Inicio » Bosquejos Biblicos » ¿Qué decisiones has tomado hoy?

¿Qué decisiones has tomado hoy?

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos Bíblicos Predica de Hoy: ¿Qué decisiones has tomado hoy?

Bosquejos Bíblicos Texto Biblico: Romanos 14:13

Introducción

Tomamos decisiones a diario en nuestras vidas. ¿Qué decisiones has tomado hoy? A veces, subestimamos o sobreestimamos la importancia de tomar buenas decisiones. Sin embargo, debemos comprender que nuestras vidas son el resultado de todas las decisiones que tomamos, grandes y pequeñas.

I. Debemos comprender algunas verdades acerca de nuestras decisiones:

A. Las decisiones de hoy tendrán consecuencias en el futuro cercano o lejano.

El futuro es incierto y puede ser difícil prever todas las posibles ramificaciones de una decisión. Sin embargo, si somos conscientes de las posibles consecuencias y tomamos decisiones informadas y bien consideradas, podemos minimizar el riesgo de consecuencias no deseadas.

Es importante tener en cuenta que algunas decisiones pueden tener consecuencias más graves o duraderas que otras. Por ejemplo, una decisión que afecte a la salud o seguridad de las personas puede tener consecuencias muy serias, mientras que una decisión que afecte solo a nuestra propia comodidad puede tener consecuencias menos significativas.

En cualquier caso, es importante tomar en cuenta el impacto de nuestras decisiones y actuar con responsabilidad y cuidado. Esto no solo puede ayudarnos a evitar consecuencias negativas, sino también a crear un futuro más positivo y sostenible.

B. Mis decisiones pueden afectar a otros, especialmente a las personas más cercanas a mí.

Esto es porque nuestras decisiones pueden influir en las relaciones que tenemos con esas personas y pueden tener un impacto en sus vidas.

Por ejemplo, si decidimos cambiar de trabajo y mudarnos a otra ciudad, esto puede tener un impacto en nuestra pareja y en nuestros hijos si tenemos que dejar atrás amigos, familiares y la escuela en la que están inscritos. Si decidimos gastar nuestro dinero en un pasatiempo costoso, esto puede afectar la capacidad de nuestra familia para pagar sus gastos cotidianos.

Es importante tener en cuenta cómo nuestras decisiones pueden afectar a los demás y considerar sus perspectivas y necesidades. Al tomar decisiones informadas, podemos ser más conscientes de cómo afectarán a los demás y podemos encontrar formas de minimizar el impacto negativo y maximizar el impacto positivo.

También es importante comunicarnos abierta y honestamente con las personas que nos rodean y ser conscientes de cómo nuestras decisiones pueden afectarlas. Al hacerlo, podemos tomar decisiones más conscientes y cuidadosas que tengan en cuenta las necesidades y perspectivas de los demás, así como las nuestras propias.

C. La indecisión es, en realidad, una decisión de no actuar.

Cuando no tomamos una decisión, estamos posponiendo la acción y permitiendo que las circunstancias o los demás decidan por nosotros. En este caso, estamos tomando una decisión de dejar que las cosas sigan su curso en lugar de intervenir y tomar el control de la situación.

La indecisión también puede tener consecuencias negativas, como la pérdida de oportunidades o la creación de ansiedad y estrés al no resolver un problema o tomar una decisión importante. Por lo tanto, es importante abordar la indecisión y tomar medidas para tomar decisiones informadas y bien consideradas.

Por otro lado, es importante recordar que tomar una decisión apresurada también puede tener consecuencias negativas. Por lo tanto, es importante encontrar un equilibrio entre la reflexión y la acción para tomar decisiones efectivas y bien pensadas. En general, es mejor tomar una decisión informada y bien considerada que no tomar ninguna decisión en absoluto.

D. Las decisiones se toman mediante un proceso y no en un solo instante.

Tomar una decisión es un proceso que puede requerir tiempo, reflexión y consideración cuidadosa de los factores relevantes. Rara vez se toman decisiones importantes en un solo instante sin ningún tipo de reflexión previa.

El proceso de toma de decisiones puede variar dependiendo de la situación y la complejidad de la decisión. Algunos pasos comunes en el proceso de toma de decisiones pueden incluir la identificación del problema o situación, la recopilación de información relevante, la evaluación de las opciones disponibles, la consideración de las consecuencias y la toma de una decisión informada.

Es importante reconocer que este proceso puede requerir tiempo y esfuerzo, y que puede implicar una evaluación cuidadosa de diferentes opciones y posibles resultados. También es importante tener en cuenta que el proceso de toma de decisiones puede ser influenciado por factores emocionales y subjetivos, como nuestras creencias, valores y experiencias previas.

Al seguir un proceso bien definido y tomar en cuenta los factores relevantes, podemos tomar decisiones informadas y efectivas.

E. Tomar buenas decisiones requiere tiempo e intención.

Tomar buenas decisiones requiere un esfuerzo intencional y constante para reflexionar sobre nuestras decisiones, considerar cuidadosamente las opciones y evaluar las posibles consecuencias. Al hacerlo, podemos tomar decisiones informadas que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos a largo plazo y evitar consecuencias no deseadas.

II. Diez preguntas clave a considerar al tomar decisiones:

1. ¿Cómo puedo describir la decisión que debo tomar?
2. ¿Cuándo es el momento adecuado para tomar esta decisión?
3. ¿Qué aconseja la Biblia sobre esta decisión en mi vida?
4. ¿Cuáles son mis opciones?
5. ¿Cuáles son las circunstancias asociadas con cada opción? Proverbios 22:3
6. ¿He dedicado tiempo suficiente para recopilar información relevante? Lucas 14:28-30
7. ¿Existen lecciones pasadas que puedan orientarme ahora? Proverbios 18:15
8. ¿He considerado los valiosos consejos de los sabios?
9. ¿Me siento sereno al tomar esta decisión?
10. ¿He buscado orientación espiritual en mis decisiones?

III. Ejemplos bíblicos de decisiones desacertadas.

A. Taré. Génesis 11:31. Su indecisión lo condujo al estancamiento, y nunca alcanzó la tierra prometida por Dios.

B. Saúl. 1° Samuel 13. La impaciencia lo llevó a actuar imprudentemente, perdiendo así la oportunidad de que su linaje continuara en el trono.

C. Jonás. Al recibir la guía de Dios, decidió tomar un camino opuesto y casi le cuesta la vida.

D. El hijo pródigo. Lucas 15:11. Optó por alejarse, malgastar sus recursos y vivir sin freno alguno.

IV. Ejemplos bíblicos de buenas decisiones.

A. Moisés. Éxodo 33:15. Moisés pudo haber aceptado todo lo que Dios le ofrecía, pero en cambio eligió al Dios que le había hecho aquellas promesas.

B. Caleb. Génesis 14:6. Decidió reclamar una montaña como herencia; tras luchar por ella, fue bendecido con paz en su vida.

C. Josué. Josué 24:15. A pesar de la abundante oferta de dioses, Josué prefirió servir a Jehová.

D. Salomón. 1 Reyes 3. El rey supo que necesitaba sabiduría y entendimiento para cumplir los planes divinos para su pueblo.

E. El hijo pródigo. Lucas 15:11. Escogió regresar a casa, admitir su error, pedir perdón y ponerse en manos de su padre.

Conclusión

La realidad es que todos cometemos errores y tomamos decisiones equivocadas en algún momento de nuestras vidas. Lo importante es aprender de esos errores y usar esa experiencia para tomar mejores decisiones en el futuro.

Es importante ser honesto con nosotros mismos, reflexionar sobre nuestras decisiones pasadas y hacer los cambios necesarios para evitar tomar decisiones similares en el futuro. Además, es importante recordar que cometer errores es parte del proceso de aprendizaje y crecimiento, y que podemos aprender y crecer a partir de ellos.

  • ¿De qué decisiones equivocadas tomadas en el pasado te arrepientes?
  • ¿Eres consciente de cómo tus futuras decisiones pueden impactar para bien o para mal a ti y a los demás?

© Juan C. Planteiro. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones … Bosquejos Bíblicos

Deja un comentario