La batalla de la mente (Parte II)

Predicas Cristianas

La batalla en nuestra mente estará tan ganada como prevalezcan los pensamientos de Cristo en nosotros.

Si aún no has leído La batalla de la mente (Parte I), te invitamos a darle un vistazo.

En el mundo de hoy las personas viven maquinando iniquidad día tras día. Es difícil no encontrar personas heridas, derrotadas, desilusionadas, amargadas, hundidas en su dolor.

Es difícil incluso para un creyente huir de esos pensamientos de desilusión, derrota, amargura, cuando no está apegado a las escrituras día tras día. Por eso es tan importante para Dios que renovemos nuestros pensamientos día tras día, ya que, como dice la escritura, cada día trae su propio afán.

Dios nos manda en su palabra a que pensemos en todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad Filipenses 4:8. El enemigo trabaja día tras día para desgastar nuestros pensamientos. Te enviará el mismo pensamiento de pecado de diferentes formas, buscando la manera en que tu aceptes ese mal pensamiento y sea parte de tu estructura de pensamientos.

Fortaleza Mental

Una fortaleza mental es una estructura rígida de pensamientos incorrectos, que lo has aceptado como bueno y válidos, aun cuando has comprobado que son incorrectos. Las fortalezas mentales son las mismas mentiras del enemigo escondidas en nuestra mente que estanca nuestro crecimiento y nos hace resistentes a los cambios.

Una fortaleza es un palacio fuerte y fortificado, una cárcel de oscuridad, cercado de pensamientos incorrectos. Ejemplo: Hay personas que dicen: yo no puedo ser profesional porque mis padres nunca estudiaron.

Otras dicen: Si me caso para divorciarme mejor nunca me caso aún cuando ya tienen cuarenta años con una persona, sutilmente satanás los tiene encerrado en una fortaleza mental para mantenerlos en un estado permanente de fornicación y nunca entreguen su matrimonio a Dios, entre muchas cosas más.

Otras dicen: yo no voy a la iglesia porque hay personas falsas, cuando su círculo de amistad en el mundo esta lleno de esta clase de personas.

Cuando tus pensamientos se convierten en la palabra de Dios, tu fe se vuelve un recurso ilimitado.

Algo que no tiene límites

Un hombre sabio llamado Martin Luther King dijo: Yo no puedo evitar que los pájaros vuelen sobre mi cabeza, pero si puedo evitar que hagan nido sobre ella. En esta frase él se refería a los pensamientos, nadie puede evitar que los malos pensamientos lleguen a la mente, pero si podemos evitar que esos pensamientos se vuelvan parte de nuestra estructura de pensamientos.

Cuando los malos pensamientos se vuelven parte de nuestra estructura de pensamientos, nuestras acciones serán cada pensamiento rígido que hemos dejado que se apodere de nuestra mente. Nuestro trabajo como hijos de Dios es bloquear estos pensamientos declarando la palabra de Dios. Si llegan pensamientos de odio, declara la palabra de amarás a tu prójimo como a ti mismo, etc. Si hay algo que no tiene límites es la fe y la imaginación.

Mis pensamientos son transformados

Nuestra mente puede imaginar incluso cosas que nunca han tenido sentido a la mente humana, sin embargo, no hemos utilizado nuestra mente para salir de la pobreza, del estancamiento, de la amargura, entre otros, porque satanás a estado por años poniendo en nuestra mente pensamientos que son contrarios a la voluntad de Dios, por eso, hace hasta lo imposible para nunca vayas a la iglesia, para que nunca ores, y para que nunca leas la palabra de Dios.

Cada vez que voy a la iglesia o escucho algún predicador hablando de la palabra de Dios, mis pensamientos son transformados, y, por ende, mi manera de actuar también. Cada vez que escucho la palabra de Dios, el Espíritu Santo siempre me enseña algo nuevo y diferente, porque la revelación es ilimitada.

Cambio de pensamientos

Nunca podemos decir ni actuar como que lo sabemos todo, porque cuando tomamos semejante actitud, es una clara evidencia de que una fortaleza mental está operando en tu mente. Cuando una persona no se quiere acercar a Dios aun sabiendo que es el camino correcto es porque una fortaleza está operando en su mente, un pensamiento incorrecto que le impide acercarse a Dios.

Por eso, cuando se les predica la palabra de Dios, se sienten, incómodos y enfrentados, porque un pensamiento del reino esta golpeado los fuertes muros de su mente. Lo único que destruye las fortalezas mentales es la palabra de Dios.

2 Corintios 10:4-5 dice: «porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.«

Si somos capaces de cambiar nuestros pensamientos, entonces seremos capaces de cambiar nuestras actitudes, de esto se trata el reino de Dios.

¿Por qué llevamos años luchando con el mismo pecado y no encontramos la salida a la libertad? ¿Cómo puedo encontrar el camino a la libertad en Cristo Jesús? Continuará…

© Isangel Alcántara Falcon. Todos los derechos reservados.

Acerca Isangel Alcántara Falcon

Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

También Revise

La Iglesia vs. el Anticristo | Predicas Cristianas

La Iglesia vs. el Anticristo

Predicas Cristianas.. El anticristo profético es un personaje que siempre acapara la atención de muchísimas personas. Es tema de controversias teológicas y..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *