Efesios 4

Predicas Cristianas | Estudios Biblicos

Efesios 4.1

LA DIGNIDAD DE LA IGLESIA

Anuncios


¿EN QUÉ CONSISTE NUESTRA DIGNIDAD?

El apóstol Pablo señala en el capítulo 1 verso 3-5 que la riqueza de la Iglesia está en quien la llamó y apartó.

Nada poseíamos, éramos pobres pero en su gracia nos hizo ricos. Las bendiciones son espirituales, y siendo espirituales queda excluida la Iglesia de todo mérito.

Dentro de las muchas bendiciones espirituales que podemos mencionar está la salvación y es a la que Pablo se refiere más para confrontar al creyente judío al derribar toda gloria en la ley declarando: por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros pues es don de Dios.

Cuando Jesús confrontó a los fariseos que querían matarle les dijo: ustedes se autoproclaman hijos de Abraham, pero las evidencias que ustedes muestran no son dignas de Abraham, ustedes son hijos de su padre el diablo, porque si fueran hijos de Abraham me amarían.

Anuncios


Al gentil le declara que es Dios en Cristo quien nos permite caminar ya no como esclavos, sino como Hijos. Pablo en el capítulo 2 se encarga de aclarar al gentil que también ésta gracia nos salvó, nos dice que en otro tiempo vivíamos en los deseos de nuestra carne, y haciendo la voluntad de la carne y añade por lo cual éramos hijos de ira; pero gracias sean dadas a Dios que por medio del sacrificio de su hijo, nuestro Señor Jesucristo hoy podemos ser adoptados como sus Hijos, lo recalcó Pablo al enfatizar que nos bendijo en Cristo. Somos hijos suyos por medio de Cristo,

Entonces ¿Dónde está la dignidad de la Iglesia? ¿En quién radica la dignidad? La dignidad de la Iglesia radica en Cristo.

LA VOCACIÓN DE LA IGLESIA

ESTA VOCACIÓN EXIGE CONSTANCIA.

Anuncios


El creyente solo puede ser constante y permanecer cuando camine siguiendo a Cristo, cada vez que el hombre se separa de Cristo es más fácil que su vocación se pierda, pero cuando estamos asidos en Cristo somos constantes, somos hombres que no vacilamos, sabemos quién nos llamó, y sabemos que a pesar de que el camino y la jornada sea difícil, experimentemos frío, caminemos estrechos, o aun en sombra de muerte, sabemos que al final si somos constantes y no nos apartamos de su dirección habrá pastos verdes, si seguimos al pastor, el bien y la misericordia también nos seguirán todos los días de nuestra vida, ser constantes en la vocación no es fácil, no es sencillo pero al final habrá grande galardón. Pablo estaba experimentando encarcelamiento y aun se atrevía a rogar con una llamada gentil: recuerda tu vocación.

Acerca Eduardo Cavazos Sánchez

Fiel siervo del Señor Jesucristo.

Revise también

Predicas Cristianas.. Sufrimiento en primavera

Sufrimiento en primavera

Predicas Cristianas. la profecía de Isaías mostraba que Jesús, el Cordero de Dios, seria crucificado. Mensaje cristiano para semana santa; la muerte de Cristo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *