Inicio / Bosquejos Biblicos / La presencia de Dios en la familia

La presencia de Dios en la familia

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

«…Pero si os parece mal servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis: si a los dioses a los cuales servían vuestros padres cuando estaban al otro lado del Río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis. Pero yo y mi casa serviremos a Jehová…» Josué 24:15

Introducción:

Antecedentes: El Pueblo de Israel ha cruzado el Río Jordán, se han establecido en la tierra de Canaán. Han conquistado a las naciones, y a los pueblos que cuarenta años atrás, les parecían poderosos. La mano de Dios se ha manifestado a lo largo de estos cuarenta años.  Durante todo este tiempo, un hombre se ha distinguido. Sus características especiales, le han permitido conducir al pueblo de Israel a la muerte de Moisés.

Anuncios

  • Un hombre Valiente.
  • Un hombre fiel
  • Un hombre decidido
  • Un hombre de fe
  • Un siervo de Moisés
  • Un líder

1. Sabe de lo esencial que es la unidad cuando pretendemos alcanzar metas y objetivos, nunca se ve aparte de “su” casa.

* El liderazgo que es reconocido por los demás toma tiempo formarlo.

* Cuarenta años atrás, ni su tribu, ni su familia estuvieron dispuestos a seguirlo a la conquista de la Tierra prometida. Por poco y pierde la vida en su intento. Hoy lo ha logrado, ha visto coronado aquel sueño.

* No solo es el líder de la nación, es el líder de su propia familia.

Anuncios

* Por eso puede levantar la voz por ellos, a donde él los lleve es
lugar seguro.

* Por eso dice: “ustedes escojan” “yo ya elegí”, “mi casa y yo a Dios serviremos”

2. Josué había conocido de la Presencia de Dios, la había visto descender sobre el tabernáculo, sobre el monte Santo, había visto el rostro de Moisés Transformarse al estar éste en la presencia de Dios.

* La columna de fuego por la noche, el maná durante el día, el agua de la roca; definitivo, conocía de la bendición que trae el habitar en la presencia de Dios.

3. De hecho la palabra “serviremos a Jehová”, la podríamos traducir: seguimos sirviendo a Jehová o “servimos a Jehová”, es un presente continuo, es algo que distingue la vida.

Anuncios

* La vida de este Varón estaba caracterizada por eso: el Servicio a Jehová. Un servidor engendra servidores; que bendición es encontrar a un hombre o mujer que sirve a Jesús, pero mayor bendición es encontrar una familia que sirve a Jesús.

* Si, el servicio, definitivo; se aprende en casa. Josué había hecho eso de su casa, una familia de Servidores. Nótese que no dice de adoradores, si no de servidores, porque la adoración más excelente es aquella que se presenta en forma de servicio.

Lo recuerda a las puertas del tabernáculo de Reunión:

Éxodo 33:11 Y hablaba Jehová á Moisés cara á cara, como habla cualquiera á su compañero. Y volvía al campo; más el joven Josué, su criado, hijo de Nun, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.

La presencia de Dios en la familia, la llena de bendición.

Es garantía de:

1. Bendición
2. Protección
3. Cuidado
4. Seguridad
5. Permanencia
6. Éxito.

Cuando Moisés baja del monte en donde hablaba con Dios, su cara resplandecía, luego el pueblo sabía que este hombre había estado en su presencia.

* Hoy Día hay una manifestación de la familia que habita en la presencia de Dios.

* Hay un brillo especial, ese brillo es el fruto del Espíritu Santo.

* Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y Templanza.

* Ningún otro lugar es mejor que la familia, para manifestar este fruto.

* Amar, según nos enseño Jesús, recordando 1 Cor. 13

* El gozo que va más allá de la felicidad.

* La paz. recordando las palabras de Jesús: Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

* La paciencia, fruto del trato de Dios en nuestra vida, muchas veces a través de nuestro sufrimiento

* Benignidad, habla de lo bueno, de lo mejor que debemos dar de nosotros a los otros.

* Bondad, sinónimo de misericordia; a veces podemos ser misericordiosos con los de afuera pero no con los de casa.

* La fe más allá de lo personal, la fe que se hace comunitaria, que se comparte, que desafía al otro.

* Mansedumbre, que esta dispuesta a ceder, a anteponer al otro, de permitir que sus intereses vayan por delante de los míos.

* Templanza, el carácter se forma en la intimidad del hogar, y muchas veces la falta del mismo, revela la ausencia de tal.

Conclusión:

Quiera el Señor ayudarnos este año, para buscar en lo individual la presencia de Dios, pero también como familias. Que nadie se sienta solo, porque aún si no tuviere una, o teniéndola como si no la tuviere, hay una gran familia en la cual Dios nos ha colocado, es la familia de Dios.

Que juntos podamos buscar más de su presencia.

Acerca Ismael Mejía Silva

También Revise

Sermones Cristianos - Levantate y anda

«Levántate»

Bosquejos Biblicos.. En Jesús se haya todos los recursos necesarios para vivir en pie y firme compromiso en medio de todos los momentos de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *