No tendrás dioses ajenos delante de mí

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Éxodo 20:3

INTRODUCCIÓN

Vivimos en una sociedad muy religiosa pero que conoce muy poco a Dios. Basta con leer unas cuantas noticias de sucesos policíacos para darnos cuenta que la gente de hoy, al igual que ayer, vive en plena y abierta desobediencia a la voluntad de Dios.

Lo que necesitamos desesperadamente es regresar a los mandamientos de Dios. La Biblia dice que las palabras de Dios son vida. Hoy vamos a considerar el primero de los mandamientos, el más grande de todos los demás; o mejor dicho la clave para guardar los demás mandamientos. Y lo digo así, porque si Ud. cumple cabalmente éste, es un hecho que estará guardando los otros nueve.

Anuncios

Pero antes de entrar al primero, notemos algo que es muy importante: Dios dice: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. En estas palabras tenemos dos poderosas razones para obedecer los mandamientos del Señor: Primero, él es el único indicado en darnos reglas para nuestra manera de vivir porque sólo él es Señor.

Él es el único autorizado para mandar y darnos órdenes simplemente porque no hay otro como él. Sólo él es Dios. En segundo lugar, él nos da estos mandamientos no para hacernos sentir miserables, ni para esclavizarnos, sino todo lo contrario, porque ese mismo versículo dice que él ha probado su amor por nosotros.

Dios probó su amor por los israelitas al sacarlos de Egipto y él ha probado su amor por nosotros en la cruz y en otras muchas formas. Estos mandamientos nos han sido dados no en el enojo de Dios, sino de su amor. Y es por eso que deberíamos considerarlos.

I. ¿QUÉ SIGNIFICA EL PRIMER MANDAMIENTO?

Dicho de una manera negativa, este mandamiento nos dice que no debemos tener otros dioses en lo absoluto. Dicho de manera positiva, Dios dice: ¡Debes tenerme a mí como la persona más importante y la influencia más grande en tu vida!

Anuncios

Es imposible que el hombre pueda vivir sin un objeto de adoración. Todos los que no adoran al Dios verdadero inventan un dios falso que les permita vivir en pecado y hacer lo que quieran. Un ídolo no es sólo una estatua, o una imagen de metal o madera.

Un ídolo es todo aquello que ocupa la posición de influencia en nuestras vidas, algo que se interpone entre Dios y nosotros. Dios nos dice en este pasaje que ninguna persona, cosa, ideología, propósito debe interponerse en nuestra adoración a Dios.

Jesús ilustró muy bien lo anterior en la historia del joven rico: Lucas 18:18-27; este hombre influyente vino a Jesús y le hizo la pregunta de la vida más significativa: ¿Qué se debe hacer para heredar la vida eterna? Jesús le dijo que debería guardar los mandamientos.

El hombre pensaba que ya los había obedecido, por eso Jesús le dijo que la única cosa que le hacía falta era venderlo todo y dárselo a los pobres. Pero, ¿Por qué Jesús le dijo eso al joven rico? Le estaba diciendo que debemos hacernos pobres para entrar al cielo? No.

Lo que Jesús hizo fue tomar el primer mandamiento y aplicarlo a la vida de este hombre. El Señor sabía que la confianza de este hombre estaba en sí mismo, estaba en lo que poseía. De modo que Cristo señala la raíz del problema: este hombre estaba controlado por lo que tenía y no por aquel que se lo había dado. Las riquezas se habían convertido en su dios, y de esta forma había quebrantado el primer mandamiento.

Anuncios

II. ¿CÓMO VIOLAMOS HOY EL PRIMER MANDAMIENTO?

Es muy fácil para nosotros menear la cabeza al leer de este joven rico. Sin embargo, nos parecemos a él más de lo que podamos imaginar. No somos atraídos por algún dios de piedra, pero sí por dioses emocionales, materiales, religiosos, intelectuales e inclusive ídolos sensuales, que tienen el mismo efecto en nuestras vidas. Debemos identificarlos antes de poderlos eliminar.

A. El ídolo de las posesiones materiales

Este es, desde luego, el problema que tenía el joven rico, pero también es un problema que prevalece en una país como el nuestro, porque en lugar de poner nuestra confianza en el Señor, confiamos en nuestra cuenta bancaria o en nuestros ahorros, en nuestra educación, en nuestra apariencia, en nuestros bienes, etc.

Acerca Félix D. Ramírez Montalvo

Soy un pastor bautista reformado y profesor de consejería bíblica. Mérida, Yucatán, Mexico

También Revise

Predicaciones Cristianas - La experiencia del sufrimiento

¿Por qué sufre la humanidad?

Si un Dios benévolo y omnipotente controla todo lo que ocurre en el mundo, entonces ¿por qué él permite que los inocentes sufran, que haya..?

Un comentario

  1. Muy buenos mensajes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *