Inicio / Bosquejos Biblicos / La gloria de Dios

La gloria de Dios

Bosquejos Bibllicos – Bosquejos para Predicar

“¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!  Has puesto tu gloria sobre los cielos; De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo. Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar. ¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!” Salmo 81-9

– Este salmo es profético, ya que Dios profetiza al hombre lo que es en realidad.
– En este salmo vemos la realidad del ser humano y la realidad de Dios.
– Es importante que entendamos cual es nuestra realidad, si vivimos fuera de nuestra realidad viviremos una irrealidad y cosecharemos una ficción.

Dios es Señor.- “Oh Jehová, Señor nuestro”

– Dios es nuestro Señor, esto significa que debemos obedecerle, ser sus ovejas,
– El nombre de Dios es glorioso en toda la tierra “Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!”
– ¿Como se glorifica en nombre de Dios?

1) Con los humildes.

“V.2 De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza”

– Los humildes glorifican a Dios.
– Los humildes hacen que el poder de Dios caiga sobre la tierra.
– Humilde es el que se sabe impotente y sabe que es Dios quien va a hacer la obra.
– Dios hace cosas tremendas con los que saben que no pueden hacer nada, pero continúan actuando esperando que Dios haga lo que el hombre no puede hacer

2) Con la creación.

V.3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste,

– Los cielos son un testimonio continuo de la gloria de Dios
– Estamos en la tierra, la tierra es un pequeño planeta del sistema solar, el sistema solar es un pequeño sistema dentro de la vía láctea, y la vía láctea es una de las constelaciones más pequeñas del cielo.
– Ningún telescopio ha logrado ver el principio ni el fin del universo
– Con todo sabemos que el universo es finito, porque el único infinito es Dios, es decir que cuando el universo acabó, Dios continua existiendo.

V.4.- Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

– Cuando uno ve la magnificencia del cielo no puede menos que sentirse pequeño y alabar la grandeza de Dios.
– La gloria de Dios se manifiesta en el cielo
– Levanten los ojos, miren el cielo, las estrellas, dejen de mirar el cemento y te sentirás en tu lugar.

3) La gloria de Dios está en el hombre.

V.5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.

– Dios ha comprometido su gloria con nosotros
– Dios nos puso una corona de gloria
– Cuando estamos cerca de Dios, su gloria nos corona.
– La gente puede ver la gloria de Dios a través tuyo si lo crees y te acercas a Él.

4) La gloria de Dios se manifiesta en la autoridad que Dios nos ha dado sobre la tierra.

V.6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies:

– Dios nos creó, pero nos dejó a nosotros para que lo gobernáramos.
– El mundo y todo lo creado está bajo nuestra autoridad
– Los versículos posteriores nos muestra sobre que nos ha dado Dios ha dado autoridad:

La tierra:

V.7 Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, El aire:

V.8 Las aves de los cielos El mar: Los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

– Toda la tierra está bajo nuestra autoridad
– Dios nos ha hecho señores de la creación y nos ha dado la capacidad para gobernar la tierra.
– Nuestra autoridad sobre la tierra es una prueba de la gloria de Dios
– El hombre caído puede usar mal este don, pero aún en los casos en que se usa mal vemos el poder de Dios dándonos autoridad sobre la creación

5) Dios es glorificado cuando tú le reconoces como Señor de tu vida.

– Cuando tu le das lugar a Dios, el poder de Dios se manifiesta en la tierra y la gente puede verlo
– Es algo maravilloso. Es como la luna que refleja la luz del sol.
– Somos participantes de la gloria de Dios, cuando lo reconocemos como Señor de nuestras vidas, cuando le obedecemos.

Acerca Hugo Asenjo Riquelme

Revise también

Predicaciones Cristianas - La gloria postrera

Sanando el cuerpo y alma

Bosquejos Biblicos... Las siete zambullidas de Naamán nos revelan 7 cosas a las que debemos renunciar para ser sanos en cuerpo y alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *