La carne vs. el Espíritu

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos Texto Biblico: Romanos 8:13 «porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis

Introducción

Desde el principio de la creación vemos que el bien y el mal se oponen entre si, por el simple hecho de ser muy diferentes. Hoy en día quizás no se ve visiblemente a algo o a alguien que represente ante los ojos de todos tanto el bien como el mal. Pero si analizamos esto dentro del ámbito espiritual nos daremos cuenta que hay dos puntos claves que caracterizan a la perfección a estos dos polos totalmente opuestos. El bien es representado por el ESPÍRITU y el mal es representado por la CARNE.

I. La batalla interna (Gálatas 5:17)

«Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis..»

La carne con el espíritu se oponen entre si, para que no hagamos lo que queramos, porque tanto el uno como el otro quieren que uno haga lo que ellos quieren, y obviamente que sus deseos se oponen entre si.

Uno como cristiano debiera siempre dejarse guiar por el espíritu de Dios que esta en nosotros, porque el ocuparse de Él es vida y paz, porque la carne lleva a la muerte, ya que los que son de la carne piensan en las cosas de la carne y los que son del espíritu piensan en las cosas del espíritu.

II. No vivimos según la carne (Romanos 8:8-9)

«y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.«

Nosotros los cristianos no vivimos según la carne (si es que el espíritu de Dios mora en nosotros). Tenemos que orar y velar ya que el espíritu está dispuesto a un área sobrenatural, ha indagar en lo profundo de Dios.

III. La carne es débil (Marcos 14:38)

«Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.«

Pero hay que tener presente que la carne es débil y que si no somos capaces de dominar la carne, esta nos dominara y nos destruirá hasta llevarnos a la muerte y nunca lograremos agradara a Dios.

Todos tenemos libre albedrío de hacer o deshacer, de seguir o renunciar a todo aquellos, pero sobre toda cosa nos juzgará Dios.

Conclusión

Como fieles cristianos, tenemos que estar conscientes de que la carne es débil, y que sin la interacción de la oración diaria, nuestro espíritu se debilita, y seremos un blanco fácil para el enemigo.

Todos tenemos una batalla interna, es decir, nuestro espíritu y los deseos de la carne, y esto es algo que puede afectarnos negativamente, y en ocasiones muchos son los que caen en la batalla. Sin embargo, cuando mantenemos una línea de comunicación directa con Dios (la oración), Él nos fortalece en el espíritu, y es entonces que podemos superar las limitaciones de la carne.

Dios siempre habla con la misma intensidad, si UD oye su voz más fuerte o más despacio analice quién es el que se acerco o alejo de Él.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Bosquejos para Predicar

Acerca Pedro Blanco

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Terrenos espinosos

Terrenos espinosos

Bosquejos para Predicar. La parábola del sembrador. Hoy vamos a reflexionar en El terreno espinoso. Es decir, personas de corazón ahogado por los espinos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *