Inicio / Estudios Biblicos / El bautismo del Espíritu Santo

El bautismo del Espíritu Santo

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Uno de los artículos de Fe de nuestra iglesia que se encuentra en el manual del 2005-2009 pagina 30, párrafo 31 dice: Creemos en el Espíritu Santo, la tercera persona de la Trinidad divina que El esta siempre presente y eficazmente activo en la iglesia de Cristo y juntamente con ella, convenciendo al mundo de pecado, regenerando a los que se arrepienten y creen, santificando a los creyentes y guiando a toda verdad la cual esta en Jesucristo.

El evangelio de Juan, no fue escrito con el propósito de ser una crónica de la vida de Jesús; si no para que el mundo de aquellos tiempos, y el mundo de hoy, pudiésemos reflexionar y buscáramos la forma de acercarnos a Dios reconociendo como ejemplo la vida y el sacrificio de Jesús y que nadie puede llegar al padre si no es por Él.

I. Y yo le pediré al Padre

El pasaje al cual me quiero referir se encuentra en Juan 14:16 y dice: “Y Yo le pediré al Padre, y El les dará otro consolador para que los acompañe siempre“. Es cautivante entender esto porque expresa el gran amor que Dios tiene para con su pueblo, por el cual nos envío a su hijo, Jesucristo; quien habiendo consumado la obra salvadora, rogó al padre para que nosotros no nos quedáramos solos y para que nos enviara otro consolador, (este es el Espíritu Santo).

Según el libro de los hechos, el bautismo del Espíritu Santo era una experiencia mencionada en todo el Nuevo Testamento. Pero; ¿Qué es el bautismo del Espíritu Santo.? Le invito a que juntos encontremos algunas cosas sobre este asunto.

Dios sabe lo importante que es que tengamos compañía, alguien que cuide de nosotros, que vele por nosotros. Por eso nos envío otro consolador el cual esta con nosotros aquí y ahora El esta con nosotros siempre.

El Espíritu Santo se convirtió en el medio para cuidar y defender a los mas débiles y necesitados, es un instrumento de transformación y de cambios, Cuando Dios nos envío al Espíritu Santo ,lo hizo para garantizarnos su presencia permanente a nuestro lado.

1) La experiencia del Espíritu Santo es definida.

Esta experiencia es subsecuente a la regeneración del ser humano. El Espíritu Santo llena al creyente ungiéndole y revistiéndole de poder para desarrollar un servicio especial.

La Biblia nos pide que seamos santificados por completo, en todo momento y situación, a esto le llamamos Entera santificación o Enteramente Santificados. Esta obra de Dios en nosotros siempre esta en relación con el ministerio del Espíritu Santo. 1 Tesalonicenses 5:23

Jesús declaró en Juan 17:8: que los discípulos ya lo habían conocido; cuando dijo; Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos la recibieron y han conocido que verdaderamente salí de Ti, y han creído que Tu me enviaste.

Jesús enfatiza que la llenura del Espíritu Santo es una experiencia necesaria, Juan 1:5 dice: “Porque Juan ciertamente os bautizo con agua; mas vosotros series bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.” Esta es una promesa y la veremos cumplida un poco mas adelante allá en el aposento alto.

El cristiano moderno, me refiero a usted y a mi, a nosotros los cristianos de hoy en día, debemos de procurar esta llenura, buscándola en humillación.

2) La experiencia del Espíritu Santo, es una promesa del Padre.

Lucas menciona este hecho en el capítulo 24:49 dice: “He aquí Yo enviare la promesa de mi Padre sobre vosotros: “Pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto“.  Aquí esta hablando Jesús y quiere decir que seremos llenos desde lo mas profundo de nuestro ser, exteriorizando esa llenura hasta nuestro cuerpo exterior de tal manera que la gente pueda ver en usted la acción realizada por el Espíritu Santo, nuestro consolador (amen) .

En el capitulo 1:4 del libro de los Hechos, vemos la insistencia de parte de Jesús para que se quedaran en Jerusalén. Leamos “Y estando juntos les mandó que no se fueran de Jerusalén sino que esperasen la promesa del Padre, la cual les dijo, oíste de mi.”

La llenura del Espíritu Santo, no es algo que tengamos que persuadir al Padre para que nos de; Porque El por si mismo tomo la iniciativa cuando nos prometió que seríamos revestidos de ese grandioso poder (diga amen) y ¿sabe qué?; Él nunca se olvida de lo que promete, Hechos 1:8 dice: Pero recibiréis poder dijo, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, amen.

Nosotros como cristianos debemos de creer en esta promesa, esperarla, anhelarla, desearla ,buscarla pedirla y recibirla, porque es para nosotros. Esta obra de gracia,( la santificación) la obtenemos por medio de la muerte de Cristo en la cruz del calvario.

3) La experiencia del Espíritu Santo es un regalo que Dios nos da.

Algunas personas piensan que el ministerio del Espíritu Santo, se limita solo al momento de la santificación del creyente. Sin embargo y de acuerdo con la palabra de Dios su ministerio es mucho más amplio.

Desde los inicios de la creación en los primeros versículos de la Biblia leemos y hemos escuchado de la actuación del Espíritu Santo de Dios moviéndose sobre la faz de las aguas. Ahora, El se mueve dentro de cada creyente que ha sido lleno con su fuego.

Este fue el mensaje que predicó Pedro a la gente de Jerusalén ,diciéndoles: Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. El arrepentimiento es la clave, es la condición para poder recibir esta promesa .

El bautismo en agua es el complemento de esta condición para poder entonces ser llenos, ser bautizados con el poder del Espíritu Santo.  Hechos 2:38. Después les dijo: “y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen Hechos 5:32.

Si el bautismo del Espíritu Santo, es un regalo, entonces quiere decir que es gratis, es un don de Dios inmerecido por nosotros y por ningún motivo lo podemos recibir haciendo buenas obras, y mucho menos pagar por obtenerlo.

Acerca Roger Zapata

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *