Inicio / Predicas Cristianas / Verdaderamente libres

Verdaderamente libres

Predicas Cristianas

“…Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres…” (Juan 8:36)

Definición de libertad. el estado de libertad define la situación, circunstancias o condiciones de quien no es esclavo, ni sujeto, ni impuesto al deseo de otros de forma forzosa. En otras palabras, aquello que permite a alguien decidir si quiere hacer algo o no, lo hace libre.

En este pasaje que leímos al comienzo Jesús se estaba dirigiendo a un grupo de judíos que habían creído en el y les hacia ver que aunque ellos creían que eran libres, que no eran esclavos de nadie realmente no lo eran, no eran libres pues ellos eran esclavos del pecado, Él les dice: “el que practica el pecado, esclavo es del pecado“. Solamente se es libre cuando cristo ha dado esa libertad. Esto nos lleva a reflexionar en algo.

En todo hombre opera un poder Mayor a su voluntad.

Ese poder del que les estoy hablando es el pecado, el pecado gobierna la vida de todo hombre y toda mujer que no ha creído a Jesús, en su sacrificio sustituto, le esclaviza, le dirige, le dice que debe hacer, le dice que debe hablar, le dice a donde debe ir. El pecado hace del hombre un verdadero esclavo aunque el hombre piense que lo que hace lo hace por voluntad propia, el pecado le hace creer que tiene el control pero en realidad sólo es marioneta de el.

¿Han visto las marionetas? El muñequito es manipulado por las cuerditas, el muñeco no tiene movimiento por si mismo, sólo se mueve lo que el que lo esta manipulado quiere que se mueva, hace lo que el que la manipula quiere que haga. De esa forma ppera el pecado en la vida del hombre.

Esto es algo serio, el pecado querrá destruir al hombre por completo, arruina su vida, le mata. El pecado en el hombre le llevara a tener una vida en destrucción, en avergüenza, en temor, en cautividad de vicios, de placeres y le hace creer al hombre que es libre, que en verdad lo que hace lo hace por voluntad propia pero en realidad le tiene engañado, no es así, es el pecado quien tiene dominada totalmente la voluntad del hombre y solamente la operación directa de Cristo puede hacer al hombre libre.

Salmos 51:5 (RVR1960) “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre“.
Salmos 51:5 (NTV) “Pues soy pecador de nacimiento, así es, desde el momento en que me concibió mi madre“.

Lo que el salmista esta hablando aquí es a la naturaleza pecaminosa que todo hombre trae desde que es concebido, un Niño desde pequeño tiene esa naturaleza contaminada inclinada al mal, así no tenga conciencia del pecado pero ya es un pecador. Y muy pronto su naturaleza no regenerada le hará volverse esclavo del pecado.

El pecado es el amo y Señor de todo hombre y mujer no regenerados o nacidos de nuevo, es el verdadero mal de la humanidad, es lo peor que opera en el hombre, es lo que ha permitido el caos en el que el mundo esta sumido hoy en día, el caos en esta sociedad es consecuencia del pecado, el pecado es un mal terrible y a los ojos de Dios es horrible, separa al hombre de el, lo aleja de el, lo incapacita para acercarse a el.

Los teólogos lo llaman la barrera universal, la santidad de Dios y la imposibilidad del hombre para volverse a Dios por si sólo.

También vemos de este pasaje lo siguiente.

Cristo el único medio para conseguir esa libertad.

Si Cristo os libertare, seréis verdaderamente libres“.

La libertad no la puede tener el hombre por su propia cuenta, no sé puede liberar del poder del pecado por si mismo, alguien tiene que abrirle las puertas de la cárcel para que pueda salir, ese alguien es Cristo el Señor, es el único capaz de traer libertad, el único capaz de hacernos libres del pecado.

Si existiera otra forma de ser libres pues Cristo no había tenido que morir en la Cruz, pero el hecho que haya muerto demuestra lo serio del asunto, demuestra la imposibilidad del hombre para salvarse y liberarse por si mismo del pecado, tuvo que venir Dios mismo a darnos esa libertad, esto es un asunto serio.

No es como piensan algunos que el pecado es ausencia de lo bueno, que el pecado es una ilusion, un invento de algunos hombres, que el pecado es relativo, si algo té causa placer entonces es bueno, no es pecado, esto lo dice el hedonismo.

El pecado es en esencia rebelión contra Dios, contra su ley, separación de Dios, independencia de Dios.

Juan 8:32 “…conoceréis la verdad y la verdad os hará libres…”

En el contexto de este versículo podemos darnos cuenta que la verdad se refiere a Cristo, quien es el único capaz de otorgar libertad del pecado, el conocerlo a el me hace libre.

La verdad de este asunto es que tu no vas a querer ser libre hasta que no té des cuenta que en realidad eres esclavo del pecado, hasta que nos demos cuenta que estamos en prisión no vamos a buscar al que puede darnos libertad.

Necesitas reconocer que eres esclavo del pecado, que esto té inhabilita para acercarte a Dios, para obedecerle, para servirle, sólo de esa forma vas a desear y clamar a Jesús por libertad.

El problema tuyo es el pecado que té controla, el problema es el pecado que té dirige. Te esclaviza. Podría decirte que las peores circunstancias por las que has pasado son debidas al pecado que mora en ti. Son consecuencia de este mal que té somete.

Lucas 4:18 “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos

Este pasaje muestra la razón por la que Cristo vino a la tierra, revela el para que de su ministerio, traer libertad a los cautivos, pero ¿cautividad de que? Cautividad del pecado.

Sólo en Él esta el poder para traer verdadera libertad, y Él desea hacerlo, desea que seas libre.

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Legado del padre ante la oportunidad de su hijo hacer grandes cosas.

Predicaciones Cristianas... Cuando vas a guiar a tus hijos en el camino de la vida, este es el precepto que has de seguir: Dios está en primer lugar.

3 comentarios

  1. RIGOBERTO Cortés Ocampo

    Gracias por compartir una forma práctica y clara de lo que creo que es la única solución para vivir en una verdadera libertad

  2. Es una gran verdad lo que comparte hno…Dios nos ayude y que bendiga su vida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *