Inicio » Predicas Cristianas » En la búsqueda de Jesús

En la búsqueda de Jesús

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Predica de hoy: En la búsqueda de Jesús (Renuncias, Firmeza y Regalos)

Introducción

En una época donde las personas están dispuestas a renunciar a noches de sueño, invertir en entradas costosas y esforzarse al máximo por experiencias personales, surge la pregunta: ¿A qué estamos dispuestos a renunciar y esforzarnos por buscar algo que realmente transforme nuestras vidas?

Hoy, exploraremos una historia que nos llevará más allá de las luces brillantes de los conciertos y las posesiones personales para descubrir el significado profundo de las renuncias y esfuerzos en nuestra búsqueda de lo trascendental. Prepárate para una reflexión que va más allá de la superficialidad de la sociedad actual y nos invita a buscar algo que realmente valga la pena.

En esta búsqueda contemporánea, recordemos que, al igual que los Magos no renunciaron a la visión de la estrella, nosotros tampoco debemos renunciar a nuestra visión de seguir a Jesús. En un mundo lleno de incertidumbres, afanes y más cosas, tu historia como creyente moderno que renuncia a la seguridad para seguir un propósito más grande, es un desafío.

Aunque enfrentes desafíos y dudas, mantén firmeza al seguir la estrella que Dios ha colocado en tu vida. Los hombres de esta historia con su ejemplo nos reclaman a mantenernos firmes en nuestras visiones y llamados, incluso cuando el camino se torna difícil.

I. RENUNCIAS POR LA BÚSQUEDA

Los Reyes Magos, figuras prominentes en la historia de la natividad, nos ofrecen un poderoso ejemplo de renuncia en su viaje hacia el encuentro con Jesús. Imagina por un momento las vidas que llevaban antes de emprender esta travesía. Eran sabios, posiblemente de alta posición social, y sin embargo, decidieron dejar atrás la familiaridad de sus vidas para seguir la estrella que anunciaba la llegada del Salvador.

Así como los Magos dejaron atrás sus comodidades y seguridades, nosotros también enfrentamos la llamada de renunciar a ciertos aspectos de nuestras vidas para buscar a Jesús de manera más plena. Estas renuncias pueden variar, pero a menudo implican soltar el control, abandonar las preocupaciones mundanas y apartarse de las distracciones que nos alejan de una conexión más profunda con Cristo.

Esta disposición para renunciar no es fácil. Nos encontramos en una sociedad que valora la acumulación de bienes, el éxito material y la comodidad. Pero los Reyes Magos nos enseñan que el viaje hacia Jesús requiere un desapego de las cosas temporales para abrazar lo eterno.

Filipenses 3:7-8 (NVI) “Sin embargo, todo aquello que para mí era ganancia, ahora lo considero pérdida por causa de Cristo. Es más, todo lo considero pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, a fin de ganar a Cristo”

Este texto resalta la disposición de renunciar a lo que podríamos considerar valioso en comparación con el conocimiento y la relación con Cristo. Así como los Reyes Magos renunciaron a su estatus y posesiones para encontrar al Salvador, este versículo nos anima a considerar cualquier pérdida como ganancia cuando se trata de buscar a Jesús.

II. FIRMEZA EN EL LLAMADO O VISIÓN

Los Reyes Magos no solo renunciaron a comodidades materiales, sino que también exhibieron una firmeza notable en seguir la estrella que los guiaría al Mesías. En su travesía, enfrentaron desafíos y adversidades, pero no perdieron de vista su visión. Esta firmeza en medio de la incertidumbre nos enseña valiosas lecciones sobre la importancia de mantenernos enfocados en la visión que Dios nos ha dado.

En nuestras vidas diarias, enfrentamos constantes distracciones y desafíos que podrían alejarnos de la visión que Dios ha depositado en nuestros corazones. La firmeza de los Reyes Magos nos inspira a no ceder ante las dificultades y tentaciones que podrían desviarnos del propósito divino. Así como ellos no perdieron de vista la estrella, nosotros debemos mantener nuestros ojos fijos en la visión que Dios nos ha confiado.

Proverbios 4:25-27 (NVI) ofrece una perspectiva sabia sobre este principio: “Pon la mirada en lo que tienes delante; fija la vista en lo que está frente a ti. Endereza las sendas por donde andas; allana todos tus caminos. No te desvíes ni a diestra ni a siniestra; apártate de la maldad”.

Este versículo destaca la importancia de mantener nuestros ojos en la dirección correcta y no desviarnos del camino que Dios ha trazado para nosotros. Al igual que los Reyes Magos mantuvieron su enfoque en la estrella, nosotros también debemos ser diligentes en mantenernos enfocados en la visión que Dios nos ha dado, sin desviarnos a la derecha ni a la izquierda.

III. REGALOS COMO ENTREGA Y SACRIFICIO

Analicemos de Mateo 2:10 “Al ver la estrella, se llenaron de alegría. 11 Entraron en la casa y vieron al niño con su madre María. Se postraron para adorarlo, luego abrieron sus cofres y le presentaron regalos de oro, incienso y mirra.

En estos versículos, vemos la culminación del viaje de los Magos. La presencia de la estrella les trae alegría, y al entrar en la casa y ver al niño Jesús, su respuesta es de adoración. Se postran ante Él, un acto de reconocimiento de Su soberanía y divinidad. Luego, abren sus tesoros y presentan los regalos, revelando la profundidad de su adoración y entrega.

Este pasaje destaca cómo la adoración verdadera está inseparablemente ligada a la entrega de lo más preciado que poseemos. Los regalos no son simplemente símbolos materiales, sino expresiones tangibles de su rendición total ante el Rey celestial. La exégesis nos lleva a entender que, al igual que los Magos, nuestra adoración debe ser acompañada por una entrega completa de nuestras vidas y recursos ante Jesús, reconociendo Su realeza, divinidad y sacrificio redentor.

Los regalos que los Reyes Magos presentaron a Jesús

Los regalos que los Reyes Magos presentaron a Jesús no fueron meros obsequios; fueron expresiones profundas de entrega, adoración y sacrificio. Cada uno de estos elementos —el oro, el incienso y la mirra— no solo era valioso en términos materiales, sino que también llevaba consigo significados espirituales profundos.

  • Oro: El oro, un metal precioso asociado comúnmente con la realeza, fue un regalo que simbolizaba la reconocida realeza de Jesús. Ofrecer oro a un rey era un gesto de sumisión y reconocimiento de su posición como gobernante. En este contexto, el oro presentado por los Magos representa la entrega de la riqueza y la posición ante el Rey de reyes.

En la entrega del oro por parte de los Reyes Magos, encontramos una lección que resuena en nuestra actualidad. La aplicación de este simbolismo del oro se puede realizar de diversas maneras:

Entrega Financiera: Así como los Magos ofrecieron oro como un gesto de sumisión y reconocimiento de la realeza de Jesús, nosotros podemos aplicar este principio en nuestras vidas financieras. Implica reconocer que nuestras finanzas son un recurso dado por Dios y, en respuesta a Su realeza en nuestras vidas, debemos estar dispuestos a usar nuestras riquezas de manera sabia y generosa. Esto puede incluir la práctica de la generosidad, el diezmo y la inversión en el Reino de Dios.

Renuncia a la Avaricia y la Codicia: En una sociedad impulsada por la búsqueda de la riqueza y el éxito material, la entrega del oro nos desafía a renunciar a la avaricia y la codicia. Significa reconocer que nuestras posesiones no definen nuestra identidad ni nuestra seguridad. Al entregar nuestras actitudes egoístas hacia la riqueza, demostramos una sumisión consciente a la realeza de Jesús sobre nuestras vidas.

Entrega de Posición y Status Social: El oro presentado por los Magos no solo representaba riqueza material, sino también posición social. En nuestra actualidad, esto se traduce en reconocer que nuestras posiciones, títulos y estatus social deben ser sometidos al Señorío de Cristo. Implica usar nuestras influencias y privilegios para glorificar a Dios y servir a los demás, en lugar de buscar solo nuestro propio beneficio.

Inversión en el Reino de Dios: Entregar oro en la actualidad puede simbolizar nuestra disposición a invertir no solo en nuestro bienestar personal, sino también en el Reino de Dios. Esto puede incluir el apoyo financiero a obras de caridad, misiones y proyectos que buscan expandir el impacto del evangelio y aliviar las necesidades de los menos afortunados.

  • Incienso: El incienso era utilizado en rituales de adoración, produciendo una fragancia que ascendía como símbolo de oración y comunión con lo divino. Al entregar incienso, los Magos reconocieron a Jesús como el Dios encarnado, merecedor de adoración divina. Este regalo simboliza la entrega de sus vidas en adoración genuina.

El simbolismo del incienso, presente en la ofrenda de los Reyes Magos, tiene aplicaciones profundas y significativas para nuestra vida cotidiana y espiritual en la actualidad:

Adoración Personal y Comunión: El incienso, con su fragancia ascendentemente llevada por el viento, representa la oración y la adoración personal que se eleva hacia lo divino. Aplicar esto a nuestra realidad implica cultivar una vida de oración constante y adoración personal. No se trata solo de participar en rituales formales, sino de establecer una conexión íntima y continua con Dios en nuestra vida diaria.

Ambiente de Adoración en la Comunidad: En nuestras congregaciones y comunidades de fe, el incienso simboliza la adoración colectiva. Como los Magos entregaron incienso como un acto de adoración genuina, nosotros debemos esforzarnos por crear ambientes de adoración en nuestras comunidades. Esto incluye participar activamente en la adoración colectiva, contribuir al culto en espíritu y verdad, y fomentar una cultura de reverencia y búsqueda de la presencia divina.

Esto implica rendirnos completamente a Dios, ofreciendo nuestra totalidad, no solo en momentos de culto, sino en todas las áreas de nuestra vida: trabajo, relaciones, decisiones y aspiraciones.

Fragancia de Nuestras Acciones: La fragancia del incienso no solo simboliza palabras habladas en oración, sino también nuestras acciones. Nuestras vidas deben ser como ese incienso, emitiendo una fragancia agradable que apunte a la presencia y el carácter de Dios. Aplicar el incienso a nuestra actualidad implica vivir de tal manera que nuestras acciones sean una adoración continua.

La adoración genuina va más allá de los momentos formales; es un estilo de vida que refleja nuestra entrega total a Dios.

  • Mirra: La mirra, una resina aromática asociada con el embalsamamiento y la preparación de cuerpos para el entierro, tiene un significado profundo de sacrificio y muerte. Al presentar mirra, los Magos indicaron su comprensión del propósito redentor de Jesús, anticipando Su sacrificio por la humanidad. Este regalo representa la entrega total de sus corazones y la disposición a seguir al Salvador que daría Su vida por la redención.

La mirra, asociada históricamente con el embalsamamiento y la preparación de cuerpos para el entierro, lleva consigo un simbolismo de sacrificio y redención profundos. Aplicar este significado a nuestra realidad contemporánea implica entender y vivir las siguientes lecciones:

Reconocimiento del Sacrificio de Cristo: La mirra nos recuerda el sacrificio final de Jesús en la cruz. En nuestra vida cotidiana, esto implica un constante reconocimiento y agradecimiento por el sacrificio de Cristo en la cruz. Al enfrentar desafíos y dificultades, recordamos que Cristo, con su mirra simbólica, nos ha redimido y dado esperanza.

Participación Activa en la Obra Redentora: Así como los Magos presentaron mirra en anticipación al sacrificio redentor de Jesús, nuestra aplicación implica participar activamente en la obra redentora de Cristo. Esto se traduce en compartir el evangelio, mostrar amor y compasión hacia los demás, y ser agentes de cambio en un mundo que necesita redención.

Entrega Total de Nuestros Corazones: La mirra simboliza la entrega total de los corazones de los Magos. En nuestra actualidad, aplicar esto implica una rendición completa a Cristo. Significa que entregamos nuestros deseos, metas y aspiraciones a la voluntad de Dios, confiando en Su plan redentor para nuestras vidas y el mundo.

Sacrificio en el Servicio y Ayuda a los Demás: La mirra, usada en preparación para el entierro, nos lleva a considerar cómo podemos sacrificar nuestras vidas en servicio y ayuda a los demás. En la actualidad, esto implica buscar activamente maneras de contribuir al bienestar de aquellos que están sufriendo, demostrando el amor redentor de Cristo a través de acciones concretas.

Vivir en Esperanza de la Redención Completa: La mirra no solo apunta al sacrificio de Jesús en la cruz, sino también a la esperanza de la resurrección. En nuestra actualidad, aplicar la mirra implica vivir en la esperanza de la redención completa que Cristo traerá al final de los tiempos. Esto nos anima a perseverar en la fe y a compartir esa esperanza con aquellos que nos rodean.

En resumen, la aplicación de la mirra a nuestra actualidad nos llama a reconocer y vivir en respuesta al sacrificio redentor de Cristo, participar activamente en Su obra, entregar totalmente nuestros corazones, sacrificar nuestras vidas en servicio a los demás y vivir en la esperanza de la redención completa que Cristo trae consigo. La mirra nos invita a ser testigos vivos del amor redentor de Cristo en nuestro mundo.

Conclusión

En la historia de los Reyes Magos, encontramos un relato poderoso que trasciende el tiempo y nos desafía hoy. Sus regalos de oro, incienso y mirra nos inspiran a renunciar a lo mundano, mantenernos firmes en nuestra búsqueda de Jesús y ofrecer nuestras vidas como una adoración y sacrificio genuinos.

Al aplicar estos principios en nuestra actualidad, descubrimos que la entrega, la adoración sincera y el sacrificio redentor no son simplemente relatos bíblicos, sino llamados relevantes que transforman nuestras vidas y nos llevan a seguir al Salvador que dio todo por nosotros. Que podamos, como los Magos, encontrar en Jesús la verdadera riqueza, la comunión divina y la redención que transforma cada aspecto de nuestras vidas.

© Franklin Riera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones .. Predicas Cristianas

1 comentario en «En la búsqueda de Jesús»

Deja un comentario