Creed a sus profetas

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos Bíblicos Predica de Hoy: Creed a sus profetas

Bosquejo Bíblico Texto Biblico: 2 Crónicas 20:1-3, 14-17, 20-22

Introducción

Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados.2 Crónicas 20:20

El Espíritu Santo descendió sobre Jahaziel, el cuál era levita, y en ese momento comenzó a profetizar sobre la situación que estaban viviendo Josafat y todo el pueblo de Israel. En medio de la situación difícil por la inminente invasión de tres ejércitos enemigos el rey humilló su rostro para buscar a Jehová y proclamó ayuno en toda la nación. La búsqueda de Dios generó una visitación del Espíritu de Dios, movió la mano de Dios a favor de Judá y vieron una gran victoria.

¿Cómo puede esta historia tener un desenlace tan insólito en la que los tres ejércitos enemigos que eran aliados se empiezan a matar entre ellos antes de enfrentarse a Josafat? La respuesta es sencilla, cuando Dios habla por medio de sus siervos nosotros debemos ser sabios en obedecer. Crean en el Señor su Dios y podrán permanecer firmes. Créanles a sus profetas y tendrán éxito». NTV

Muchas veces como seres humanos subestimamos a las personas que Dios separa para ser su porta voz, su ungido. Esta es una de las maneras en las que el enemigo trabaja para que la gente cierre sus oídos a lo que Dios está hablando en este tiempo.

“Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. 8 Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará?” Amós 3:7-8

Cada vez que Dios desea hacer algo especial con una persona o con su pueblo manifiesta su intención a través de los siervos de Dios por medio del Espíritu Santo. Cada uno de nosotros que tenemos el peso del ministerio sobre nuestras vidas debemos ser buscadores de la presencia de Dios, porque es por medio de una vida rendida a Cristo que Dios empieza a hablar y a dar sus directivas.

Ministrando estos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.Hechos 13:2

Fue así como siervos de Dios guiados por el Espíritu Santo llamaron a Bernabé y a Pablo para la predicación del evangelio. Pero como dije hace unos momentos, muchas veces los siervos de Dios somos menospreciados, tenidos en poco y subestimados a tan punto que las palabras que Dios entrega se vuelven infructíferas por la falta de fe en el corazón de los oyentes a la palabra.

Salió Jesús de allí y vino a su tierra, y le seguían sus discípulos. 2 Y llegado el día de reposo,[a] comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene este estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos milagros que por sus manos son hechos? 3 ¿No es este el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él. 4 Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa. 5 Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. 6 Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando.Marcos 6:1-6

Jesús no pudo hacer milagros en Nazaret porque continuamente lo subestimaban, lo ninguneaban y hasta se burlaban de Él. Dios mismo camino entre ellos pero no lo vieron, el versículo 6 dice: estaba asombrado por la incredulidad de ellos. No se usted, pero yo quiero llamar a Dios por mi fe y no que se asombre de mi incredulidad como en Nazaret.

Veamos algunos ejemplos de personas que creyeron a las directivas de Dios por medio de un siervo y fueron prosperados, tuvieron éxito.

I. La viuda de Sarepta (1 Reyes 17:8-16)

La sequía golpeaba fuertemente al reino de Israel a tal punto que el arroyo donde estuvo el profeta se había secado. Había muchas viudas en Israel, todas ellas estaban sufriendo hambre a causa de la sequía. ¿Cuál es la razón por la cual el profeta elije una viuda de Sidón?

Ella estaba lista para recibir la palabra del profeta. Dios escudriña los corazones y sabía que ella era tierra fértil para un milagro de provisión sobrenatural. Esta mujer le entrega al profeta todo lo que le quedaba y a partir de ese momento la harina y el aceite no escasearon durante todos los años que duró la sequía.

Si usted obedece a la palabra la provisión vendrá sobre su casa. La sequía no se detuvo, aunque la crisis azote el país sobre su casa habrá provisión. Una palabra profética transforma tu realidad en esta noche.

II. Naamán el sirio (2 Reyes 5:1-5, 8-15)

Naamán estaba gravemente enfermo a causa de la lepra. Oyó que en Israel había un profeta y creyó. Muchos otros leprosos había en Israel pero no eran sanados, este extranjero escuchó y creyó.

Se movilizó a buscar al profeta, Eliseo no le habló en persona, solo le mando a decir la palabra. En Siria había muchos médicos, grande sabios y ríos hermosos. La orden fue zambullirse en el Jordán. Aunque le costó, el sirio obedeció, ciertamente fue sanado, tuvo éxito, fue prosperado.

III. Pedro (Mateo 17:27)

Sin embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero;[a] tómalo, y dáselo por mí y por ti.

Es muy loco recibir una palabra así, pero Pedro no era como los de Nazaret, él conocía al maestro y sabía del poder de sus palabras. Obedeció, llevó su caña, hecho la línea al agua, saco el pez y le abrió la boca, ahí estaba la moneda. Tuvo éxito, fue prosperado.

Conclusión

Hoy día Dios sigue hablando por medio de sus siervos, hoy día sigue habiendo gente incrédula que no recibe la palabra, que la subestima y menosprecia. Pero también hoy sigue habiendo personas que creen en la palabra, que la obedecen, que tienen éxito y son prosperados.

© Ezequiel Moziman. Todos los derechos reservados.

Bosquejos Bíblicos .. Central de Sermones

Deja un comentario