Inicio » Reflexiones Cristianas » Buenos y malos tiempos

Buenos y malos tiempos

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas Predica de Hoy: Buenos y malos tiempos

Reflexiones Cristianas Lectura Bíblica: Eclesiastés 7:14

Introducción

La palabra de Dios nos dice: “Por eso, cuando vengan los buenos tiempos, disfrútalos; pero cuando lleguen los tiempos malos ponte a pensar que todo viene de Dios, y que nunca sabemos lo que nos espera.” (TLA)

Esta enseñanza nos recuerda que en la vida, habrá momentos buenos y momentos malos. Ambos son parte de la experiencia humana y ambos son obra de Dios.

¿No nos dice el libro de Job, un hombre que ciertamente conocía los altibajos de la vida, en Job 2:10: “No digas tonterías. Si aceptamos todo lo bueno que Dios nos da, también debemos aceptar lo malo.” (TLA)

Este versículo nos recuerda que tanto las bendiciones como las pruebas son parte de nuestra experiencia humana y ambas provienen de Dios.

Apreciando los Buenos Tiempos

Cuando llegan los buenos tiempos, debemos disfrutarlos y agradecer a Dios por ellos. Como dice el Salmo 118:24: “Este es el día que hizo Jehová; nos gozaremos y alegraremos en él.” Los buenos tiempos son un regalo de Dios, y debemos aprovecharlos al máximo.

Entendiendo los Tiempos Malos

Sin embargo, también habrá tiempos malos. En lugar de desesperarnos, Eclesiastés nos insta a considerar, a reflexionar. Los tiempos difíciles pueden ser una oportunidad para aprender y crecer. Como dice Romanos 5:3-4: “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza.” (RVR 1960)

La Soberanía de Dios

Finalmente, Eclesiastés 7:14 nos recuerda que tanto los buenos tiempos como los malos son obra de Dios. Él es soberano sobre todas las cosas, y nada sucede sin su permiso. Como dice Proverbios 19:21: “El hombre propone, y Dios dispone.” (TLA)

Predicas Cristianas - Viviendo en la nueva naturaleza

Tanto los buenos tiempos como los malos son parte de la vida. Ambos son obra de Dios y tienen un propósito.

En lugar de desesperarnos en los tiempos difíciles, podemos usarlos como una oportunidad para aprender y crecer. Y en los buenos tiempos, podemos disfrutar y agradecer a Dios por sus bendiciones.

Conclusión

¿Qué significa todo esto para nosotros? Significa que podemos aceptar tanto los buenos tiempos como los malos como parte de nuestra experiencia humana, sabiendo que ambos son obra de Dios.

En lugar de desesperarnos en tiempos difíciles, podemos buscar la fortaleza de Dios y confiar en que Él tiene un propósito para nuestras pruebas. Y en tiempos de bendición, podemos dar gracias a Dios por Su bondad y generosidad hacia nosotros.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones … Reflexiones Cristianas

8 comentarios en «Buenos y malos tiempos»

  1. Estimado hermano, que Dios bendiga y fortalezca su vida nos llena de bendición saber que se toman el tiempo para escribir estas reflexiones; ya que son de mucha bendición para nuestras vidas. Sigan adelante, y que el Señor les siga dando entendimiento e ilumine sus vidas.

    Responder
    • Hermano Héctor.. Gracias pour sus palabras alentadoras. Es un honor servir y compartir la palabra de Dios. Que Su luz y amor sigan guiando nuestros caminos. Unidos en fe y esperanza, sigamos fortaleciendo nuestra comunidad. Bendiciones.

      Responder
  2. Muy lindos mensajes son de alimento espiritual cada mañana. Oramos para que esta fuente de alimento espiritual sea bendecida y las reflexiones continúen para cada día según la fecha bendiciones un abrazo 🤗

    Responder

Deja un comentario