Inicio / Estudios Biblicos / Discipulado Nº 30 – El infierno

Discipulado Nº 30 – El infierno

Estudios Biblicos

DISCIPULADO Nº 30. EL INFIERNO

Mateo 13:50 «y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.«

Quisiera terminar todas mis lecciones con palabras de esperanza, pero si quiero seguir explicando esta parábola versículo por versículo; tengo necesariamente que hablar de estos dos últimos, que no son un mensaje tan halagüeño, ni tan bonito de estudiar. Pero que son una gran verdad que no debemos omitir, porque de ella depende la importancia que le demos en esta vida a vivir sin tener en cuenta los preceptos de Dios y cuáles son las consecuencias de ello.

EL INFIERNO.

Esta parábola en particular es una parábola acerca de juicio. Es una parábola acerca del infierno. Y el punto clave de la parábola se encuentra en el versículo 50, el horno de fuego. Allí será el lloro y crujir de dientes. Nuestro Señor habló mucho y con mucha frecuencia acerca del infierno. Dijo muchas cosas acerca de la morada de los condenados, los impíos, los que rechazan a Cristo.

Anuncios

Pero de todas las cosas asombrosas y aterradoras que Jesús jamás dijo, quizás la más asombrosa fue cuando les dijo a los líderes judíos: “¿cómo escaparéis de la condenación del infierno?” En Mateo 23:33.

Nos parece extraño oír palabras como está viniendo de la boca de nuestro Señor Jesucristo. Porque nosotros no asociamos al Señor Jesucristo con el infierno con la frecuencia como deberíamos. Él dijo más acerca del infierno de lo que dijo acerca del amor. Él dijo más acerca del infierno de que el resto de los predicadores bíblicos combinados. Por eso deberíamos hablar mas sobre el infierno de lo que lo hacemos.

Esta es una parábola en la cual nuestro Señor advierte acerca del infierno. Dios está permitiendo en este período de tiempo que crezcan juntos el bien y el mal. Pero al final, vendrá un juicio. Es una advertencia. Es una advertencia aterradora, que en el final habrá una separación eterna de los condenados, de los redimidos.

Todos sabemos que el tiempo está por venir cuando Él hará una separación entre aquellos que conocen al Rey y los súbditos del Rey y conocen al Señor Jesucristo y aquellos que no lo conocen. Y esa separación es inevitable y es definitiva.

Anuncios

Si hay alguna doctrina en la Biblia que no quisiéramos que estuviera ahí, es la doctrina del infierno. Pero eso no la elimina. Está ahí. Y éste es el corazón, esta es la médula del asunto. Los echarán en el horno de fuego. Esas son palabras aterradoras por parte de nuestro Señor.

Es tan difícil de creer. Es tan aterrador. Es tan impresionante que tuvo que venir del Señor o de lo contrario, nunca habríamos podido aceptarlo. Ahora, ¿qué es este horno de fuego? ¿Qué es el infierno? Permítame darle cuatro verdades acerca del infierno que creo que responderán a esa pregunta.

Número uno, el infierno es un lugar de tormento sin alivio.

Es un lugar de miseria horrenda. Y la Biblia lo define como tinieblas. Tinieblas fuera de la luz, un foso de oscuridad profunda, oscuridad que está lejos de la luz, una oscuridad impenetrable, una oscuridad que se cierra y que engloba todo. Y es oscuridad sin la esperanza de luz para siempre.

Y la Biblia también dice que es un fuego. Ahora, no es un fuego que conocemos como fuego, quemar algo en este mundo. Pero el fuego es la manera en la que Dios lo describe porque es un tipo de fuego sin alivio que atormenta más terrible que cualquier fuego que jamás conoceremos.

Pero el fuego describe el tormento de los condenados, la oscuridad describe el tormento de los condenados. No hay luz, jamás. Jamás. No hay alivio del sufrimiento, la agonía y el dolor, para siempre.

Anuncios

En segundo lugar, es un lugar de tormento sin alivio tanto para el cuerpo como para el alma.

El alma siendo la parte interna. Cuando una persona muere, su alma sale de la presencia de Dios y va al tormento del infierno. Quizás no sea el lago de fuego final completo que viene después del juicio en el gran trono blanco, porque eso necesita un cuerpo trascendente para soportarlo. Pero es un tormento que es igual como es ilustrado por el hombre rico quien fue atormentado en el infierno (Lucas 16:19-31). Cuando una persona muere ahora, su alma desciende a ese tormento.

Acerca Moreiba Cabrera

Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid. Directora de la extensión de Madrid del Centro de Estudios Superioriores de Teología de Asambleas de Dios CSTAD.

También Revise

Estudios Biblicos.. ¿Dónde están los muertos?

¿Dónde están los muertos?

Estudios Biblicos.. ¿Dónde están los muertos? Muchos inconversos creen que al morir irán al cielo. Muchos dicen que Dios es un Dios de amor, y que no...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *