Divisiones en la Iglesia

Tito 3:11 «Puedes estar seguro de que tal individuo (el que causa divisiones versículo 10) se condena a sí mismo por ser un perverso pecador

 ¿Qué significa Divisiones: (vocablo griego airetikós)? «El que sostiene sus propias ideas».

Este sería su significado, termino que después se transformó, debido a su uso en un tecnicismo en la Iglesia antigua para referirse a aquellos que traían herejías ocasionando disensiones graves que atacaban las verdades doctrinales del evangelio.

En un matrimonio cuando cada uno «sostiene sus propias ideas» hay airetikós: divisiones. Cuando en un equipo, sea de trabajo, de deporte, etc, cada uno «sostiene sus propias ideas» hay airetikós.

En uno mismo podemos, al pensar una cosa y sentir otra, generar dentro de nosotros: airetikós.

Todo lo que no anda en acuerdo, no avanza, sea en el reino de Dios o en el reino de las tinieblas.

 Amós 3:3 «¿Pueden dos caminar juntos sin antes ponerse de acuerdo?»

Quién causa divisiones en su casa, matrimonio, familia, trabajo, llevará las mismas divisiones a su iglesia. Por eso el Apostol Pablo decía: se condena a sí mismo por ser un perverso pecador. Tal persona o personas están torcidas, pervertidas, distorsionadas dentro de sí mismas, y se niegan a admitir la corrección de la Verdad en sus propias vidas, pudiendo ser salvados ellos como, su matrimonio, familia y en general todo su red de relaciones.

Tales personas no son capaces de admitir la Verdad para dejar de lado su verdad, y así son en todas sus relaciones la cual traen a la congregación, para causar estas dolorosas divisiones que terminan con obras mutiladas, dispersadas, que ensucian el evangelio en la comunidad, produciendo profundo dolores en todos los obreros del Señor.

Pero, Pablo dice: Puedes estar seguro de que: tal individuo se condena a sí mismo.

Hermanos según el versículo 3 de este capítulo, para andar conforme a nuestra manera de pensar tuvimos un tiempo pero ahora, los que quieran ser de aquellos que, recogemos con el Señor, debemos pararnos en los versículos 1 y 2 meditarlos y ponerlos en práctica, aunque si, muchas veces en el intento fracasemos, volvamos a meternos dentro de los mismos porque solo así seremos ¡herederos de la Vida Eterna!

Tito 3:10 dice «Al que cause divisiones, amonéstalo dos veces, y después evítalo«.

Acerca Sara Olguin

Soy ministra de la Palabra, predicadora y maestra. Counselor Professional y Orientadora Familiar, Escribo en mis Blogs casafamiliadedios.blogspot.com.es y unlugarapartado.blogspot.com.es Participo en las redes sociales: @CASAFDEDIOS, Soy una Bendecida Hija de Dios.

También Revise

La oración, el arma perfecta

La oración, el arma perfecta

Bosquejos Bíblicos.. La oración es un arma muy poderosa para el creyente, puede hacer cosas extraordinarias por nosotros y por otros. Las oraciones de los..

Un comentario

  1. Rafael Vázquez Cueto

    Muy excelente

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.