Inicio / Predicas Cristianas / El Impacto de un Testimonio Fiel

El Impacto de un Testimonio Fiel

Estudios Biblicos | Predicas Cristianas

2 Corintios 8:16-24

INTRODUCCIÓN:

Un sargento inglés, quien estuvo destacado en Egipto durante la última guerra mundial, relata un incidente con relación a él mismo. “Formaba parte de nuestra compañía un soldado raso que se había convertido al evangelio durante nuestra estadía en la isla de Malta, antes de llegar a Egipto. A ese pobre hombre le hicimos la vida imposible, gastándole muchas bromas y haciéndole infinidad de maldades. Una noche lluviosa, llegó mojado y muy cansado, pero antes de acostarse, se arrodilló para orar. Como mis botas estaban sucias y pesadas por el barro que se les había adherido, le tiré una, pegándole por un lado de la cabeza, y luego la otra por el lado contrario; pero él no hizo caso de aquello, ni siquiera se incorporó, sino que continuó orando, y al terminar se acostó, quedándonos todos dormidos.

Pero al despertar, a la mañana siguiente, encontré mis botas limpias y lustradas al lado de mi cama. Sin decirme nada, ni prestarme atención siquiera, aquella fue la respuesta a mi malvada acción; y eso quebrantó mi corazón. Como resultado de ello, fui salvo aquel mismo día”. (501 Ilustraciones Nuevas, CBP. Pág. 262). ¡De cuán impacto es un testimonio fiel!

Los personajes que traemos hoy, fueron objetos de los más encumbrados elogios, y escogidos para una sagrada misión debido a su extraordinario testimonio. Uno de ellos es calificado con palabras de alabanzas por todas las iglesias.

El testimonio cristiano es un impacto para bien o para mal en los que nos ven y en los que nos oyen. ¿Qué huella estoy dejando mientras paso por esta tierra? Se nos dice que el carbón y el diamante son del mismo material, pero mientras el carbón absorbe la luz, el diamante la refleja. ¿Es su testimonio un carbón o un diamante? Veamos tres ejemplos bíblicos que fueron como el diamante. ¿Cuál es el impacto visible de un auténtico testimonio?

I. EL IMPACTO QUE VEMOS EN LA SOLICITUD POR AYUDAR A OTROS

1. Cuando Dios pone deseo en el corazón (v. 16).

En el presente pasaje podemos ver la otra cara del liderazgo de Pablo. Él no solo era un hombre apasionado por su Señor y la predicación del evangelio, sino un hombre tremendamente preocupado por el bienestar social de sus iglesias. Los hermanos de Jerusalén estaban pasando por una terrible hambruna que había sido profetizada. La sensibilidad de Pablo ante esta necesidad, condujo a levantar una gran ofrenda para paliar semejante crisis. A lo mejor usted no ha pasado por una situación de hambre extrema en su vida, pero según la descripción que se ha hecho, es simplemente algo terrible.

Así que para llevar semejante cantidad de dinero, había que seleccionar a los mejores, y entre ellos aparece Tito. William Ransey dijo que Tito fue “la figura más enigmática de la historia del cristianismo primitivo”. Su nombre significa: “El valiente defensor”, y es muy elogiado por Pablo una y otra vez en sus escritos. Su testimonio queda evidenciado por la sensibilidad de su corazón. Aquí observamos cómo el mismo Dios puso el mismo sentir para la obra que iba a cometer. El creyente de buen testimonio será siempre inquietado por Dios para buenas obras.

2. Estando solícito por su propia voluntad (v. 17).

Hay creyentes con un testimonio “solicito”; eso es, actúan solos y viven siempre como mejor les parezca. Obviamente su vida en lugar de impactar al mundo, ellos son impactados por el mundo. Pero mire el ejemplo de Tito. Se nos dice que estaba “muy solícito” para ayudar a sus hermanos de Corintios. Note como Pablo destaca su propia iniciativa: “…pero estando también muy solícito, por su propia voluntad partió para ir a vosotros”. Un testimonio “solícito” siempre pensará en bendecir a otros. Es el hombre y la mujer que se olvidan de sí mismos para invertir sus vidas en los demás.

Tito asumió por su propia cuenta la condición en la que vivían los hermanos de Jerusalén. Esta clase de hermanos nadie los empuja, hacen todo por “su propia voluntad”. Feliz la iglesia que cuenta con hermanos “Titos” para la tarea que ella les demande. Sin embargo, no siempre esto es así. No siempre tenemos hermanos solícitos para que hagan el trabajo. Pero si tenemos hermanos solícitos para chismes, murmuraciones o quejas. En no pocas veces vemos hermanos muy solícitos por aquellas cosas que el mundo y la carne atraen. ¿Cómo estoy impactando con mi testimonio?

3. Compañero y colaborador (v. 23).

Ahora vea otra señal de un auténtico testimonio. Pablo reconoce que Tito tenía unas cualidades excepcionales como creyente y discípulo. Siendo griego de origen, fue ganado por él en la cárcel. Desde allí Tito vio en el apóstol un hombre dedicado al Señor, aunque estaba preso. Pero lo más grande fue lo que Pablo vio en este nuevo discípulo. Tal era su testimonio y cualidades que le llamó “compañero y colaborador” (v. 23). Observe este detalle.

Pablo no tuvo planes de acompañar a los tres hermanos que fueron seleccionados para llevar la ofrenda a Jerusalén. Conociendo el carácter de Pablo, quizás quiso distanciarse de una participación personal en la responsabilidad de recolectar y llevar tan grande suma de dinero. Pero él sabía que no tenía a alguien mejor que su discípulo Tito a quien llamaría “verdadero hijo en la fe” (Tt. 1:4). “Compañero y colaborador” son dos cualidades distintivas de un buen carácter. Las dos están ligadas a la confianza y al trabajo en equipo. Pablo era un hombre muy cuidadoso en formar y escoger a sus discípulos (Hch. 15:37). Las iglesias hicieron su elección en base al testimonio para esta tarea; Pablo hizo la suya. El testimonio de Tito no lo iba a defraudar.

II. EL IMPACTO QUE VEMOS EN LA FORMA CÓMO SE ALABA EL SERVICIO

1. Lo que todos están diciendo (v. 18).

¿Quién era este hermano “cuya alabanza en el evangelio se oye por todas partes?”. Algunos han sugerido que la persona que despertaba esta alabanza entre las iglesias de Macedonia, pudo ser el mismo Lucas. Las razones que esgrimen son porque Lucas fue uno de los más cercanos a Pablo, pero también que por la universalidad de sus escritos, así como su capacidad para trabajar con las iglesias dando a conocer lo que otros habían tratado de poner en orden en torno a Jesús, era ampliamente aceptado.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Mensajes Cristianos... La uncion

Busca la uncion

Predicas Cristianas. busca esa unción que desciende de cielo; mientras adoras deja que esta vez el llene el templo, tu templo, el templo donde el Espíritu Santo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *