Inicio / Bosquejos Biblicos / Como sanar nuestros paises

Como sanar nuestros paises

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

TEXTO:  «…Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra…» 2 Crónicas 7:14

INTRODUCCIÓN

Basta con leer el periódico o mirar las noticias para darse cuenta la situación que vive no solo mi país sino el mundo entero. Divorcios, unión libre, legalización de la homosexualidad, aborto, delincuencia, asesinatos, falta de amor en los hogares etc.

Anuncios

Todas estas cosas hablan de que cada vez está más deteriorada la sociedad en que vivimos, y esto cada vez más nos arrastrara a cosas peores, así que es urgente que la Iglesia del Señor haga algo al respecto

Usted se estará preguntando: ¿Qué podemos hacer para cambiar estas cosas? En el texto que está arriba Dios nos da la fórmula para que las cosas empiecen a cambiar en nuestras naciones…

BOSQUEJO

I. SI SE HUMILLARE MI PUEBLO

Anuncios

¿Qué significa Humillarse? El diccionario define esta palabra como:  Rendirse, doblegarse, agacharse, pisotearse

1) Humillarse ante Dios reconociendo que sin él  no somos nada.  Hay personas que dicen “Yo no me humillo ante nadie!… pero lo cierto es que ante Dios debemos de humillarnos porque no somos nada delante de Él.

Debemos reconocer que estamos en bancarrota espiritual. Por eso la Palabra dice: “…BIENAVENTURADOS LOS POBRES EN ESPIRITU PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS…» Aquí no se habla de pobreza financiera sino de espíritu. Bancarrota espiritual es reconocer que yo no soy nada, o que por mi capacidad no puedo hacer nada, necesito la Gracia de Dios

También quiere decir humillarse entre los hermanos, o sea, ser servidor de todos. Jesús primero nos enseña cómo hacerlo, y después nos desafía a que hagamos lo mismo. (Narrar historia de Jesús lavando los pies de sus discípulos … y hacer  énfasis en Juan 13:13-15)

II. ORAREN

Anuncios

  • Esto debe de ser una disciplina en el pueblo de Dios… Orar… Hablar con Dios…
  • Por eso el Apóstol Pablo nos recomienda “...Orad sin cesar…” 1 Tesalonicenses 5:17
  • Jesús mismo siendo Dios hijo practicaba una vida de oración diaria, cosa que así se mantenía en constante comunión con el Padre celestial.

III. BUSCAREN MI ROSTRO

Buscar su rostro es diferente a orar. Orar es hablar con Dios y puede hacerlo en la iglesia, en su casa, en su baño, en el metro, en su trabajo, etc. Pero buscar su rostro habla de tener intimidad.

Podemos hablar con él en todos lados puesto que él es omnipresente. Que puede estar en todos los lugares a la vez; pero para tener intimidad, para buscar su rostro debo de pasar tiempo con él a solas, conocerle, y que él me conozca.

Busque un lugar en su casa donde esté completamente solo, ponga una buena adoración y tenga intimidad con nuestro Dios.

Buscar su rostro no es cuestión de 5 minutos, hay que pasar tiempo con él, anhelando su presencia, clamando, adorando hasta que usted sienta que se conecta con el cielo, una vez logrado eso, es como si se detuviera el reloj y usted allí podría pasar horas en su presencia.

IV. SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS

Parece mentira pero esto le dice Dios no a los no creyentes, sino a su pueblo. Cabe la pregunta: ¿Será que en el pueblo de Dios hay gente que necesita arrepentirse de sus malos caminos?

Dentro de la Iglesia hay personas llenas de orgullo y vanagloria, incluso ministros. Gente que miran por encima a otras personas marcando clases sociales, cuanto todos somos iguales en Cristo.

Creyentes Idólatras, que siguen poniendo personas y cosas en el lugar que solo le corresponde a Dios, Personas llenas de envidia

TENEMOS QUE ARREPENTIRNOS DE NUESTROS MALOS CAMINOS….

Porque entonces, solo entonces… (Lo segundo solo viene si entonces se cumple lo primero…)

V.  YO LOS OIRÉ DESDE LOS CIELOS

Se da cuenta, porque muchas veces Dios no oye nuestras oraciones.

VI. PERDONARÉ SUS PECADOS

Obtendremos el perdón

VII. Y SANARÉ SU TIERRA

Dios sanará nuestros amados países de la corrupción, del pecado de la miseria, de toda la idolatría etc.

CONCLUSIÓN

Leí en las redes sociales que un gobernante dijo a su nación: No miren al cielo porque la salvación nuestra no vendrá desde el cielo, sino que la salvación este pueblo  vendrá solamente del pueblo… (Haciendo una referencia a la frase popular “Solo el pueblo salva al pueblo”

Creo que sin saberlo este gobernante habló una gran verdad… “Solo el pueblo… si… el pueblo de Dios puede salvar a nuestros países, ¿Cómo? Si hacemos lo que Dios dijo en su Palabra que hagamos, que nos humillemos pidiendo misericordia por nuestras naciones, que oremos, que busquemos su rostros y que nos arrepintamos de nuestros pecados, entonces el nos oirá, nos perdonará y sanará nuestras naciones, ¡bendiciones!!

© Tony Farachio

Acerca Ps. Tony Farachio

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Capacitados

Capacitados por el Espíritu Santo

Bosquejos Biblicos. Si no somos capacitados para lo que hemos sido llamados, jamás seremos siervos y siervas efectivos en la obra del Señor. El ser capacitado..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *