Inicio / Estudios Biblicos / ¿Qué pasa después de la muerte?

¿Qué pasa después de la muerte?

Estudios Biblicos – Predicaciones Cristianas

“…Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza…” 1 Tesalonicenses 4:13.

Este estudio biblico nace con el propósito de refutar las ideas que andan propagando la muerte total del ser. Si usted cree sinceramente que después de morir estará inconsciente, totalmente muerto, déjeme decirle que está equivocado. La Biblia enseña otra cosa, y es precisamente a esa otra cosa a donde le quiero llevar. Algunas sectas, como los testigos de Jehová, por ejemplo, afirman categóricamente la muerte total y entera del individuo, y para ello se basan en algunos pasajes de la Biblia los cuales vamos a explicar.

En cuestiones de antropología bíblica, el ser está compuesto de cuerpo, alma y espíritu. Según la posición de algunas personas, el individuo no posee un alma, sino que es un alma, es decir, que cuando muere no tiene nada inmortal que continúe viviendo.

Aparentemente en la iglesia de Tesalónica se hacían esta misma pregunta, y el apóstol Pablo comienza a enseñarles lo que ocurre con las personas después que mueren.

El apóstol escribe: “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor.” (Filipenses 1:21-23).

Esto es de vital importancia. Si analizamos el texto nos sorprenderemos en grado sumo. Pablo está diciendo simplemente que si muere es mejor que vivir, y no sólo eso, sino que, si el vivir es Cristo, entonces la muerte es ganancia, o sea, es un incremento. Y no obstante, hay una frase que resuena fuertemente: “teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor”. Cualquiera pudiera decir aquí que Pablo sólo quiere morir para ir más rápido a esperar la resurrección, pues para muchos la muerte es un lugar de espera inconsciente; pero el apóstol no sugiere eso por ninguna parte. Es indiscutible el afán del apóstol para morir porque sabía que estaría con Cristo. Si nos percatamos, Pablo dice que morir sería mejor. Si fuera verdad lo que dicen algunas sectas, de que al morir iremos a un lugar de descanso donde estaremos inconscientes a la espera de ser resucitados, ¿eso sería mejor que vivir? ¿Sería eso mejor para Pablo que estar vivo predicando el evangelio? Obviamente no.

Algo que no pueden obviar las sectas es la palabra usada por Pablo para referirse a su partida. En el griego, hay varias palabras que se usan para partir, pero la que usa el apóstol es muy significativa. Pablo no se está refiriendo simplemente a partir desde un sitio a otro; el apóstol no sólo habla de trasladarse. La palabra usada por Pablo es “analuo”, (ana = arriba, u otra vez; luo = soltar, liberar, desatar.).Vine nos dice acerca de este término, que ” significa partir, en el sentido de partir de la vida, metáfora sacada del hecho de largar las amarras en preparación para zarpar, o, según algunos, de levantar un campamento, o de sacar el yugo de unos animales.” En conclusión, esta palabra sugiere quitar las amarras de un sitio para instalarse con las mismas en otro. Un comentario acerca de esto, es que la palabra describe el acto de quitar las estacas de una tienda para colocarla en otro sitio. Además de que significa morir, sugiere continuar en un lugar la misma actividad que se llevaba en otro sitio.

El apóstol habla de dos cosas: 1) quedarse en la tierra, y 2) “partir para estar con Cristo lo cual es muchísimo mejor.”. Ya vimos que la palabra usada por el apóstol significa quitar algo para ir a otro sitio, y tiene la particularidad de que es un término o bien náutico, o bien militar. Significa primordialmente “irse rápido para acampar en otro sitio”. Ahora bien, ¿no notas que el apóstol dice “partir para estar con Cristo”? Pablo no dice que morirá, sino “partir”. El hecho de partir quiere decir estar en otro sitio. Y añade: “para estar con Cristo”. Pablo obviamente no dice que partirá para estar dormido, ni que partirá para descansar inconscientemente hasta que se le resucite. Pablo dice que partirá para estar con Cristo, “lo cual es muchísimo mejor”.

Ahora bien, esta última parte del texto habla mucho. Si Pablo estuviera diciendo aquí que iría a dormir inconscientemente luego de su muerte, ¿sería eso muchísimo mejor que estar aquí en la tierra salvando a las personas con el evangelio de Jesucristo y encargándose de la labor de apóstol que tenía? Por supuesto que no! Pablo sabía que lo único por lo cuál él dejaría su ministerio aquí en la tierra era por el estar con Cristo, porque eso era lo único mejor para él!

Para comprender el valor de este pasaje, aquí está lo que dicen varias traducciones acerca del mismo:

“Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor…” (Nueva Versión Internacional)

“Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor…” (Reina Valera 1960)

“Me es difícil decidirme por una de las dos cosas: por un lado, quisiera morir para ir a estar con Cristo, pues eso sería mucho mejor para mí…” (Versión Dios habla hoy)

“En realidad, no sé qué es mejor, y me cuesta mucho trabajo elegir. Si sigo viviendo, puedo serle útil a Dios aquí en la tierra; pero si muero, iré a reunirme con Jesucristo, lo cual prefiero mil veces.” (La Biblia en lenguaje sencillo)

“pues de ambos lados me siento apremiado, teniendo el deseo de partir y estar con Cristo, pues eso es mucho mejor…” (La Biblia de las Américas)

“Unas veces quisiera vivir, y otras veces no, pues mi verdadero anhelo es irme para estar con Cristo, lo cual es mucho mejor que quedarme aquí…” (Versión Castillan)

Como nota adicional y extraordinariamente reveladora, debo adjuntar aquí el comentario de Eugenio Danyans al respecto. El conocido teólogo escribió:

“La palabras del original griego son bien enfáticas: “Sunexomai de ek ton duo, tin episumian ekon eis to analusai kai sun Xristo einai pol-lo yap mal-lon kreisson.” Literalmente: “Estoy apretado de dos partes, teniendo el deseo de ser soltado y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor.”

Danyans aclara aún más el sentido, y amplifica nuestra comprensión del pasaje cuando argumenta:

Acerca Juan Pablo Valles

Revise también

¿Qué es el ayuno? - Estudios Biblicos

El ayuno a través de la Biblia

Estudios Biblicos de Central de Sermones - Todos debemos atender al llamado del Señor de ayunar, presentándonos en “sacrificio vivo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *