Inicio / Predicas Cristianas / El peligro de hacer lo correcto por motivos incorrectos

El peligro de hacer lo correcto por motivos incorrectos

Predicas Cristianas

Mateo 20:20-23; Marcos 10:35-40

Introducción:

Los motivos por los cuales la gente hace las cosas son importantes porque los motivos tienen que ver con quien tú eres, con lo que haces y con cómo tú funcionas.

Anuncios

Cuando hablamos de motivos tenemos que estar dispuestos a mirarnos a nosotros mismos en el espejo y examinarnos. ¿Porqué hago lo que hago? ¿Estoy correcto en las cosas que me motivan? ¿Están mis motivos dirigidos hacia la dirección correcta?

Muchos andan preocupados en discernir los motivos de otros y nunca examinan los suyos.

Diga:» Que Dios me ayude conmigo mismo». Ya no voy a estar culpando a otros, ya no voy a estar hablando el resto de mi vida de lo que pasó hace 20 años atrás, me rehúso a permitirle al enemigo que me robe mi futuro por mi pasado. Te abandonaron y ellos siguen viviendo su vida y tú viviendo una vida miserable, olvídate y continúa adelante. Es tiempo de concentrarme en mis propósitos, en mis metas, es tiempo de pedirle a Dios que me ayude conmigo, a abrir mi corazón para que Él cree un corazón limpio y renueve un espíritu recto delante de Él, con los motivos correctos.

Cuerpo del mensaje:

Anuncios

La madre de los hijos de Zebedeo vino a Jesús con sus dos hijos. Zebedeo era Ejecutivo Principal de la Corporación de Pescadería de la familia. Era un empresario, un hombre de negocios y era próspero, era afluente, tenía sirvientes. Por lo tanto la Sra. de Zebedeo era de la elite, carismática, distinguida, toda una diplomática. Aún así tenía que venir a Jesús. No importa cuánto dinero tengas todavía necesitas venir a Jesús. No importa de qué status social provengas ni a qué universidad hayas asistido tienes que venir a Jesús. Tendrás que venir a Jesús cuando no tengas a quien más acudir. ALELUYA.

Ella vino a Jesús, entendió algo que quizás otros no habían entendido que necesitaba Jesús, a veces cuando conocemos las necesidades de alguien lo quieren usar para aprovecharse, tomar ventaja o hasta manipularte. Dios tiene una debilidad (no se escandalice todavía, déjeme explicarle), su debilidad es por ADORACIÓN, Él busca adoradores, necesito adoradores, anhelo adoradores.

Dios ama y anhela tanto adoradores que cuando Ezequías iba a morir e Isaías el profeta vino delante de él para pronunciarle el decreto de Dios, Ezequías comenzó a hablar de todo lo que él había hecho, pero aún así no cambió el decreto, continuó hablando de cómo había observado la ley, pero aún así la sentencia de muerte no cambió. Finalmente Ezequías tornó su cabeza a la pared y dijo: «Señor la tumba no puede alabarte», y Dios dijo si me vas a adorar te voy a añadir 15 años más a tu vida. Dios le dijo a Isaías:» si me va a adorar dile que lo restauro». SANTO.

Si aprendes a adorarlo correctamente, Él te restaura. La Sra. Zebedeo supo de alguna manera que Jesús merecía ser adorado y vino y adoró, quizás había visto a la mujer cananita adorarlo, quizás había escuchado del gadareno de cómo había venido a postrarse delante de Jesús y adorarlo.

Ella sabía que Él debía ser adorado, que era una necesidad de Jesús el ser adorado pero aún así haciendo lo correcto estaba haciéndolo por el motivo incorrecto y cuando la gente hace las cosas sólo porque las tienen que hacer pero no porque las quieren hacer, porque anhelan hacerlas, porque disfrutan hacerlas, se cansan muy rápido de hacerlas, se frustran, se desganan, renuncian.

Anuncios

¿Ha conocido usted a alguien que hace algo sólo para llegar hasta usted? No le importas de verdad, pero sí quieren algo que tú tienes y les puedes dar.

Ella lo estaba adorando pero no pasó mucho tiempo sin que dijera: «Te voy a adorar un ratito pero ¿ves esos dos muchachos allá detrás? Está bien me voy a inclinar o a postrar delante de ti pero….; Está bien voy a ir a la iglesia pero tú sabes, por ahí viene mi juicio en la corte…; Está bien vuelvo a la iglesia si tú me devuelves a mi esposo…; Está bien voy a decir aleluya cuando me digan, voy a ponerme de pie cuando me digan, voy a pararme cuando me digan pero si no te apuras en hacer lo que te estoy pidiendo….»

Los predicadores tratamos de motivar a la gente pero no podemos motivar a alguien que tiene motivos incorrectos. Puedes trabajar hasta morirte, puedes predicar hasta la tumba, puedes sufrir un ataque de nervios y aún así uno no puede entender cómo los liberas el miércoles en la noche y llegan el domingo atados, es porque nunca lo hicieron con el motivo correcto, por la razón correcta.»Fui a la iglesia, hice todo lo que me dijeron que haga y aún así no tengo el trabajo, oí que hay una promoción así que doy esta ofrenda especial pero aún así no me dieron la promoción», eso es manipulación. Te damos una pequeña adoración si Tú me das algo a a cambio.

Los manipuladores te enviarán unas cuantas rosas si tú le das algo a cambio, los manipuladores tienen agendas escondidas y vienen aún a la iglesia con ellas, quieren estar en el ministerio de adoración pero tienes que darle algo a cambio, se colocan bajo tu ministerio pero si no les das la posición que quieren pronto se levantan y se van. Señor, Tú tienes….. PUES NO, EL NO TIENE, SINO QUIERE. ALELUYA.

Todo lo que has tocado, todo lo que has dicho, toda persona que has abrazado, todo beso que has dado, cada tarjeta que has enviado, cada palabra de estímulo que has dado fue sólo para lograr algo, recibir algo, nunca has podido quedarte con las manos vacías y sólo dar, siempre tienes que recibir. Sin quizás saberlo has operado en un espíritu de manipulación.

Muchas parejas aún creyentes usan el sexo para manipular, «Ok, mi amor si me compras la prenda que vi en la joyería…»

Muchas cosas de las que aparentan ser adoración en la iglesia no son verdadera adoración porque si la verdadera adoración golpea a la iglesia, los músicos no pueden tocar, los ujieres no podrían recoger la ofrenda, los diáconos no podrían recoger la gente porque ellos también estarían en el suelo.

Estoy hablando de esa adoración que te sale de las entrañas, del estómago, del corazón, del espíritu porque tienes que reconocer que estás de pie solamente porque Él te sostiene, nada que tú hagas o hayas hecho te ha sostenido en medio de tu largo y turbulento camino y por esa razón le amas con todo tu ser, te conteste o no te conteste, te dé o no te dé, te prospere o no te prospere, te sane o no te sane. ALELUYA.

La Sra. Zebedeo sabía manipular , tenía dos «mama’s boys» a su lado, ya adultos y todavía controlándoles las vidas, opinan en sus matrimonios, opinan en sus negocios, no los dejaba crecer, no los dejan convertirse en hombres porque mami corre con todo, tienen 35 años y todavía mami le cocina, le plancha, le paga el carro, etc. Le dicen a la nuera qué cocinar y cómo cocinarlo: » Mira, nena, al nene no le gustan las papas así».

Los manipuladores tratan de saltar el proceso por el progreso. Siempre buscan el camino fácil para llegar donde quieren llegar, pero escúchalo bien: NO HAY ATAJOS PARA LLEGAR A DIOS. Usted cree que alguien le va a venir a soplar en la frente y va a recibir la casa de sus sueños, usted cree que alguien va a venir a imponerle las manos y darle de la unción que le tomó a él o a ella 25 ó 30 años lograr y usted lo va a recibir en 5 minutos, otros creen que cargando un maletín y poniéndose un traje de marca van a recibir la unción del hombre de Dios que ha estado postrado y humillado delante de Dios por 30 años. Si Jesús le hubiera podido hablar a la señora en frases modernas le hubiera dicho: «Bájate de esa nube». Toque a alguien y dígale:»Bájate de esa nube».

No hay atajos para el éxito, tienes que pasar por lo que tienes que pasar, tienes y necesitas el proceso, si no estudias su Palabra no adquieres conocimiento, si no oras no ocurrirá, si no te humillas no serás exaltado, si no perdonas no serás perdonado, si no siembras no cosecharás, si no te postras e intimas con Él no lo conocerás nunca.

Cuando hacemos lo que tenemos que hacer por los motivos correctos, lo hacemos porque somos llamados a hacerlo, hemos sido señalados para hacerlo, disfrutamos hacerlo, queremos hacerlo y recibimos gratificación personal al hacerlo; si no nos dan una palmada en el hombro y no nos envían rosas como quiera seguimos haciendo lo que somos llamados a hacer y lo hacemos del corazón y del espíritu. La Sra. de Zebedeo no entendía que a Dios hay que alabarlo y adorarlo porque Él maravillosos, porque es Todopoderoso, porque es Sanador, porque es Libertador, porque es Él que abre caminos. ALELUYA.

Jesús le preguntó a los dos hijos de Doña Zebedeo, ¿podrán ser bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado?, o sea ¿podrán sufrir conmigo antes de reinar conmigo? Doña Zebedeo, usted está pidiendo que sus hijos reinen conmigo si todavía no han sufrido conmigo.

Lo mismo es en el ministerio, nadie puede reinar contigo si no ha sufrido contigo, en algún momento vendrá el quebranto, si no pasas por nada no tendrás poder, no tendrás unción, no tendrás gozo, tendrás que pasar por algo en algún momento que te cualifique para el próximo paso.

Conclusión:

Los hijos de Zebedeo lo entendieron mucho más adelante, la adoración no puede manipular a Dios, tendrían que comprender que perseguido, golpeados y criticados, Dios merece ser adorado; prósperos, bendecidos y sanos de igual forma Él merece mi adoración, se inviertan o no las circunstancias, nada la alterará mi adoración, devoción y entrega a Él. Cada vez que me acerque a Él, cada vez que sirva, trabaje o dé, lo haré por los motivos correctos, con un corazón limpio y un espíritu recto.

© Yolanda Quiñones. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas Escritas

Acerca Yolanda Quiñones

También Revise

Predicas Cristianas.. Predicas Cristianas.. Extendiéndome a lo que está delante

Extendiéndome a lo que está delante

Predicas Cristianas Escritas.. Para Dios el estancamiento (paralización) no es una opción. Su voluntad él la revela de forma progresiva. Así el desea que sus hijos avancen progresivamente.

Un comentario

  1. Carlos Humberto

    Hola Yolanda, me parece incorrecto que pongas: todos los derechos reservados, al final del mensaje, muy bueno por cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *