Inicio / Predicas Cristianas / Voces y ecos de intercesión

Voces y ecos de intercesión

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Mateo 14:22-23

El mensaje presente es tan rico por esencia que tiene gran diversidad de aplicaciones, y clasificaciones; ésta misma riqueza me permite desentrañar un mensaje temático; por ello mas que buscar darle un seguimiento lógico al relato buscare resaltar tres expresiones que brotan del mismo.

Atendiendo el primer versículo del relato (22) logramos descubrir dos grupos y un personaje central que se asoman sobre el. Mateo ubica a la primera persona [Jesucristo] para posteriormente captar su atención en el primer grupo [los discípulos] y finalmente presenta al segundo grupo [multitud].

Ahora que logramos identificar tanto al personaje central como a los grupos secundarios, es necesario precisar que papel juega cada uno de ellos en el mensaje que buscare ocupar.

Para ello me es necesario comentar que tanto a consideración científica como desde el punto de la fe cristiana, al hombre se le da una distinción mayor a cualquier otra forma de vida o especie en existencia, y entre esas características y cualidades distintivas se encuentra la capacidad para comunicarse, no solo a través del habla sino por medio de otras habilidades congénitas o aprendidas; entre ellas la capacidad de comunicarse por medio de la escritura, señales o ademanes, gesticulaciones e inclusive se llega a afirmar que el hombre tiene la capacidad para comunicarse por medio de la vista; sea cierto o no todas estas herramientas que utiliza el hombre son expresiones que por naturaleza propia las realiza, esto sin considerar las circunstancias que rodean al hombre y lo orillan a hacer uso de ellas.

Para ello me permito hacer uso de ejemplificaciones evidentes.

UNA MALA NOTICIA. Siendo mala puede generar una expresión abrupta en el hombre, siendo esta buena es capaz de dibujarle una sonrisa en el rostro al hombre expresando felicidad y alegría.

USANDO EL SENTIDO DEL GUSTO. Si prueba algo agrio su expresión lo delatara, a menos que busque no hacer sentir mal al anfitrión.

Ahora bien si presenciamos el momento en que un hombre se machuca un dedo ¿Qué expresión crees que observarías en su rostro o que expresión escucharías de sus labios?

De modo tal que el hombre no solo es capaz de expresarse por medio de imágenes sino que también se expresa audiblemente, esto es ruidos o a través del habla.

La lengua española define a la expresión como:

  • la manifestación de un estado de animo
  • la capacidad de darse a entender por medio del uso de palabras.

Y es precisamente la ultima definición la que utilizare para colocarla en el transcurso del mensaje

La expresión por medio de voces.

El relato nos presenta un cuadro en el primer versículo en orden de aparición

Pero por razones propias del mensaje me veo en la necesidad de presentar el orden de manera inversa.

La multitud Analizando el contexto que le precede, observamos que esta misma multitud es la que fue alimentada por el Señor Jesucristo, así que haciendo uso de la imaginación y apoyándonos en un supuesto lógico, no sería irracional más si aceptable, que ésta multitud al ser despedida por Jesucristo le expresara voces de agradecimiento y gratitud, por su acto benévolo, siendo estas acompañadas indudablemente por voces de suplicas, voces de necesidad, peticiones alzadas ante los oídos de Jesucristo por labios de la multitud. Es decir que en el primer grupo encontramos:

  • Voces de gratitud,
  • Voces de agradecimiento; pero también
  • Voces de suplicas,
  • Voces que exclaman necesidad,
  • Voces que elevan peticiones.

Siguiendo el orden inverso encontramos a los discípulos aquellos que conocían a Cristo, aquel circulo que se relacionaba con Él, aquellos que hablaban con él, en ellos también encontramos expresiones verbales, de ellos el escritor si nos dice las voces que emanaron de sus corazones.

  • Voces de temor
  • Voces de miedo
  • Voces de desesperación [Pedro “sálvame”]

Por ultimo abordamos la persona de Jesucristo En él encontramos un corazón doblado por las voces que se levantaron ante su persona, tan sensible fue su corazón que ante esas voces de ruego y suplica fue orillado a levantar voces en oración, quizá fueron voces de suplica y ruego hacia el Padre como las que escuchó por la multitud pero las voces de Cristo tenían una diferencia, esas voces eran acompañadas por voces de intercesión, voces que no eran suplicas por su persona; sino suplicas por las multitudes, voces de intercesión como las que nos relata Juan- “No te ruego solo por estos; “sino por los que han de creer…”

En Cristo ciertamente se elevaron distintas voces porque el también era hombre, y porque era hombre expreso:

Voces de necesidad “tengo sed” Voces de clamor “Dios mío, Dios mío, ¿Porque me has desamparado?” Voces de temor “Si es posible pasa de mi ésta copa”

Pero nunca olvido las voces de intercesión “Perdónales porque no saben lo que hacen”

Quiero aclarar que no pretendo ubicar a los discípulos como modelo de la iglesia, como tampoco a la multitud como modelo del mundo, porque tanto en las expresiones verbales de la multitud como las expresiones de los discípulos la IGLESIA está identificada, recordemos que estamos resaltando las expresiones del hombre, ello incluye al Cristo hombre, al discípulo y la multitud.

Por un lado en el mundo escuchamos voces de temor, veces de suplicas ante los acontecimientos presentes, voces de temor porque no hay esperanza, porque no conocen al Cristo que tu y yo conocemos.

Pero ¿Qué con la Iglesia? ¿Acaso solo los primeros discípulos flaquearon? ¿Acaso solo ellos expresaron voces de temor?

Como iglesia y como discípulos no podemos olvidar nuestra condición humana, cierto que somos hijos de Dios, cierto que somos su Iglesia, pero ello no nos exime de experimentar aflicciones y adversidades, porque estamos en el mundo y el peregrinaje del camino angosto en el que vamos, exige esfuerzo.

Acerca Eduardo Cavazos Sánchez

Fiel siervo del Señor Jesucristo.

Revise también

Cuando el silencio de Dios te cura - Central de Sermones

Legado del padre ante la oportunidad de su hijo hacer grandes cosas.

Predicaciones Cristianas... Cuando vas a guiar a tus hijos en el camino de la vida, este es el precepto que has de seguir: Dios está en primer lugar. Si Él no..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *