Inicio / Estudios Biblicos / El amor es sufrido

El amor es sufrido

Estudios Biblicos

EL AMOR ES SUFRIDO, PACIENTE, COMPRENSIVO.

1 Corintios 13:4A. “El amor es sufrido”.

En las lecciones anteriores hemos estado estudiando que el amor es mejor que los sacrificios, que a Dios no le agrada que hagamos sacrificios superficiales, sin valor, sin significado y pareciera ser que ahora nos estamos contradiciendo al decir que el amor es sufrido. Es como si estuviéramos diciendo, que para amar, tenemos que sacrificarnos, ¿Es eso así? ¿Quiere Dios que suframos, o que no suframos? Creo que se hace necesario aprender el tipo de sufrimiento en el amor, que es visto como bueno de parte de Dios.

ETIMOLOGÍA Y DEFINICIÓN DE SUFRIR.

La palabra sufrir viene del verbo sufferre. Se trata de una palabra compuesta, formada por sub- + ferre (llevar, soportar, producir). Significa así “soportar por debajo”, sobrellevar a ocultas algo.

Veamos que dice el Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L. sobre la palabra Sufrir.

  • Es experimentar una persona algo que causa dolor físico o moral o molestia.
  • v. tr. e intr. Sentir una persona un dolor, una enfermedad o un trastorno físico. padecer
  • v. tr. Recibir una persona un daño o castigo físico o moral tuvo que sufrir la pena que le impusieron.
  • Aguantar una persona un dolor o una dificultad sin quejarse y con resignación sufre su situación con paciencia. soportar, tolerar
  • Resistir, sostener no puede sufrir esta situación por más tiempo. aguantar, sufrir.
  • Permitir una cosa siempre, “ha sufrido las burlas de los demás”. Consentir, tolerar.
  • Pagar un delito con una pena. penar

Analizando cada uno de estos conceptos, da pavor pensar que tenemos que pasar por alguno de estos síntomas, si queremos amar como Dios quiere que lo hagamos. Pero es, porque el ser humano, no nació para sufrir; fue el pecado el que trajo como consecuencia el que al atravesar por esta tierra, en una u otra ocasión tuviéramos que pasar por algún sufrimiento.

Pablo dijo que era necesario que a través de muchas tribulaciones lleguemos al reino de los cielos. No hay verdadero amor, sin sufrimiento.

EL AMOR….ES SUFRIMIENTO, QUE PRODUCE.

Cuando estaba estudiando la etimología de la palabra sufrimiento, me gustó mucho encontrar que significa: “Llevar, soportar, producir” y de estos 3 significados, me quedo con el de que, el amor es un sufrimiento productivo.

En la sociedad en que vivimos, donde a la gente no le gusta tener dolores de ningún tipo, donde a la gente no le gusta sufrir; enseñar esto, es una cosa un poco loca: Dios quiere que sufras por amor.

Pero quiero también dejar claro desde el principio, que no es sufrir de despecho, ni por causas que tu mismo buscaste o provocaste; sino que se trata de un sufrimiento que produce, ¿Qué produce? Eso aprenderemos a lo largo del desarrollo de las siguientes lecciones. Cuando viene el sufrimiento en la vida de los cristianos, siempre trae consigo un propósito positivo para cada uno de nosotros. La Biblia nos enseña que el sufrimiento es la motivación para quitar la vista de las cosas temporales para poder ver realidades eternas (Leer Filipenses 3:8).

Ciertamente parte del sufrimiento es causado por el pecado existente en el mundo desde la caída del hombre, pero otra parte no está relacionado al pasado, sino que podría servir para refinar a los hijos de Dios.

La clave está en que seamos capaces de entender los propósitos del sufrimiento, de lo contrario caeremos en la trampa de la amargura, el deseo de venganza y la ruptura de relaciones.

He aquí una lista de motivos según los cuales Dios estaría permitiendo el sufrimiento en nuestras vidas.

El sufrimiento PRODUCE QUE nuestra atención SEA ATRAÍDA HACIA DIOS.

De hecho no deberíamos esperar al sufrimiento para volver los ojos a Dios, pero seamos sinceros, cuando todo va bien, pocos somos capaces de entender que es Dios quien merece el mérito y no nuestras propias fuerzas y habilidades. Sólo cuando las cosas salen mal y las cargas de este mundo nos agobian, es que volvemos los ojos hacia el Creador.

Mateo 11:28. “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.

Acerca Moreiba Cabrera

Bendiciones a todos. Soy Moreiba Cabrera, pastora de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *