Inicio / Bosquejos Biblicos / Cuando ya no hay remedio

Cuando ya no hay remedio

Bosquejos Biblicos

2 Crónicas 36:11-16De veintiún años era Sedequías cuando comenzó a reinar, y once años reinó en Jerusalén. 12 E hizo lo malo ante los ojos de Jehová su Dios, y no se humilló delante del profeta Jeremías, que le hablaba de parte de Jehová. 13 Se rebeló asimismo contra Nabucodonosor, al cual había jurado por Dios; y endureció su cerviz, y obstinó su corazón para no volverse a Jehová el Dios de Israel. 14 También todos los principales sacerdotes, y el pueblo, aumentaron la iniquidad, siguiendo todas las abominaciones de las naciones, y contaminando la casa de Jehová, la cual él había santificado en Jerusalén. 15 Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación. 16 Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio.

INTRODUCCIÓN:

Este es un momento muy difícil en la historia del pueblo de Dios; es el momento exacto en el cual el reino del sur, es decir el reino de Judá, cayó en las manos de los babilonios y su rey Nabucodonosor, y comenzaba un cautiverio que duraría setenta años en Babilonia.

Pero no fue algo que ocurrió de la noche a la mañana, sino que fueron, sucediendo “Una serie de eventos desafortunados” fueron una serie de malas actitudes, una serie de malas decisiones que llevaron al pueblo elegido de Dios al cautiverio, a la destrucción de su ciudad santa, a la destrucción de su templo.

El último rey antes del cautiverio fue el rey Sedequías, y sus actitudes reflejan lo que hizo que el Señor permitiera que eso pasara en la historia de su pueblo.

El Señor nunca dejo de amonestar a su pueblo por medio de sus profetas, nunca dejo de buscarlos, nunca se cansó de llamarlos al arrepentimiento (vers. 15)

Pero lastimosamente ellos fueron rebeldes al llamado de Dios, hasta que tal como lo dice el (vers. 16): No hubo ya remedio.

Hoy reflexionaremos en esas actitudes que ofenden a Dios; para que podamos reconocerlas en nuestra vida y evitar llegar al punto donde ya no haya remedio, veamos esas cosas que ofenden a Dios; veamos cuáles son esas actitudes que nos llevan a la destrucción:

1. HACER LO MALO PARA AGRADAR A LOS HOMBRES ANTES QUE A DIOS (Vers. 12)

A. Sedequías hizo lo malo ante los ojos de Jehová, posiblemente las cosas que él hizo eran buenas ante los ojos de los hombres, posiblemente ante los ojos del pueblo lo que el rey hacia no era considerado malo o pecaminoso pero sí lo era ante los ojos de aquel que verdaderamente debe importarnos: nuestro Dios.

B. Muchos cristianos basan su vida en lo que es aprobado por los hombres, por sus amigos, o por su propia familia, procuran agradar a las personas con lo que hacen aunque esto pueda desagradar a Dios.

C. La palabra de Dios nos enseña que nosotros debemos siempre agradar a Dios antes que a los hombres (Hechos 5:29)

2. FALTA DE HUMILDAD PARA CON DIOS (Vers. 12)

A. Sedequías no se humillo, es decir tuvo una actitud de soberbia para con el profeta Jeremías, el cual le hablaba la palabra de parte de Dios.

B. No hay peor soberbia que la soberbia en contra de Dios, no humillarnos ante su voluntad, no ser humildes para escuchar y obedecer su palabra.

C. Cuan alto precio pagamos cuando nos volvemos soberbios y altaneros ante el mensaje de Dios con actitud de enojo, pero tenemos que comprender por medio de la vida del rey Sedequías que la falta de humildad ante Dios nos llevara siempre al quebrantamiento.

Proverbios 29:1El hombre que reprendido endurece la cerviz, De repente será quebrantado, y no habrá para él medicina“.

D. Cuantas veces Dios ha hablado a nuestra vida y en lugar de ser humildes y obedecer su mensaje por medio de su palabra nos enojamos contra los pastores, criticamos los sermones, abandonamos la iglesia, etc. Pero no es esa la solución; la solución es: HUMILLARNOS ANTE NUESTRO DIOS.

Santiago 4:10Humillaos delante del Señor, y él os exaltará“.

3. SER OBSTINADOS EN SEGUIR EN NUESTROS MALOS CAMINOS (Vers. 13)

A. OBSTINADO SIGNIFICA: Terco, Mantener una opinión o una decisión por encima de los argumentos razonables de otras personas o de las dificultades que se presenten.

B. Es decir que el rey Sedequías quiso mantener su decisión o su voluntad por encima de la voluntad y la palabra de Dios; y esto espiritualmente se llama: Falta de arrepentimiento.

C. El arrepentimiento es volvernos de nuestros malos caminos a los caminos de Dios y eso trae bendición a nuestra vida.

D. Cuando nos obstinamos en continuar en nuestros malos caminos, cuando tercamente queremos seguir haciendo las cosas que no agradan a Dios traemos destrucción a nuestra vida.

CONCLUSIÓN:

Hoy el Señor nos llama a no continuar en el error, a no continuar con nuestras malas actitudes, hoy es un buen día para venir a el arrepentidos y que puedan venir a nuestra vida tiempos de bendición.

Hechos 3:19Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio“.

© Simeón Caicedo Castaño. Todos los derechos reservados.

Bosquejos para Predicar… Central de Sermones

Acerca Simeón Caicedo Castaño

Pastor de la iglesia Movimiento Misionero Mundial. Dirección: Carrera 6 #23-53 Barrio: Panamá. Campoalegre Huila Colombia. Horario de cultos. Jueves y sábado Pm y domingo 9:30 Am y 5:30 Pm. Nacido en octubre del 1966. Pastor por 24 años; casado, tengo 4 hijos, vivo en la ciudad de Campoalegre, departamento del Huila, Colombia.

Revise también

Sermones Cristianos - Qué hacer para ser personas de conquista

Año nuevo en victoria – Parte 2

Bosquejos Biblicos NÚMEROS 17:1-33 INTRODUCCIÓN: Seguimos estudiando este tema de bendición explicando en esta ocasión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *