Médico y Paciente

Reflexiones Cristianas

Cuando un médico en su consulta está en plática con su paciente, quien ha venido a consultar por un problema que siente, hay dos personas interesadas que están interactuando, esto se llama consultar. El médico viene a ser una especie de consejero podría decirse, un ayudador, un sanador, un esperanzador.

Este cuadro a mi me recuerda Mateo 18:18-20 – «De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. 19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos«.

¿Por qué digo esto?

Creo que la ciencia médica sacó a Jesucristo de sus labores y el médico se ha quedado de intruso haciendo solo ese trabajo y por eso hay mucho fracaso en nosotros y ya no solo fracaso, sino orgullo y ahora agregamos algo más: El Miedo que se ha apoderado del hombre de blanco y mucho más del mismo paciente.

Anuncios

Las personas que Dios ha dado acceso a sanar son los médicos, por eso tenemos un derecho que el nos ha conferido y no lo sabemos, eso es algo legal que lo ha dejado Dios mismo, pero como nos quedamos con la ciencia para nosotros solitos, por eso debemos recordar que debemos darle a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del César, entiéndase cumplir con nuestras responsabilidades para con lo físico y cotidiano y lo espiritual.

El médico que prefiere diagnósticos rebuscados , por ufanarse que ha encontrado el mal del paciente que le está consultando y luego se auto envanece o sea que se puede hacer vanidoso a causa de detectar el mal del otro y a veces sin poder poner mano sobre la persona que ha diagnosticado.

Debemos recordar que en la consulta se da un proceso especial cuando Dios está allí, cuando el enfermo viene con su fe a buscar sanidad y el médico está en sintonía y los dos allí ponen en manos de Dios todo lo que se lleva a cabo en el proceso, entonces es cuando hay esa esperanza.

Nunca es por nuestra propias manos, toda autoridad es delegada sobre nosotros para ejercerla de manera sabia y discreta.

Anuncios

Dios trabaja en lo secreto, por eso en la consulta médica se lleva a cabo algo milagroso que ni siquiera el mismo médico a veces ni está poniendo atención a lo que allí se lleva a cabo.

Cuando paciente y médico se ponen de acuerdo, allí interviene Dios mismo, Dios puede si quiere cambiar diagnóstico e incluso si quiere pronósticos. Esos son los destellos del árbol de la vida (Jesús) sobre el árbol del conocimiento (ciencia).

Lo que el médico confiesa o dictamina a su paciente debe ir muy afinado y descartado de otras enfermedades, pero en medio de todo, debe ir la esperanza, la cual no somos los que debemos quitarla de nuestros pacientes, sino más bien incrementarla.

Si el médico es creyente, tendrá más oportunidad de poder ver milagros en su vida como médico y tendrá mucha sabiduría al dar diagnósticos.

Actualmente nos encontramos con una nueva “enfermedad“, la cual no es enfermedad en si diría yo, sino que es un apellido COVID-19 a las enfermedades previas, las cuales como que toman una fuerza descomunal en el proceso pero solo con algunos pacientes y no en todos, pero que tienen un mismo comportamiento en las personas que le dan mucho realce y que se versan tanto como expectadores y ahora saben más que el mismo médico al parecer, por los tutoriales que aprenden.

Anuncios

Por eso, al ir al médico muchos de los que ven esos tutoriales informativos, les cuesta más creer en los diagnósticos médicos, ya que no ocurre el ponerse de acuerdo como dice la escritura de estar en sintonía con Dios.

El médico creyente, debe aumentar su fe en Jesús y el médico que no lo es aún en Jesús debe convertirse al Señor y poder comenzar un proceso de ver lo que antes nunca pudo ver. Como dice la escritura: «…al que cree todo le es posible…» (Marcos 9:23).

«Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.» Mateo 18:20 (RVR1960)

© Dr. Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Reflexiones Cristianas

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Predicas Cristianas... Predicaciones Cristianas

Remas de la Biblia: «Badal»

Rema de la Biblia que te recuerda que somos luz y que es necesaria la presencia del Espíritu Santo para hacer la diferencia.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.