Inicio / Predicas Cristianas / La parábola del sembrador

La parábola del sembrador

 Predicas Cristianas | Mensajes Cristianos

Texto Biblico: Marcos 4:1-9

Introducción:

Anuncios

¿Qué tipo de oidor será usted? ¿Qué tipo de terreno será usted? Podemos observar como Jesús era seguido por una gran multitud, hay personas que realmente anhelan escuchar la verdad del evangelio de Jesucristo, algunos reciben la palabra del señor con toda solicitud, hasta en ocasiones nos piden que les hablemos de la palabra del señor y por otro lado hay algunos que lo rechazan, no quieren saber absolutamente nada de ella, podemos observar los dos tipos de personas (aquellos que anhelan la palabra del señor y otros que no les interesa). Esto nos enseña que después de haber aceptado el precioso evangelio de Jesucristo, debemos en todo tiempo a escuchar su mensaje para nosotros su llamado que hace a través de su palabra, debemos de seguir escuchando su instrucción para nuestra vida.

Hablando en sentido espiritual somos llamados bienaventurados porque podemos ver y oír lo que Dios nos dice, si nos consideramos sabios debemos de tener siempre oído dócil para Dios, algo interesante es que la parábola del sembrador empieza con un ´´Oíd´´ y termina con la frase ´´el que tiene oídos para oír que oiga´´ nos damos cuenta que la palabra del señor debe de ser escuchada y entendida, es de poner muchísima atención a lo que Dios nos dice, hay cosas que no comprendemos de la palabra del señor pero ¿cómo vamos a comprenderlas? Poniendo mucha atención y cuidado a las enseñanzas de Cristo, y posteriormente llevándolas a la práctica en la vida cotidiana, es así como vamos a ir penetrando cada vez más y más en las verdades del evangelio, tenemos un gran privilegio de ser discípulos de Jesucristo.

En la parábola del sembrador nos damos cuenta que el oficio del sembrador le hace depositar la semilla en los diferentes terrenos no importando que

resultado va a dar, en los diferentes tipos de terreno es como se ve el resultado, ¿a cuantas personas se le muestra el plan de salvación y la minoría recibe el mensaje, y esto fue lo que pasó con el sembrador que nos narra la palabra del señor, aprendemos de esto que debemos seguir depositando el mensaje del señor en el corazón de los demás, aunque rechacen el mensaje, acepten o no acepten el mensaje, ese es nuestro oficio (predicar el mensaje de salvación, la palabra del señor) Juan 12:47-48 47 »Si alguno escucha mis palabras, pero no las obedece, no seré yo quien lo juzgue; pues no vine a juzgar al mundo sino a salvarlo. 48 El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue. La palabra que yo he proclamado lo condenará en el día final.´´

Anuncios

14 El sembrador es el que siembra la palabra. (Mensajero de Dios) 15 Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones. (Esa es la obra de satanás, hacerte olvidar lo que aprendiste aquí en este lugar a través de su palabra, quiere que sigas viviendo como antes vivías, te sigas comportando como antes lo hacías, que no te traía nada bueno pero él quiere verte así otra vez, por eso es que va a estar interesado en que olvides lo que se enseña aquí a través de su palabra, nunca bastará con reconocer que Dios nos ha enseñado algo a nuestra vida a través de su preciosa palabra sino el llevarlo a la práctica, no permita que satanás quite la palabra sembrada en su corazón, porque hay algunos que han permitido esto y son indiferentes a la palabra, muestran indiferencia de espíritu e indiferencia en el servicio a la obra del señor, es este el resultado de aquel que permite que satanás quite lo que Dios siembra en su corazón, debemos de estar bien alertas a esto pues no ignoramos sus maquinaciones, requerimos también cuidar nuestros sentidos porque a través de ellos satanás nos tienta en todo momento, de alguna o de otra manera satanás va a buscar arrancar la palabra del señor de nuestro corazón.

16 Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; 17 pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan. (¿Usted ha sembrado alguna planta así de esa manera, Que tenga poca profundidad? ¿Qué pasará con la planta, Crecerá lo suficiente?

Cuando aceptamos a Jesucristo en nuestro corazón a partir de ese momento necesitamos de manera continua ir conociendo las verdades del evangelio, para ir afianzando cada vez más nuestra vida en Cristo, eso es tener profundidad en las cosas del señor, conocerlo cada vez mejor, si no lo hacemos puede venir a nuestra vida alguna tribulación y nos podemos soltar de la mano del señor, siendo que debemos de estar confiados en Dios que él tiene todo bajo control y si el permite eso que estamos pasando, es con un plan perfecto, él nos sacará adelante, el pelea por nosotros, esperaremos en Dios. En ocasiones los nuevos creyentes no toman en cuenta el costo que involucra el ser hijo de Dios, ¿Cuántas veces usted después de una predicación le promete al señor infinidad de cosas? Y ¿Cuántas cumple? Puede ser un oidor emotivo que en base al momento decide darlo todo por Jesucristo cueste lo que cueste pero al paso de los días se le olvida y vuelve a ser igual que como era, no se puede ser de doble ánimo, definitivamente o somos o no somos…

¿Cuántas veces le gana la emoción al escuchar su palabra, su llamado para su alma? ¿Cuantas veces le promete seguirle a pesar de lo que le cueste? Y cuando viene el problema, la enfermedad, las limitaciones, la prueba, la tentación, y decide dar un paso atrás. No tiene que poder más la corrupción que hay en el mundo a la convicción que está en nuestro corazón, en eso consiste en tener raíz. Siempre las cosas negativas humanamente hablando van a servir para crecer en Dios y nunca para apartarnos del camino del señor, van a servir para que Dios se manifieste en esa necesidad y no para tener dudas de que Dios está con nosotros, solo que en algunos el efecto es negativo en todos los sentidos llega el momento de prueba y se apartan !eso nunca voy a entender¡¡ si es cuando más necesitamos de su poder manifestándose en nosotros entonces ¿n en dónde está basada su fe? ¿En la solución que le da el hombre o en el poder de Dios? Existe otro tipo de creyente que solo usan a Dios como una llanta de refacción, se acuerdan que hay un Dios amoroso y misericordioso cuando están metidos en alguna dificultad, sin embargo cuando todo se normaliza en sus vidas se olvidan de él, muy probablemente vengan alguna que otra vez al templo pero no echan raíces en Dios, Cuando recién se convierte la persona a Cristo quiere evangelizar a todo el mundo (vive en el primer amor) pero ¿Qué pasa con el paso del tiempo? Eso se va a pagando, y es algo que no debe acontecer, el fuego debe estar siempre encendido en nuestra alma de pregonar las buenas nuevas de salvación en todo tiempo y a cualquier persona, nuestro oficio es ser mensajeros del reino de Dios, sembrar la semilla, tirar la red.) Debemos tener buen fundamento en nuestra vida, el fundamento es cristo en el no tendremos ruina de ninguna clase, recordemos que estando en el camino del señor o no, tendremos tribulaciones, problemas, dificultades, enfermedades, por lo tanto es muchísimo mejor padecerlas tomados de la mano del señor que fuera de su camino. Él es fiel a todo lo que promete.

Acerca Eldher Abdiell Prado Garay

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *