Inicio / Predicas Cristianas / Vale la pena soñar

Vale la pena soñar

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Génesis 37-50

Historia de la vida de José

INTRODUCCIÓN:

¿CUANDO ESCUCHAN HABLAR DE SUEÑOS EN QUÉ PIENSAN? Me gustaría saber algo de ustedes, ¿cuántos alguna vez han soñado con algo, ser algo, tener algo, experimentar algo? A nosotros los jóvenes nos encanta soñar, poner a volar nuestra mente, mejor dicho un jet se queda en palotes con respecto a nuestra velocidad para imaginar.

Cada vez que le preguntas a alguien por sus sueños, se incomoda y crees que estas loco, pero la verdad es que todo mundo alberga sueños, algunos imposibles algunos locos algunos sin sentido, otros que cambiarán el mundo.

Ahora bien, para soñar necesitas volver por momentos a ser un niño, Sí, un niño pequeño de esos que no se conforman con un NO, de esos que creen que los BMW se pueden comprar con un peso y que viajar por las estrellas es tan sencillo como subirse a la escalera más alta del mundo…

La vida tiene muchas vueltas y a veces nos trata un poco brusco, es por eso que después que dejamos de ser niños los sueños comienzan a desaparecer y la monotonía nos va atrapando haciendo a nuestros sueños de lado. Cuantas veces escucharé la frase ¡déjate de soñar!, eso no es posible ¿estás loco?, pero cuando alguien me dice eso, sólo miro a sus ojos y me digo que pena que esta persona ya no pueda soñar, pero en verdad la vida quizás no lo haya tratado muy bien, así que los sueños le dan miedo.

¿Qué piensan, es importante soñar o no?, yo creo que sí.

Ahora mismo a mi se me está cumpliendo un sueño, y te preguntarás ¿cuál?

Bueno cuando yo era niña, recuerdo que entre mis sueños más importantes era que yo quería ser predicadora, y que me gustaría compartir de Dios a muchas personas. Yo soñaba en estar frente a muchas personas hablándoles, soñaba con estar cantando en una iglesia y tocando cualquier instrumento.

Y cada uno de estos sueños se han hecho realidad, aunque hubo momentos en los que pensé que era pura fantasía el Señor me demostró que cuando yo pongo mis sueños en sus manos él se encarga de realizarlos.

¿Con qué sueñas tu?, con ser el mejor de la universidad, con tener la mejor novia (o), con tocar la organeta en la iglesia, con ser bombero, ser médico, ser un evangelista, misionero, etc. ¿en qué sueñas?

Tengo una historia para Tí… , antes de entrar en la palabra de Dios, no quiero que me veas como una predicadora canzona, sino que me veas como una joven igual que tu que quiere hablarte de algo importante, basado en la palabra de Dios.

Sucedió que había una vez una niña que creció en Ucrania, y desde pequeña soñaba con ser bailarina del ballet Bolshoi, la mejor en su género.

Una vez tocó la buena suerte que el Bolshoi se presentaba en su ciudad y el director había decidido dar audiencia para jóvenes postulantes que deseasen ser parte del elenco. La niña, que por aquel entonces había tomado cuanto curso de baile existía, y a sus 7 años ya era considerada como una futura promesa, vió en la audiencia la posibilidad de hacer realidad su sueño máximo.

No me preguntes cómo se consiguió una entrevista con el director, el cuento es que tuvo 5 minutos para mostrar su espectáculo. Y con mucho miedo y profesionalismo preparó su indumentaria y la música y dio su presentación, se entregó por completa a esos 5 minutos…

Al final de su presentación, se acerca al director y con los ojos llenos de ilusión le dice – ¿y Ud. qué piensa, cree que tengo talento como bailarina? El director con cara dura le contesta – la verdad, es que creo que NO y con su rostro pálido y sus ojos llorosos la niña se fue y nunca más volvió a bailar.

Transcurrieron 20 largos años, la niña ya era una mujer y trabajaba como profesora en el colegio de su ciudad. Un día se enteró que el Bolshoi daría una presentación en su ciudad y con el corazón lleno de alegría compró una taquilla, la mejor ubicación y por ende la más cara.

Durante la función se emocionó mucho y pensaba y lloraba, y decía para si, yo pude haber sido bailarina del Bolshoi.

Al terminar la función se fue directamente a los camerinos de las estrellas del ballet a pedir algunos autógrafos. Cuando iba en esa dirección, se encontró con el director, si aquel que hace 20 años le había dicho que ella no podía ser bailarina. Lo miró con tristeza y con rabia al mismo tiempo y dijo..

¿Se acuerda Ud. de mi ?

No. contestó el director

Yo soy la niña que hace 20 años hizo una audición para Ud.

Ah!! si, no la recuerdo, ¿por qué habría de recordarla?

En aquellos días yo era muy pequeña y Ud. vió mi danza y dijo que yo no tenía aptitudes para el baile.

El director la miró con la misma mirada dura de hacía tiempo y le dijo –

¿Eso le dije ?, es que siempre le contesto de la misma forma a todas las postulantes al Bolshoi

La niña-mujer con los ojos llenos de espanto le contestó – ¿se da cuenta de lo que hizo con mi vida? ¡me robo mi máximo sueño me robo mi alma, lo odio por eso!, ¿quién se cree Ud. para decidir el futuro de las personas?

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Central de Sermones - Cada quien su iglesia

¿Cuando prospera la obra de una iglesia?

Predicas Cristianas - Para que prospere la obra de una iglesia, deben despertar los dormidos. Cada uno debe ocupar su lugar de trabajo, y no debemos hacer caso a las críticas.

Un comentario

  1. Estoy seguro que este tema me sera de mucha utilidad ya que tengo que compartir una charla acerca de los sueños o anhelos de tu corazón muchas bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *