Inicio / Predicas Cristianas / Ovejas sin pastor

Ovejas sin pastor

Ezekiel 34:15-16 – Yo apacentaré mis ovejas, y yo les daré aprisco, dice Jehová el Señor. 16 Yo buscaré la perdida, y haré volver al redil la descarriada; vendaré la perniquebrada, y fortaleceré la débil; mas a la engordada y a la fuerte destruiré; las apacentaré con justicia.

Hebreos 13:20-21 – Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21 os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

INTRODUCCIÓN
La biblia nos muestra la necesidad de ser pastoreados, pero de forma plena para que seamos ovejas sanas. Cuando decimos que debemos ser pastoreados en forma plena, principalmente debemos entender que Dios pastorea a través de:
  • Dios Padre (Salmo 23:1)
  • Dios Hijo (Juan 10:14)
  • Espíritu Santo (Isaías 63:14; Juan 16:13)​

 DESARROLLO

Juan 16:13 – Mas cuando viniere aquél, el Espíritu de verdad, él os guiará al conocimiento de toda la verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que todo cuanto oyere hablará; y os anunciará las cosas venideras.

El Espíritu Santo nos guía hacia la verdad, y eso lo hace directamente o a través de ministros a quién Él escoge, veamos algunos ejemplos:

Hechos 13:2 – Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

Hechos 20:28 – Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

La palabra “obispo” (episkopos G1985) significa literalmente “Vigilante” y vemos en el contexto claramente ejerciendo funciones pastorales, también aparece en 1Pe 2:25 íntimamente ligado al oficio del pastor.

¿POR QUÉ DEBEMOS SER PASTOREADOS?

La oveja representa claramente la naturaleza del creyente, alguien que debe ser guiado, alimentado, cuidado puesto que sin ser pastoreado entramos en un proceso involutivo, que aparece en todo el Capítulo 34 de Ezequiel:

1) OVEJA DÉBIL (KJALÁ H2470): Lo primero es una debilidad causada por cansancio, desgaste físico, enfermedad, falta de alimento, etc. La falta de alimento o presencia de alimentos dañinos en nuestra vida son el producto de ser ovejas sin pastor, sin ese cuidado la oveja se irá debilitando.

2) OVEJA ENFERMA (KJALÁ H2470): La debilidad pronto se convierte en debilidad. Aunque se utiliza la misma palabra que para débil, el cuidado que menciona la Escritura es diferente, pues la débil ha de ser fortalecida, pero la enferma ha de ser curada. Dios quiere pastorearnos pues Él llevó sobre sí mismo nuestras debilidades y nuestras enfermedades.

3) OVEJA PERNIQUEBRADA (SHABAR H7665): Una oveja que a consecuencia de ir más allá de los límites permitidos, recibe un daño en su caminar. Aunque a veces el mismo pastor era el causante de esto, lo hacía por su bien y debía cuidar de ella con especial atención. Muchos creyentes se alejan dañados de las iglesias y entonces no pueden ser restaurados.

4) OVEJA DESCARRIADA (NADAJK H5080): Esta oveja ahora se encuentra fuera del camino porque le falta la guía del pastor, en este punto estamos al borde de perdernos y ser devorados o dañados.

5) OVEJA PERDIDA (BACACH H5080): Acá ya no es que se ande descarriado (junto al camino) sino que nos perdemos totalmente. Como consecuencia:

Ez 34:5 – Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado.

Cuando la oveja permanece en condición de oveja perdida corre serios peligros, ya que puede convertirse en:

OVEJA ENGORDADA v16: La lana (su cabello) de una oveja en condición silvestre nunca deja de crecer,  lo que causa que “engorde” sin parar (a pesar de estar débil) de tal manera que llegado cierto punto puede llegar a enfermarse, quedar inmóvil y morir.

OVEJA FUERTE v16: No está hablando de una oveja espiritualmente fuerte. Si la oveja sobrevive fuera del redil, se acostumbra a vivir en condición silvestre y ya no obedece a un pastor, por lo que solamente quebrándole una de sus piernas se evita que huya nuevamente. La disciplina del Señor es dolorosa, su vara es fuerte, pero el propósito final es que seamos ovejas sanas. Esto le pasó a Jacbob quién toda su vida se valió de su fuerza y su astucia pero cuando el Señor tocó su muslo, su caminar dependió de Dios y recibió un cambio de nombre a Israel.

CONCLUSIÓNSer oveja representa la necesidad de ser guiados por el Señor siempre, pues Él ha prometido que nada nos faltará si es nuestro Pastor. Es importante que seamos pastoreados por Dios, a través de todos los medios que Él provee para esa tarea, incluyendo a los líderes espirituales que Él ha escogido

Hebreos 13:17 – Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

​Hebreos 13:20-21 – Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21 os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Acerca Nahum Acosta

Pastor de Iglesia Lugar Santísimo, ciudad de Santa Ana, El Salvador.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *