La familia, el diseño de Dios

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: El diseño de Dios para la familia

Predicas Cristianas Texto Bíblico: Colosenses 3:18-21

LA FAMILIA – INTRODUCCIÓN:

Cuando hablamos de la familia no son muchos los que tienen buenos recuerdos. Los hogares realmente felices están siendo escasos. Hay cuatro pasajes en la Biblia, según Génesis 1-2 y Apocalipsis 21-22 del tiempo cuando no hubo ni habrá pecado. Pero entre ese lapso, el pecado ha estado afectando terriblemente a la familia.

Observe cómo la familia comenzó a vivir las consecuencias del pecado. Cuando Eva pecó, y le siguió Adán, comenzaron los pleitos y con ello los problemas en la pareja. Lo primero que vemos es que Adán culpó a Eva por haberle hecho caso a la serpiente. Criaron a sus primeros hijos y uno de ellos se levantó y mató a su hermano.

Abraham se casó con Sara, pero cuando ella le pidió que se llegara a su sierva Agar, él fue muy obediente. Después tuvo que echar al hijo de la esclava de la casa. Jacob, su nieto, tuvo cuatro mujeres.

Los hijos de Jacob fueron un desastre y lo último que hicieron fue ponerse de acuerdo para vender a José, el mejor de ellos, como esclavo a los egipcios. ¿Qué decir de David?

No solo tuvo unas cuantas mujeres, sino que uno de sus hijos violó a su hermana y otro mató al violador. Desde entonces y hasta ahora la felicidad en las familias es algo que escasea, es un continuo anhelo.

El asunto es que el pecado rompió una y otra vez las relaciones familiares. Pero esto no fue el diseño original de Dios. Pablo en el presente pasaje nos regresa a lo que fue el plan de Dios para la familia.

En solo cuatro versículos nos ha dejado lo que toda familia debe saber para ser feliz. Un hogar no es la casa llena de muebles, ni son todas las diversiones que los hijos tengan acceso.

Pablo ha venido tratando en este capítulo lo que Cristo puede hacer en una vida que él transforma. La pregunta es ¿cómo debería afectar mi nueva posición en Cristo a mi vida familiar? He aquí las responsabilidades de cada miembro según el diseño de Dios.

I. LA RESPONSABILIDAD DE LA ESPOSA EN LA FAMILIA

1. “Sujetas a sus maridos” (vers. 18)

La palabra sumisión no es muy agradable por su mala reputación y más cuando es escuchada por alguna esposa que no le ha ido bien con su esposo.

Sin embargo, estudiando la palabra nos damos cuenta de que esto no significa desigualdad. El origen de esta palabra es militar y su traducción sería “organizar por debajo del rango”. Por ejemplo, un sargento no es inferior a un capitán.

Son iguales, pero por cuanto hay un orden en el ejército debe haber una línea de autoridad o todo será un caos. Esto mismo sucede en la familia. Cuando Dios creó al hombre y a la mujer hizo un orden para que todo funcionara correctamente.

La sumisión como tal no significa que la esposa es menor que el esposo, pues las Escrituras nos recuerdan que ahora estamos en Cristo y “ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, varón ni mujer…” (Gálatas 3:28).

Pero aunque hay igualdad en Cristo esto no es una luz verde para los movimientos de liberación femenina que toman a Gálatas como su base, para decir que ya las mujeres no necesitan someterse a sus maridos.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Persuadidos de cosas mejores

Persuadidos de cosas mejores

Predicaciones Cristianas. Si estoy persuadido de cosas mejores, viviré para el Espíritu y no para la carne, porque vivir para el Espíritu es paz; vivir para la

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.