Inicio / Bosquejos Biblicos / El Tabernáculo de David

El Tabernáculo de David

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

El tabernáculo de David es una figura profética de este nuevo pacto (Hebreos 8:7-13) donde Dios ya no juzgará a los cristianos conforme a nuestros actos, sino conforme a la fe en nuestro Señor Jesucristo, que nos hace justos a través del Sacrificio de Cristo en la cruz.

La adoración perpetua en el Tabernáculo de David

Amos 9:11 En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;

9:12 para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom, y a todas las naciones, dice Jehová que hace esto.

En la Biblia observamos la presencia de dos tabernáculos;

El de Moisés y el de David.

El tabernáculo era como una especie de tienda de campaña grande, con varias capas de telas, las de dentro de lino y bellamente decoradas y las de fuera de pieles de carnero y finalmente de tejón. Con esto Dios quería ir enseñando al pueblo como sería la reconciliación que llevaría al hombre a retornar a la posición de privilegio original.

El Tabernáculo de Moisés estuvo en funcionamiento desde el año 1941 A.C.  hasta que aproximadamente en el año 1012 A.C. se edificó por el rey Salomón el templo en Jerusalén (I de Reyes 6).

El propósito que quería Dios con la construcción del tabernáculo era “habitar en medio de su pueblo”. Veamos en Ex 25:1-9, en la Versión de nuestra Biblia Reina Valera 1960

Pero el tabernáculo de Moisés fue declinado en su funcionalidad por causa de un mal sacerdocio, lleno de religiosidad exterior. Esto provocó una ofensa en Dios, pues nunca estuvo en su plan una religión y menos una religión muerta para Israel.

Acerca José Juan Escrihuela

Revise también

Bosquejos Biblicos - Cuidarnos de nuestra humanidad

Cuidarnos de nuestra humanidad

Bosquejos Biblicos - ¿Por qué Cristo, necesitó humanarse? Porque necesitábamos a alguien que tuviera éxito, que venciera donde Adán falló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *