Inicio / Estudios Biblicos / El amor produce tristeza

El amor produce tristeza

Estudios Biblicos

Hemos aprendido que el sufrimiento es experimentar una persona algo que causa dolor físico, moral o sicológico y también espiritual. Aprendimos también que cuando viene el sufrimiento a nuestras vidas siempre viene para PRODUCIR algo; es decir, no viene porque Dios quiera enviarnos un castigo y quiere vernos cabizbajos, llorosos y sufriendo, sino viene para ser refinados como el oro y luego de sacar toda la escoria, podamos brillar y ser de bendición a otros.

SUFRIMIENTO FÍSICO.

Muchas veces tenemos que atravesar por momentos dolorosos por causa de una enfermedad; pero aún en medio de ese sufrimiento físico, de sentir el dolor en nuestro cuerpo; eso malo, nos ayuda a bien (Romanos 8:28).

Quiero hacer énfasis en esta lección sobre:

SUFRIMIENTO MORAL O PSICOLÓGICO.

¿Quién no ha pasado alguna vez por un sufrimiento moral o psicológico debido a que se ha enfrentado con el rechazo, el abandono, las burlas y todo aquello que nos hace sentirnos tristes y deprimidos. Quiero que aprendamos un poco sobre la Tristeza y la Depresión.

¿QUÉ ES LA TRISTEZA?

El origen remoto de esta palabra se encuentra probablemente en la onomatopeya tr, que imita el sonido de los pequeños objetos al romperse. De ella habría nacido la raíz indoeuropea ter- o tre-, que significa “frotar, restregar”.

Cuando se frota algo con fuerza, como un grano de trigo sobre una piedra afilada, se va desgastando poco a poco, de modo que la raíz no tardó en adquirir la acepción de “consumir, roer”. Como resultado, la raíz evolucionó al intensivo treis-, que significa “aplastar, machacar”.

De ella deriva el germánico thriskan, que pasó al castellano como triscar, y que al principio denominaba todo ruido que se produce al pisar, pero que luego se concretó en “pisar el grano”, es decir, “trillar”.

En este punto la raíz experimenta un giro metafórico, y de aplastar el grano pasa a significar aplastar a los enemigos. El triste no es el ser apático y pasivo con el que lo identificamos ahora, sino alguien sumamente nervioso e incluso violento, que lejos de tener el alma deshecha está dispuesto a deshacer almas y cuerpos.

El triste es aquel dispuesto a causar el máximo dolor y sufrimiento posible. Aun hoy día, el italiano conserva un eco de aquellos tiempos al diferenciar la tristeza, “tristeza, melancolía, pesadumbre”, de la tristizia, “atrocidad, ferocidad, inhumanidad”.

Llegados a este punto, hay un paso muy tenue entre causar dolor y sufrir el dolor, y nuestro triste empieza a bascular entre ambos significados. Pero al mismo tiempo adquiere otros nuevos, que inclinarán definitivamente la balanza.

Para los latinos, el triste empieza a ser alguien afligido, pero que en vez de mostrarse como alguien que no tiene voluntad y resignado reacciona con rabia e indignación, profiere lamentos llenos de furia y enojo, mientras busca obstinadamente la manera de resolver el problema, o al menos de vengarse.

Sin embargo, poco a poco va callando esos pensamientos, si bien su rostro refleja la ira que le corroe. Se convierte en un ser desagradable de modales ásperos y rudos, y de ahí nace la expresión “sabor triste” con el sentido de “amargo”, si bien ahora quiere decir que es insípido. Siempre de mal humor, con un aspecto sombrío que oculta un alma consumida y negra como la muerte, un egoísta de intenciones perversas, a quien no conviene acercarse, no porque te contagie su pesadumbre, sino por el daño que puede causarte de manera cruel e inmisericorde, como represalia gratuita por el que le han causado a él.

Debes saber que cuando uno está triste SIEMPRE es por una razón, por algo que ha sucedido en tu vida ya sea a nivel social, personal, físico, mental e incluso espiritual, algo que no ha sido resuelto y está dando vueltas por las puertas de nuestra Alma. El estar triste o sentir tristeza NO es malo ya que todo el mundo se pone triste alguna vez en el momento en que no nos sentimos amados o nos sentimos solos.

Es importante que hagas caso y estudies a niveles profundos la causa de la tristeza ya que, una vez localices, entiendas y la cambies por otra cosa, la causa que ha provocado esa tristeza, podrás contrarrestarla alimentándola con pensamientos positivos, decretos, oraciones y palabras de aliento que acabarán por hacer desaparecer tal emoción.

Cuando la tristeza es un simple disgusto o desilusión suele tener una duración corta o se elimina simplemente substituyendo una experiencia “negativa” por cualquier otra experiencia “positiva” que podamos realizar seguidamente aunque, cuando el mensaje de la tristeza es duradero y es emoción se transforma en algo cotidiano e incluso algo “normal” es cuando nuestros sistemas deben ponerse alerta ya que hay algo que no hemos resuelto y que si no la cambiamos a tiempo puede llegar a producir bloqueos mentales e incluso somatizar algún tipo de enfermedad a nivel físico como la famosa y conocida depresión…

¿Tristeza o Depresión?

Es bastante común que las personas confundamos a la depresión con la tristeza. Mientras la tristeza es un sentimiento normal, una emoción del ser humano, la depresión debe ser considerada como un síntoma o una enfermedad. Esta confusión es comprensible por las semejanzas de ambos estados. Pero veamos sus diferencias:
Diferencias entre tristeza y depresión.

La tristeza no es un dolor físico, sino psíquico. Cuando estamos tristes podríamos decir que “nos duele el alma”. La muerte de un ser querido, una separación o el despido de un trabajo son circunstancias que a cualquier persona le causan tristeza.

Ante una situación desafortunada cada individuo puede reaccionar diferente: convirtiendo la tristeza en otros sentimientos (rabia o ansiedad, por ejemplo) o simplemente tomando al estado de tristeza o angustia como “filosofía de vida”, una visión pesimista de la vida que convierte a cualquier nueva situación de dolor en algo mucho más tolerable para él.

Sin embargo, la depresión es generalmente desencadenada por una situación de tristeza o angustia, pero este estado de baja autoestima y desesperanza es mucho más prolongado.

CONOCIENDO MAS LA DEPRESIÓN

Conocida en sus inicios con el nombre de Melancolía (del griego clásico bilis negra) que significaba esa Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada. Más adelante este término dejó de usarse y comenzó a utilizarse el de: Depresión (del latín depressus, que significa ‘abatido’, ‘derribado’) es un trastorno del estado de ánimo que en términos coloquiales se presenta como un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

Acerca Moreiba Cabrera

Soy Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Mensajes Cristianos - La iglesia en crisis

El cristiano y sus problemas – Parte 1

Estudios Biblicos.. El creyente afronta problemas que hacen que su vida espiritual baje. Estudiemos la Biblia para que no seamos engañados y para que veamos la Biblia como Dios desea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *