Inicio / Predicas Cristianas / Dios hace lo Imposible, Posible

Dios hace lo Imposible, Posible

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

“…Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios…” Lucas 18:27

Introducción.

Dios nos sorprende de manera sobrenatural cuando nos atrevemos a creer que él es la fuente de todo lo que necesitamos, tanto en el orden espiritual como en el orden material.

Anuncios

Nosotros nos empeñamos en darle solución a nuestras necesidades, y en un gran número de veces no encontramos la solución. Llega el momento en que nos cansamos de buscar resolver los problemas en el matrimonio, arreglar las relaciones con los hijos, salir de la crisis financiera, alcanzar sanidad.

Sin embargo, no sé cómo, ni sé lo puedo explicar, pero cuando dependemos de Dios, Dios se las ingenia para ayudarnos en nuestras debilidades y conflictos.

Pablo anima a los cristianos de Éfeso con estas palabras: “…Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder!..” (Efesios 3:20 TLA).

El Señor hace valer su poder y gloria de la forma que soberanamente él desea hacerlo. Pero nos toca a nosotros creer que Él sabe cómo hacer las cosas y cuando hacerlas.

Anuncios

Hoy pretendo hablarte sobre los recursos ilimitados de Dios para bendecir a sus hijos. Del Dios que hace lo imposible, posible. Quiero ilustrar esta verdad con dos ejemplos bíblicos tomados del AT, en los que vemos como Dios es capaz de hacer lo imposible, posible.

1. Agua de una roca (Éxodo 17:1-5).

El pueblo murmura. Después de haber visto la Gloria de Dios en el cruce del Mar Rojo y en la provisión del Maná que Dios les daba, el pueblo de Dios tuvo sed y murmuró contra Moisés en Refidim (17:3). Ya el pueblo no confiaba en Dios como su proveedor y ahora veían a Moisés como su fuente de provisiones.

Es muy peligroso cuando dejamos de depender de Dios y comenzamos a poner nuestra confianza en otras fuentes de provisiones. Dinero, trabajo, relaciones humanas, habilidades, entre otras.

El apóstol Pablo le dice a los filipenses “…Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús…” (Filipenses 4:19; cf. Mateo 6:33).

Anuncios

Fue tal la desesperación del pueblo de Dios que pusieron en tela de juicio si Dios estaba o no con ellos. “tentaron a Jehová, diciendo: ¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no?” (Éxodo 17:7). Es muy peligroso cuando comenzamos a dudar si Dios está o no está con nosotros, y si está a nuestro favor.

Ante aquella crisis, Moisés clamó a Dios porque temía que lo apedrearan y porque además no tenía una solución a aquel problema ¿Qué podía hacer él? “¿Qué haré con este pueblo? De aquí a un poco me apedrearán.” (Éxodo 17:4).

A veces algunos problemas se pueden resolver arreglando nuestras prioridades, estableciendo una escala de valores, ahorrando finanzas, estableciendo estrategias. Pero la mayoría de nuestros problemas sólo se pueden resolver por medio de la oración. Y a eso apeló Moisés. ¿A qué apelas tú?

Lo único que no deberíamos dejar hacer nunca, es orar. Nos pueden cerrar los templos. Puede que nos metan a la cárcel por ser cristiano. Puede que hasta nos persigan y nos maten. Pero lo único que no pueden prohibirnos es ORAR. Es nuestro principal recursos.

Dios no dejó en vergüenza a su siervo Moisés y le respondió. Dios jamás deja en vergüenza a los que confían en El. Dios le dijo a Moisés lo que tenía que hacer para darle solución al problema. Llevaría con él a algunos ancianos del pueblo para que fueran testigos del poder de Dios y de que Dios sí estaba con ellos.

La respuesta de Dios a la petición de Moisés parecía una locura. ¡¿Cómo que al golpear una roca va a brotar agua potable?! Moisés tenía que creer la palabra que Dios le había dicho: “…golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel…” (Éxodo 17:6). Dios haría el milagro, pero Moisés debía golpear la peña en un acto de fe.

Para mostrar su poder, tanto como su compasión, y hacer del favor un milagro de su misericordia, Dios hizo brotar para ellos agua de una roca. Les dio a beber agua de una peña. Es que los recursos de Dios son ilimitados. Están fuera del alcance de nuestra lógica.

De dónde menos pensamos el Señor nos da lo que más necesitamos. Usa a quién tenga que usar para bendecir a sus hijos. Si Dios hizo brotar agua de la peña, ese mismo Dios traerá solución a tu problema y al mío de donde menos lo imaginamos. Entonces, ¡¿Por qué dudar del gran poder de Dios?!

Anuncios

Dios puede abrir fuentes para nuestra provisión de donde menos las esperamos. Él fue el que le prometió a su pueblo Israel, “…Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad…” (Isaías 43:19), porque Dios es el que da “…aguas en el desierto y ríos en la soledad…” (Isaías 43:20).

Si el éxodo de Egipto a la tierra de Canaán estuvo matizado con milagros poderosos, Dios le promete a su pueblo que el éxodo de las tierras del exilio babilónico, sería superior a los que sus padres habían experimentado (Isaías 43:18, 19a).

Quienes en este desierto de la vida siguen los caminos de Dios, pueden confiar seguros en la provisión de Dios. Dios no desampara jamás a sus hijos. El rey David decía: “…Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan…” (Salmos 37:25).

Cristo es comparado con la peña de Horeb que está brotando agua de vida saludable para ti. No hay nada en este mundo que pueda satisfacer las necesidades, ni contentar los deseos de un alma, como lo puede hacer Jesucristo.

Él es la “fuente de agua viva” que se abrió a favor de todos los que le buscan. Jesucristo declaró: “…Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados…” (Mateo 5:6).

Acerca Pastor David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva 41 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo. http://www.ministeriodavidzamora.com/Biografia.html

Revise también

Predicas Cristianas.. Justicia en el reino

Justicia en el reino

Predicas Cristianas.. El poder de la justicia en el reino de Dios; este poder nace del corazón de Dios para el cumplimiento de su propósito eterno. El propósito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *