIRITUAL.

A. En el mundo hay tres tipos creyentes y cada uno se evidencia por su conducta:

Anuncios

1). Los creyentes naturales (1Cor.2:14). «Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente». Estos son personas que creen en cualquier cosa y que también creen en Dios, pero que no son salvos porque no han nacido de nuevo y no tienen el Espíritu de Dios.

2). Los creyentes carnales (1Cor.3:1-3). «De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?». Este tipo de creyentes, creen a su manera y viven para sí mismos, no le dan mucha importancia a las cosas espirituales y por eso no maduran. (Gál.5:16-26).

3). Los creyentes espirituales (1Cor.2:15-16). «En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. 16Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo». Estos creyentes son se que esfuerzan para mantener una intima comunión con Dios, a través de las disciplinas espirituales de la oración, la lectura de la Biblia y la asistencia fiel a la iglesia y viven en los frutos del Espíritu Santo (Gál.5:22-25).

B. Edifique su vida sobre los valores espirituales de la Palabra de Dios. No sea como el necio que edifico su casa sobre la arena, por no esforzarse y dedicar tiempo a conseguir la roca sólida (Mat.7:24-27).

1). La roca representa la constancia, el esfuerzo y lo profundo de Dios. Estos son los creyentes que no se conforman con una religión, ni fundamentan su vida con principios y valores que el mundo les ofrece; sino que cultivan el carácter de Dios. Y por eso no caen con las circunstancias difíciles de la vida, porque son firmes como la roca.

Anuncios

2). La arena representa la vida fácil y lo común del mundo. Muchos creyentes se conforman con tener una religión, y viven para sí mismos. Adoptan el carácter del mundo y esto los hace frágiles y débiles incapaces de soportar los desafíos de la vida y caen porque no tienen su fortaleza en Dios, sino en ellos mismos.

C. No olvide la ley de la siembra y la cosecha. Gálatas 6:7-8 dice: «No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna». Alimente su nueva vida espiritual, con la Palabra y la oración, cree una devocional diaria, involúcrese en los programas de la iglesia. No se ocupe de los deseos de su carne, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios (Rom.8:5-8).

Ilustración: Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de su familia. Él iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa de alguna manera.

El jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y le pidió que si pudiese construir una sola casa más, como un favor personal.

El carpintero accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su trabajo. Utilizaba materiales de inferior calidad y el trabajo era deficiente. Era una desafortunada manera de terminar su carrera.

Cuando el carpintero terminó su trabajo y su jefe fue a inspeccionar la casa, el jefe le extendió al carpintero las llaves de la puerta principal. «Esta es tu casa,» dijo, «es regalo para ti» ¡Qué tragedia! ¡Qué pena! Si solamente el carpintero hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente diferente.

Conclusión:

Así que está en nosotros. Construimos nuestras vidas de manera distraída, reaccionando cuando deberíamos actuar, dispuestos a poner en ello menos que lo mejor. En puntos importantes, no ponemos lo mejor de nosotros en nuestro trabajo. Entonces con pena vemos la situación que hemos creado y encontramos que estamos viviendo en la casa que hemos construido. Si lo hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente. Piensa como si fueras el carpintero. Piensa en su casa. Cada día clavas un clavo, levantas una pared o edificas un techo.

Construye con sabiduría. Es la única vida que podrás construir. Inclusive si sólo la vives por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad. Tu vida ahora, es el resultado de tus actitudes y elecciones del pasado. ¡Tu vida mañana será el resultado de tus actitudes y elecciones hechas HOY!

Colosenses 3:17 «Y todo lo que hacéis, sea de palabra, ó de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias á Dios Padre por él»

Colosenses 3:23 «Y todo lo que hagáis, hacedlo de ánimo, como al Señor, y no á los hombres»

II. TRABAJE EN EL REINO DE DIOS.

A. La mies es mucha, y los obreros son pocos (Mat.9:36-38). En la actualidad la población del planeta es de 6000 millones de habitantes, y la ONU estima que teniendo un hijo por pareja, para el 2150 será de 27000 millones de habitantes.

1). Las amenazas a la sociedad en el siglo XXI descifradas por la ONU. La economía global, El hambre, las enfermedades, la desintegración familiar, el terrorismo, la emigración, el tráfico de personas, el medio ambiente, el narcotráfico, delincuencia internacional, el comercio de armas, y el lavado de dinero entre otros.

2). La desintegración familiar. Un análisis hecho por ENJUVE afirma que en la juventud venezolana sólo un 3.9 e con optimismo la institución familiar.

3). El alto índice delictivo, de pornografía, de drogadicción y rebeldía en nuestro país va cada día en aumento. El divorcio, la pornografía infantil, el maltrato conyugal, y la falta de valores éticos, morales y espirituales; están infectando la semilla de nuestra sociedad (los niños). Toda esta situación debe movernos a la compasión y al trabajo.

Acerca Juan G. Rubio

También Revise

Predicas Cristianas - Una Tormenta en una Noche Calmada

Enfrentando la Tormenta

Prédica Cristiana; donde está Jesús, la tempestad se convierte en calma; el agua se convierte en vino; la muerte se convierte en vida; las lágrimas en ris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *