Inicio / Bosquejos Biblicos / La enfermedad en el alma

La enfermedad en el alma

Isaías 1:5-9

La enfermedad espiritual, es más perjudicial que la enfermedad física, hay heridas que no han sido suavizadas ni vendadas, no porque Dios así lo quiera o porque él se deleite en la aflicción de sus hijos, la palabra nos dice que fuimos llamados para que heredemos bendición (1ª Pe. 3:9), pero lejos de ser bendecidos, nos encontramos hundidos en el poso de la desesperación y pareciera que nuestra vida no le importa nada a Dios. Quiera dios que en esta noche, si hay alguien en esta condición, ahora encuentre la cura que su alma necesita (Job 5:18).  Veamos las características de un enfermo espiritual.

I. UN ENFERMO ESPIRITUAL NO PUEDE COMPRENDE EL PLAN DE DIOS PARA SU VIDA

A. Isaías quería  que el pueblo razonara sobre lo malo que estaban haciendo

1. ¿por qué queréis ser castigados aún? V.5

2.  por su actitud persistente, son los continuos azotes disciplinarios

3.  la enfermedad estaba en la parte mas importante del cuerpo, “cabeza y corazón” v.5

B. si la cabeza y el corazón están enfermos, el resto del cuerpo no funciona bien

1. no hay cosa sana, si no herida, hinchazón y podrida llaga v. 6

2. solo Dios puede sanar las heridas y curar las llagas (Salmos 147:3)

3. el pueblo no quiso escuchar el consejo de Dios (Isaías 9:13)

II. UN ENFERMO ESPIRITUAL SE ESFUERZA POR MOSTRAR UNA ACTITUD PIADOSA

 A. toda ofrenda piadosa es vana, con  una cabeza y un corazón enfermo v.13

 1. Dios le advierte al pueblo que su actitud religiosa no sirve de nada v. 11

 2. Dios quiere ver a sus hijos ocupados en su salvación, pero con obediencia  (Fil. 2:12)

B. aunque se multipliquen las oraciones, Dios no les pone la atención necesaria v.15

1. el que no atiende a la palabra de Dios, su oración es abominación (Proverbios 28:9)

2.  no hay conocimiento de Dios y se revelaron contra la voluntad de Dios v.2

III.  DIOS ESTA INTERESADO EN SANAR LA LLAGA Y VENDAR LAS HERIDAS

A. debemos reconocer que estamos enfermos espiritualmente

1. Jerusalén por las invasiones Asirías, quedo como enramada (cobertizo) en viña v.8

2.  como cabaña en melonar

3. como ciudad asolada desprotegida

B. con todo el azote asirio, Jerusalén y Judá no acudieron al que podía curar sus heridas

1. Dios les mando a caminar por las senda antigua, y no quisieron (Jeremías 6:16)

Conclusión:

Tal vez nuestra condición sea diferente a la de Judá y Jerusalén, pero hemos venido batallando ya por muchos años en medio de la oscuridad y no hemos visto la luz del día. Dios quiere darle salud espiritual, pero necesitamos reconocer que estamos enfermos, para entender que necesitamos del medico. Cristo Jesús esta esperando que UD. clamarle su bondad y su justicia (Jeremías 33:2-3; 6-8)

Acerca Francisco Antonio Martinez

Revise también

Bosquejos Bíblicos - El poder de Dios

El Dios de todos los recursos

Bosquejos para Predicar... Usted nunca podrá cambiar el mundo siendo controlado por la tierra. Todos los recursos deberían conducir a Dios, quien es la fuente fundamental de los mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *