Inicio / Bosquejos Biblicos / Victoria los ataques y la oposición espiritual y material

Victoria los ataques y la oposición espiritual y material

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

2 Crónicas 20:1-30

Introducción:

El cristiano, de manera sorpresiva o anunciada, enfrenta en su cotidianidad ataques de orden espiritual o físico que retan su fe. Ante situaciones inesperadas o demasiado difíciles de manejar, sinnúmero de creyentes optar por salir huyendo. Dejan de lado las tres alternativas que nos quedan frente a las eventualidades que amenazan nuestra estabilidad personal y espiritual: huir, resignarnos o luchar. Los seguidores del Señor Jesús damos la batalla, no en nuestras fuerzas sino en las de Dios como aprenderemos en esta ocasión, tomando como base la arremetida militar que tres pueblos guerreros estaban gestando contra Judá.

Anuncios

I. El creyente se enfrenta constantemente al asedio del enemigo (versículos 1, 2)

1. Hay dos clases de ataques: espirituales y materiales.

a. Espirituales: Generados por Satanás. Trastorna las circunstancias, genera opresión, golpea la economía, amenaza nuestra salud.

b. Terrenales: Aquellos que se oponen al Evangelio, quienes critican nuestra forma de pensar y actuar.

Anuncios

2. Moabitas, amonitas y meunitas le declararon la guerra al rey Josafat. Debemos prepararnos para los ataques inesperados (versículo 1)

a. El enemigo era numeroso, bien armado, preparado para la guerra (versículo 2)

b. Todo hacía temer que Israel sufriría la derrota. Igual hoy: Es posible enfrentar problemas que lucen agigantados.

II. Ante los ataques, el creyente debe buscar al Señor (vv.3-12)

1. Frente a los ataques es previsible que nos asalten el temor y la incertidumbre (v. 3)

Anuncios

a. El rey Josafat se sintió acorralado. El enemigo tenía muchas ventajas sobre Judá.

b. Las situaciones inesperadas pueden despertarnos temor.

b.1. Debemos prepararnos para cualquier imprevisto.

b.2. Debemos prepararnos para dar la batalla.

2. Ante los ataques, debemos ir a la presencia de Aquél que pelea nuestras batallas (v. 4)

a. El rey Josafat buscó al Señor en oración.

b. El rey Josafat proclamó ayuno. El pueblo se unió en clamor (vv. 4, 5)

3. Ante Dios debemos reconocer Su poder y grandeza (vv.6-9)

a. El rey Josafat reconoció el poder sobrenatural de Dios (vv.5, 6)

a.1. El poder de Dios en la dimensión espiritual.

a.2. El poder de Dios en la dimensión física (material)

a.3. El poder de Dios es ilimitado.

b. El rey Josafat reconoció que en el pasado, Dios había obrado a favor de Israel (v. 7)

c. El rey Josafat recordó a Dios que si el pueblo va a Su presencia en medio de las crisis (vv.8, 9):

c.1. Dios oye las oraciones

c.2. Dios responde a las oraciones

d. Fruto de los ataques de Israel, el rey Josafat y nosotros hoy, debemos reconocer:

d.1. Que los ataques parecen más grandes que nuestras fuerzas (v. 12a)

d.2. Que frente a los ataques, no sabemos qué hacer (v. 12 b)

d.3. Que solo en dios podemos poner nuestra confianza (v. 12 c)

III. Si en los ataques buscamos a Dios en oración, Él responde con poder (vv.14-28)

1. Ante los ataques Dios manda:

a. No tener temor (v. 15 a)

b. No mirar la dimensión de los problemas, sino confiar en Dios (v. 15 b)

c. Dejar que sea Dios quien pelee nuestras batallas (v. 15 c-17)

d. El pueblo de Judá y nosotros hoy, debemos creer en las promesas de Dios (vv. 18, 19)

2. El secreto para obtener la victoria ante los ataques, es confiar en Dios (vv. 20)

a. Confiar en Dios implica renunciar a luchar en nuestras fuerzas.

b. Confiar en Dios implica renunciar a confiar en el hombre.

3. Si confiamos en Dios en medio de los ataques, debemos alabar antes que angustiarnos (vv.21-23)

4. Cuando Dios responde con poder a nuestras oraciones, debemos expresarle nuestra gratitud (vv.24-28)

Conclusión:

Si está atravesando por situaciones difíciles, que considera son superiores a sus fuerzas, es hora de volver la mirada a Dios. En Él logramos la fortaleza para vencer. Él nos guía para dar los pasos apropiados en cada circunstancia. Bajo Su divina orientación, tenemos asegurada la victoria. Pregúntese, ¿cuál es su reacción ante los ataques?¿Confía en sus fuerzas, en las de alguien cercano que pueda ayudarle, o en Dios? Tome una decisión: apóyese en el Padre celestial. Podrá ver cambios significativos en su existencia.

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Llevado al desierto

Llevado al desierto

Si vivimos un ataque del enemigo y tratamos de solucionarlo en la carne enfrentamos al enemigo en su territorio y vamos a perder. La única manera de derrotarlo es desde el monte de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *