Inicio / Bosquejos Biblicos / En la aflicción

En la aflicción

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Mateo 9:18-26; Marcos 5:21-43

I. JESÚS ACUDE CUANDO SE LE LLAMA (18-19)

A. Es molesto y frustrante recibir una promesa de que alguien estará disponible en cualquier momento y descubrir que no es cierto.

B. Jesús se encontraba enseñando; estaba ocupado, pero el vr. 19 dice que se levantó y fue.

C. La compasión del Señor era mayor que la que sentía el padre de la niña.

D. El escritor a los Hebreos dice que nuestro sacerdote tiene la capacidad de compadecerse de nuestras debilidades, y por tanto nos invita a acercarnos confiadamente a él. (Hebreos 4:15-16)

II. JESÚS ESTÁ DISPONIBLE PARA LAS NECESIDADES DE TODOS (20-22)

A. En su camino a la casa del principal, se le cruzó una mujer que estaba tan necesitada como la hija de Jairo. Sin embargo, Jesús se tomó tiempo para satisfacer su necesidad.

B. Jesús era compasivo con todos; tenía tiempo para todos.

C. Nadie queda excluido de la gracia de Dios. Hay gente que se siente abandonada, relegada, olvidada por Dios.

D. Ilustración “Ahora que tengo toda tu atención”. Una de las realidades más asombrosas es que el Señor puede oír y atender AL MISMO TIEMPO todas las oraciones de sus hijos.

III. JESÚS CONSUELA CUANDO LA ESPERANZA SE HA IDO (23-24)

A. La gente daba por sentado que ya no había nada más por hacer que lamentarse y realizar los ritos funerales. En el caso de la mujer con flujo de sangre, ésta había agotado todos los recursos humanos disponibles (Marcos 5:25-26)

B. De igual manera, nosotros miramos nuestras necesidades como si ya no tuvieran remedio; pensamos que ya no hay ningún signo de esperanza.

C. Sin embargo, las palabras del Señor (“no temas, cree solamente /Marcos 5:35-36/no está muerta”) son palabras de ánimo, de aliento, de consuelo. Igualmente nosotros, podemos encontrar consuelo en la Palabra de Dios en esos momentos difíciles de desesperanza y desconsuelo.

D. También encontramos una lección por aprender: necesitamos aprender a transmitir ánimo a la gente que el Señor nos ponga en el camino. No importa que sea difícil de creerlo. (vr. 24b)

IV. JESÚS OBRA A PESAR DE QUE EL REMEDIO PARECE IMPOSIBLE (25-26)

A. ¡Qué fácil nos narran los evangelistas este milagro! (vr. 25) Así de fácil le son nuestros “imposibles”. No hay nada imposible para Él. Es el Dios de los imposibles.

B. El secreto para disfrutar esta experiencia es FE (Mateo 5:22; Marcos 5:36)

C. ¿Qué aflicciones parecen ser imposibles en su vida?

Acerca Félix D. Ramírez Montalvo

Revise también

Sermones Cristianos - Entiendo nuestro llamado

Regresa a Jerusalén – Bosquejos Cristianos

Bosquejos Biblicos- Estando ellos con Jesús, Él les dijo que se quedaran en Jerusalén hasta que sean llenos de lo alto. Para recibir la promesa de Dios es necesario esperar en su palabra y orar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *