Inicio / Bosquejos Biblicos / Tendrás tesoro el en cielo

Tendrás tesoro el en cielo

Marcos 10:21

I. La historia, el joven rico.

a. Sus riquezas, sabiduría, cultura posición
b. Su deseo de Dios, su corazón.
c. Acude a la persona que le puede ayudar, Jesús.
d. Jesús le amó, le enseñó tesoros celestiales. El  amó los tesoros del mundo y se fue.

Anuncios

II. ¿Cuáles son los tesoros del cielo?

a. Gozo eterno. Salmo 16:11
b. El amor y comunión del salvador y del padre.
c. Ser como Cristo. Salmo 17:15 Heredero con él.
d. Hogar eterno: calles de oro, puertas de perla, arpas, músicas, ángeles. “Ni aún me dijo la mitad”,  1 Reyes 10: 6-8; 1 Corintios 2:9-10; Apocalipsis 21:10-11,18-21
e. Ningún juicio, ninguna condenación. Pablo consideró las riquezas terrenas como basura para   ganar los tesoros celestiales.

III. ¿Cómo se pueden obtener? ¿Qué ocurrirá si los perdemos?

a. Los obtendremos siguiendo a Cristo en arrepentimiento, fe y obediencia.
b. El joven rico desprecio el tesoro celestial, murió sin esperanza y recibió juicio, ira y condenación  eterna.
c. El rechazar a cristo es pérdida eterna. ¿Seguirá en pos de Cristo o le dará la espalda?

Anuncios

VI. Algunos que siguieron y obtuvieron tesoro.

a. Moisés dejo riquezas de Egipto para alcanzar tesoro celestial. Hebreos 11:23-28 }
b. Abraham oyó, obedeció, alcanzó. Hebreos 11:8-10.
c. Pablo perdió todo aquí pero obtuvo tesoro eterno. 2 Timoteo 4: 7-8
d. Multitudes han alcanzado tesoros en el cielo.
e. Miles como el joven rico pierden el tesoro celestial.

Conclusión:

¿Qué hará con la invitación que le hace Cristo?  Tiene una sola vida, una oportunidad.

Tome la decisión más importante de su vida: siga a Cristo y tendrás tesoros en el cielo.

Anuncios

Acerca Carlos Alberto Mendoza Marciales

Revise también

Bosquejos Biblicos... Aprendamos de los primeros cristianos

Aprendamos de los primeros cristianos

Bosquejos Biblicos... En la iglesia de los primeros cristianos era tan grande el amor. La iglesia primitiva era una iglesia perseguida, una iglesia que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *