Inicio » Predicas Cristianas » Más fruto

Más fruto

Predicas Cristianas

Predicas cristianas predica de hoy: Más fruto

Predicas cristianas lectura bíblica de hoy:Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.Génesis 1:28 

Tema: Nuestra misión es dar más fruto

Introducción

DEFINICIÓN DE FRUTIFICAR – (DAR MÁS FRUTO)

¿Qué quiere decir fructificar en la Biblia? El significado de fructificar es llevar, dar fruto. Fructificar, viene del hebreo de la palabra “paráh y según el diccionario Strong significa: llevar fruto (literalmente o figurativamente):- aumentar, crecer, fértil, fructífero, fructificar, dar fruto, multiplicar, producir, utilidad, retoñar, abundancia.

Este verbo se encuentra 29 veces en el Antiguo Testamento. La primera vez que se usa es en Génesis 1:22Y Dios los bendijo diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra” (RVR).

APLICACIONES BÍBLICAS DE LA PALABRA FRUTO.

La palabra fruto también tiene muchas aplicaciones en la Biblia, solamente en el N.T. aparece alrededor de 60 veces.

Algunas de las siguientes cosas son consideradas fruto:

Mateo 3:8. “Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento”.

  1. PRACTICAR LA VERDAD. Mateo 7:16-21. “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que, por sus frutos los conoceréis”.
  2. OFRENDAS OFRECIDAS A DIOS. Romanos 15:28. “Así que, cuando haya concluido esto, y les haya entregado este fruto, pasaré entre vosotros rumbo a España”.
  3. UN CARÁCTER COMO EL DE CRISTO. Gálatas 5:22-23. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”.
  4. GANAR NO CRISTIANOS PARA JESÚS: Romanos 1:13Pero no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir a vosotros (pero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás gentiles”.
  5. HACER DISCÍPULOS. Mateo 28:19. “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. El fruto de un discípulo es otro discípulo.”

TENEMOS LA ORDEN DE DIOS DE FRUCTIFICAR – (DAR MÁS FRUTO)

Dios le dio la orden a los primeros habitantes de la tierra, Adán y Eva, le dijo: ¡Fructificad y multiplicaos!” (Génesis 1:22 y 28). El vers. 22 lo vimos al inicio de la lección y dice Génesis 1:28.Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

En estos 2 versículos encontramos que los hijos de Dios somos llamados a ser productivos y fructíferos.

Encontramos en la Biblia muchísimos ejemplos de que éste el deseo de Dios también para nosotros en el día de hoy. Dios quiere que demos frutos y nos enseña a través de estos pasajes de la Biblia, que si no lo hacemos habrá juicio y castigo para el que es improductivo.

SOMOS LA VIÑA DEL SEÑOR

Isaías 5:1-7. “Ahora cantaré por mi amado el cantar de mi amado a su viña. Tenía mi amado una viña en una ladera fértil. 2 La había cercado y despedregado y plantado de vides escogidas; había edificado en medio de ella una torre, y hecho también en ella un lagar; y esperaba que diese uvas, y dio uvas silvestres. 3 Ahora, pues, vecinos de Jerusalén y varones de Judá, juzgad ahora entre mí y mi viña. 4 ¿Qué más se podía hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿Cómo, esperando yo que diese uvas, ha dado uvas silvestres? 5 Os mostraré, pues, ahora lo que haré yo a mi viña: Le quitaré su vallado, y será consumida; aportillaré su cerca, y será hollada. 6 Haré que quede desierta; no será podada ni cavada, y crecerán el cardo y los espinos; y aun a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella. 7 Ciertamente la viña de Jehová de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judá planta deliciosa suya. Esperaba juicio, y he aquí vileza; justicia, y he aquí clamor”.

La viña se utiliza en la biblia como símbolo o imagen del pueblo de Dios. Dios es el dueño de la viña a la que cuida con verdadero amor. Dios tiene puestas todas sus esperanzas en que esa “viña”, ese pueblo, dé buenos frutos porque son la lógica respuesta al amor derrochado con ella por su cuidador y amo.

Pero la viña da frutos amargos; frutos que no son buenos sino todo lo contrario. Esperaba de ellos “Derecho” y cosecha “asesinatos”. Esperaba “Justicia” y encuentra “lamentos”.

Cantares 1:6Me pusieron a guardar las viñas; Y mi viña, que era mía, no guardé.

El amo de la viña desbarata la viña como reacción a su no productividad. La viña se convierte en un campo abandonado, del que no se le puede aprovechar absolutamente nada. El profeta describe adecuadamente lo que le pasará a Israel en su historia. Llegará a ser “no pueblo”. Casi se pierde su rastro entre las naciones de la tierra.

¿Será esta la última palabra? ¿No habrá vuelta atrás? NO, Dios no nos abandona nunca, no desespera. Le dio una oportunidad a Israel y también nos da a nosotros una oportunidad porque nos ama y su amor no acaba nunca.

DIOS EXIGE FRUTOS A SU VIÑA – (DAR MÁS FRUTO)

  • Condena toda inactividad. Judas 12. “Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados”.
  • Los sarmientos improductivos se arrojan al fuego y arden. Juan 15:6. “El que en mí no permanece será echado fuera como mal pámpano, y se secará; y los recogen y los echan al fuego, y arden”. Comparemos con Mateo 3:10. “Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.
  • La viña será confiada a otros viñadores (Mateo 21:41ss). “Le dijeron: A los malos destruirá sin misericordia, y arrendará su viña a otros labradores, que le paguen el fruto a su tiempo”.
  • La higuera estéril no tiene ya derecho a ocupar la tierra (Lucas 13:6-9). “Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone.9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después”.
  • Finalmente, según una vieja institución oriental concerniente a los negocios comerciales, el propietario tiene derecho a castigar al que no ha observado el contrato: “Haced que fructifiquen (mis talentos) hasta que yo venga”. Lucas 19:13Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo”.

CONCLUSIÓN:

Ponte en acción en este momento y comienza a dar fruto en todas las áreas de tu vida. El Señor no te llamó para ser un árbol o una rama seca y sin fruto; Él te eligió para llevar fruto abundante. Y como lo dijimos en nuestra palabra profética: Este es el año en el que vas a dar fruto, más fruto,  mucho fruto y fruto que va a permanecer.

© Moreiba Cabrera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

Deja un comentario