Inicio » Predicas Cristianas » Una iglesia al estilo de Jesús

Una iglesia al estilo de Jesús

Predicas Cristianas

Predicas cristianas predica de hoy: Una iglesia al estilo de Jesús

Introducción

Tres grandes metas nos hemos trazado como iglesia: ser una iglesia Relevante, Intencional y Saludable.

Y esto es un gran reto para la iglesia. Porque esto implica dejar de mirar la iglesia sólo hacia dentro, orientada a satisfacer a sus miembros como clientes. Se hace necesario e imprescindible, comenzar a mirar hacia afuera, y buscar formas relevantes de traer a los que están fuera, al ámbito de la iglesia, para poder impactarlos con la palabra del evangelio.

Recordemos que la iglesia es la única organización cuya razón de existir es para servir a los que no son parte de ella. Por lo tanto, se precisa ser una iglesia relevante, intencional y saludable, para cumplir con ese propósito.

Y algo muy importante, y por lo cual quiero hablarles de este tema: Cristo modeló con su vida y ministerio público, estas tres características que debe seguir la iglesia de hoy.

1. EL MINISTERIO DE CRISTO FUE RELEVANTE

SER RELEVANTE significa distinguirse de los demás, que sobresale; algo prominente y que es muy difícil de ignorar, porque se aparta del montón; marca una diferencia de lo común y corriente, distanciándose de lo viciado y adulterado. Ser relevante es, ser influyente por ser un agente de cambio, que se resiste a métodos estereotipados (calcados o repetidos).

El Ministerio de Jesús se hizo relevante, porque no copió el estilo de la religión de su época para desarrollar su ministerio.

El Señor rompió todos los esquemas y métodos que la religión tradicional judía establecía para hacer discípulos. Los discípulos no escogieron a Jesús como maestro (así era la costumbre judía), Él fue quien escogió a sus discípulos. “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros” (Juan 15:16).

La iglesia como facilitadora, ofrece oportunidades a las personas para servir, pero el Señor sigue siendo quien llama, ocupa y capacita con talentos, dones y ministerios en su reino, porque Él es el Dueño y Señor de Su iglesia. (1 Corintios 12:11).

Jesús rompió el estilo de religión de su época, porque se reunía con pecadores y publicanos a la orilla del mar o en medio de la montaña, visitaba las casas donde le invitaban, impartía sus discursos o lecciones al aire libre para que todos los pobres, marginados y desamparados del pueblo lo escucharan, su lugar de oración fue el desierto y el huerto de Getsemaní.

Jesús fue auténtico, único en su persona, único en su mensaje, único en sus métodos, único en su obra. Los alguaciles que fueron comisionados por los fariseos para ir y traer preso a Jesús, regresaron diciendo: “¡Jamás! hombre alguno ha hablado como este hombre!” (Juan 7:46). El pueblo le escuchaba de buena gana (Marcos 6:20).

Una IGLESIA RELEVANTE no clona métodos ni copia estilos de otras congregaciones, es la que desarrolla sus ministerios según los propósitos que Dios tiene para ella, porque cada iglesia local tiene su propio ADN. (es la molécula biológica que contiene la información genética de cada ser vivo).

El Ministerio de Jesús fue relevante, porque Su mensaje o Su doctrina era práctica, vivible, aplicable a la vida diaria y a las relaciones humanas y con Dios.

Jesús dijo: “Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana” (Mateo 11:30). Su ley era la ley del Amor a Dios y a los demás.

Una IGLESIA RELEVANTE no manipula los sentimientos y emociones de la gente con un lenguaje triunfalista, sino predica un evangelio práctico, vivible, que cubre las necesidades espirituales de las personas y las familias que lo escuchan, porque tiene como tema central a Jesucristo.

2. EL MINISTERIO DE CRISTO FUE INTENCIONAL

SER INTENCIONAL significa vivir y trabajar con propósito. Hacer que cada acción cuente. Es estar consciente de la misión de vida que tenemos. Es enfocarse en hacer las cosas correctas, momento a momento, día a día y luego seguir trabajando en ellas de forma consistente.

El ministerio de Jesús fue intencional, porque Él siempre estuvo consciente de su misión y propósito en la tierra. “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” (Juan 6:38).

En la casa del publicano llamado Leví, reunidos con otros cobradores de impuestos que fueron invitados, Jesús confirmó que conocía muy bien su misión. Él les dijo a quienes cuestionaban que no debería participar de esas reuniones con publicanos: “Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.” (Lucas 5:31-32).

Cuando entró en la casa de Zaqueo, que era jefe de una oficina tributaria y que vivía en Jericó, allí también confirmó una vez más que conocía muy bien su misión en la tierra: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.” (Lucas 19:10).

Creo sin temor a equivocarme que, lo peor que le puede pasar a una iglesia, es que deje de ser efectiva en el lugar donde está ubicada, porque ignore la misión y el propósito que Dios le asignó. (Iglesia de Laodicea. Apocalipsis 3:14-22).

La Biblia siempre nos llama a someternos y a obedecer la voluntad de Dios que es buena, agradable y perfecta, si es que queremos tener éxito en lo que hacemos para Dios y Su iglesia (Romanos 12:2).

El Ministerio de Jesús fue intencional, porque cada lugar que visitó y cada enseñanza que impartió, lo hizo con propósitos bien definidos.

Entre otras historias que encontramos en los evangelios que demuestran que todo lo que hizo y dijo fue intencional, te comparto éstas.

  • Visitó Samaria y allí dejó una misionera. (Juan 4:1-45).
  • Estuvo en Naín y resucitó el hijo de una pobre viuda. (Lucas 7:11-17).
  • Llegó a Gadara y liberó a un endemoniado y lo convirtió en misionero. (Lucas 8:23-39).
  • Pasó por Jericó y Zaqueo el cobrador de impuestos se convirtió con toda su familia (Lucas 19).
  • Fue a Betania a resucitar a Lázaro después de cuatro días de muerto (Juan 11:17-44).
  • Lavó los pies a sus discípulos y aprovechó la ocasión para darle una lección de como servir en Su reino (Juan 13:1-20).

Y una IGLESIA INTENCIONAL es la que no gasta tiempo en cosas secundarias e irrelevantes, que no asume tareas que nada tienen que ver con los propósitos que Dios tiene con Su iglesia en la tierra: adoración, evangelismo, discipulado, compañerismo y servicio.

Por lo tanto, una de las decisiones más importante que un cristiano y una iglesia debe tomar, si desea crecer en su relación con el Señor, es ser intencional. Porque una vida con propósito es aquella que activa el poder y los planes de Dios para nuestras vidas.

3. EL MINISTERIO DE CRISTO FUE SALUDABLE

SER SALUDABLE, espiritualmente hablando, es tener amor que atrae a otros; es alcanzar visión que se convierte en una misión relevante; es practicar una adoración que transforma; es tener pasión por Jesucristo y alcanzar la capacidad de adaptarse bajo la dirección del Espíritu Santo.

El Ministerio de Jesús fue saludable, porque cumplió con su misión de traer un mensaje de salvación y esperanza a todos los hombres, sin acepción de personas, que releva el amor de Dios (Lucas 7:22-23; Juan 3:16).

Y una IGLESIA SALUDABLE es aquella que cumple en obediencia la Gran Comisión que Cristo le asignó (Mateo 28:19-20). Es la que publica por todas las vías, la buena noticia de que Jesucristo murió para ofrecer el perdón de los pecados. Es la que le dice a los pecadores, que todos los que se arrepientan de sus pecados, y creen que Jesucristo resucitó de la muerte a la vida al tercer día, disfrutarán, no sólo de una nueva vida, sino de la vida eterna con Jesucristo en los cielos (Juan 14:1-2).

El Ministerio de Jesús fue saludable, porque estuvo impregnado de oración. La vida de oración de Cristo es impactante. Jesús oró en secreto, intercedió por la unidad de la iglesia, oró por sus enemigos desde la cruz, mantuvo comunión constante con el Padre por medio de la oración, ya fuera matutina o en vigilias.

Una IGLESIA SALUDABLE es la que logra entender que la oración siempre ha sido y será la gloria de la iglesia, es la que lleva a la iglesia a vivir sobrenaturalmente, la que la potencia y le da crecimiento, tanto numérico como espiritual.

El Ministerio de Jesús fue saludable, porque Jesús citó, defendió y explicó la Palabra de Dios de forma precisa durante su ministerio público.

Una y otra vez, ya fuera enseñando a sus discípulos o corrigiendo alguna falsa interpretación de las Escrituras, o cuando enfrento a Satanás en la tentación en el desierto, Jesús citó las Escrituras, al decir, “escrito está”. (Mateo 4:4,7,9; 21:13; Juan 7:16).

En el camino a Emaús, después de resucitar, les explicó a dos de sus discípulos comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.” (Lucas 24:27). Y una iglesia saludable es la que conoce la Biblia.

Algo que caracterizó el próspero e impactante ministerio de Billy Graham fue que siempre en sus mensajes él decía: “La Biblia dice…”.

Pero hoy se quiere predicar un evangelio sin Biblia; hoy se quiere vivir un cristianismo sin Biblia; hoy se componen canciones sin contenido bíblico; la fraseología del neopentecostalismo de la tercera oleada, muchísimas veces es antibíblico y apóstata. Pero paradójicamente a esta triste realidad, se quiere disfrutar de las bendiciones del Dios de la Biblia. ¡Y eso es absolutamente IMPOSIBLE!

Una IGLESIA SALUDABLE, es la que enseña y predica todo el consejo de la Palabra de Dios. Porque no hay otra forma de producir una vida cristiana saludable, que no sea por medio de la Palabra de Dios (Tito 1:9; 2:1; 1 Timoteo 6:3-4; 2 Timoteo 2:2).

La mejor manera que tiene una iglesia de preservar su salud espiritual es, manteniéndose centrada en la verdad bíblica. Sin mezclas ni sincretismos.

Pablo le dice a Timoteo que las Sagradas Escrituras inspirada por Dios, que él conoce de niño, “La Biblia es útil para enseñarnos la verdad, para hacernos comprender las faltas cometidas en la vida, y ayudarnos a llevar una vida recta. Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra.” (2 Timoteo 3:15-17 BAD).

CONCLUSIONES

Que no seamos una iglesia relevante por la pantalla LED que colgamos en la plataforma o por la hermosura del edificio que tenemos. Debemos ser relevantes, porque somos una iglesia centrada en Cristo y en la Biblia, tanto en la alabanza como en la predicación y la enseñanza. Porque somos auténticos en todo lo que hacemos como comunidad de fe.

Que no nos creamos ser una iglesia intencional porque somos populares o virales. Debemos ser intencionales, porque estamos conscientes de nuestra misión como iglesia, y porque nuestro mayor propósito está en modelar la vida de Cristo, glorificando y honrando su Nombre en todo lo que hacemos, decimos y planificamos.

Que Dios nos libre de creernos ser una iglesia saludable, porque usamos un lenguaje triunfalista, al estilo de todas esas corrientes neopentecostales que sólo logran estimular las emociones con ese fetichismo evangélico.

Seremos saludables si somos una iglesia poderosa en la Oración, en la Alabanza y en la Palabra de Dios, que aprovecha cada recurso espiritual (dones y ministerios), material y humano asignado por Dios para que crezcamos y nos desarrollemos naturalmente, sin artificios humanos.

Que los que lleguen a nuestro templo sean impactados por el poder de la PALABRA, por la ADORACIÓN centrada en Cristo, por la sinceridad de nuestras ORACIONES, y por el AMOR de Dios que se comparte.

No seamos la iglesia que la gente quiere, sino la que Jesús quiere que seamos.

© David N. Zamora. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

3 comentarios en «Una iglesia al estilo de Jesús»

  1. Glorioso mensaje, importante tener un texto o porcion biblica antes de cada sermon o predica antes de la Introduccion, asi le da mas autoridad a la predica y que la porcion o texto biblico este en ammonia con el tema a exponer.

    Responder
  2. Bendiciones para todos en general
    Que él amor de Dios triunfe sobre nuestras deficiencias y pasividad
    De entender el mensaje de Jesucristo
    Id y haced Discípulos 🙏🦅🙏

    Responder

Deja un comentario