Consejos para una quinceañera

Piensa en la inteligencia como un joyero. Que sirva para guardar los mandamientos de Dios, «átalos a tu cuello, para que no te olvides de ellos, andando por el camino cuando estés en tu casa, al acostarte y al levantarte» (Proverbios 3:3, Deuteronomio 6:6). Que te sirva para guardar tus compromisos, sobretodo, los que haces con tus padres y tu familia y el voto sagrado que algún día tomarás.

Preséntele la Biblia.

La Biblia que te presento tiene mucho para que adquieras no solo inteligencia sino también sabiduría. La Biblia nos dice que el principio de la sabiduría es el temor a Jehová. También en la epístola de Santiago nos dice que si alguno tiene falta de sabiduría, la pida a Dios que puede dar en abundancia, puesto que Él es sabiduría.

La sabiduría a que me refiero no es la sabiduría humana, sino, la sabiduría espiritual. La Biblia nos enseña que el necio dice en su corazón no hay Dios. Pero tú sé sabia y siempre ten presente que Dios está en todas partes y está listo para brindarte ayuda en el momento de tu más grande necesidad.

Hoy luces radiante con tu vestido blanco. Lo blanco en nuestra sociedad significa pureza e inocencia. En la Biblia, sin embargo, lo blanco tiene un significado muy elevado. No solamente significa pureza e inocencia, sino justicia, o sea, estar «bien delante de Dios».

El humano obtiene su justicia no por sus propias obras, sino por los méritos de Jesús, por la sangre que derramó en el Calvario por tus pecados y los míos. Es a través de la sangre de Cristo que el Padre nos considera como si nunca hubiésemos pecado.

Nos presentamos delante de él con un corazón y conciencia limpia, libre de la condenación que la humanidad trajo sobre sí cuando desobedeció en el Edén.

Cuando una persona dice que es «salvo», lo que quiere decir es que es libre de la paga del pecado que es la muerte. Al aceptar a Jesús como Salvador y Señor, la Biblia dice que pasamos de muerte a vida eterna.

El consejo de la Palabra de Dios es: «En todo tiempo sean blancos tus vestidos y nunca falte ungüento sobre tu cabeza» (Eclesiastés 9:8), en otras palabras, vive siempre una vida pura y justa y que nunca te falte la unción de Dios.

Preséntele la corona.

La corona significa realeza. Hoy en tu día especial, eres la «princesa». Con Cristo por tu Señor y hermano mayor puedes ser más que «princesa por un día», puedes serlo por toda la eternidad.

La Biblia nos dice que los que reciben a Cristo como Salvador les da potestad de ser hechos hijos de Dios, y si hijos, también coherederos con Jesucristo.

¿No es maravilloso que puedas ser tu coheredara con el Unigénito de Dios? Mi consejo es que busques a Cristo para recibirlo como Salvador de tu alma para que un día seas coronada con la corona de la vida y puedas reinar con Él por toda la eternidad.

Preséntele el anillo.

Este anillo es simbólico también. El te recordará que Dios te ama. La Biblia dice, «Con amor eterno te he amado». (Es por esto que en las bodas se presentan anillos como palabra de que ambos permanecerán fieles el uno al otro.

Yo te aconsejo que este anillo lo hagas significar tu palabra empañada en varios niveles. Primeramente, de tu amor por Dios. Así como Él te ama, tú correspóndele obedeciendo sus mandamientos. Mantén tu vida ligada a Él. Luego, que sea símbolo de amor por tus amistades, sobre todo el «amigo» que te corteje.

Muchas personas no quieren escuchar que el tener relaciones íntimas antes del matrimonio causa daño físico, mental y emocionalmente a los involucrados. El guardarte casta hasta el día de tu boda significará que te habrás guardado tan especial para «ese hombre especial» y eso es una muestra de verdadero amor.

Amor que luego podrás trascender a los hijos que Dios te dará. Finalmente, este anillo puede significar el amor propio. El que te permitas elegir guardarte de una situación que después te pese o que después sientas gran culpa o incluso contraigas enfermedad. Shakespeare dijo «A ti mismo se fiel».

Mas la Palabra de Dios nos enseña que debemos serle fiel a Dios. El tener continencia significa tener auto-estima, es respetarte a ti misma y es amar a Dios quien te formó.

Preséntele la muñeca.

De las etapas de la vida, sin duda el de la niñez es la más bonita. Cuando llegamos a adultos, muchas veces queremos volver a ella. Es que todas las cosas son tan bonitas y tan alegres que hasta los problemas, si los hay, son agradables. La muñeca de la quinceañera simboliza la perfección de la juventud, el momento cuando una niña llegar a ser una señorita.

Acerca A . Adrián Olivas D.

Pastor de Templo Betesda, Asambleas de Dios. Localizado en: Templo Bethesda De Dios 7118 E Whitmore Ave, Hughson, CA 95326. Para más información llame al: (209) 537-9380

También Revise

Dios te ama de todas maneras | Predicas Cristianas

Dios te ama de todas maneras

Predicas Cristianas. Dios es un Dios de oportunidades, te ama de todas maneras, No desaproveches la oportunidad. Estaba Jesús enseñando en el templo, cuando...

Un comentario

  1. Víctor Hugo Santos Gámez

    Bendiciones por el esfuerzo que hecho y la dedicación al escribir esta hermosa reflexión. Excelente. Yo también pertenezco al Concilio de las Asambleas de Dios, aquí en Guatemala…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *